JULIAN ASSANGE: Tiene todos los síntomas de haber sufrido tortura psicológica, dictamina el experto de la ONU

«Julian Assange ha estado expuesto deliberadamente, durante un período de varios años, a formas progresivamente severas de tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes, cuyos efectos acumulativos sólo se pueden describir como tortura psicológica», dice el comunicado del Relator especial de la ONU para la tortura, Nils Melzer. A estas conclusiones llegó Melzer tras visitar a Assange acompañado por dos médicos especialistas en el reconocimiento de víctimas de torturas, quienes realizaron un examen completo al periodista australiano. El experto de la ONU expresó su preocupación por la integridad de Assange si es extraditado a EEUU. M.Mestre

Julian Assange sufre torturas psicológicas, dice el Relator Especial de la ONU

Nils Melzer, el Relator Especial de la ONU sobre tortura, visitó a Julian Assange, principios de mayo en la prisión de alta seguridad de Londres, Belmarsh

STEPHANIE NEBEHAY / REUTERS

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha sufrido «torturas psicológicas» como consecuencia de una campaña de difamación en su contra por parte de los medios de comunicación, jueces y figuras políticas de alto nivel, dijo el viernes el  investigador de derechos humanos de las Naciones Unidas.

Nils Melzer, el relator especial de Naciones Unidas sobre la tortura que visitó a Assange en la prisión de alta seguridad de Londres el pasado 9 de mayo, expresó su preocupación por los nuevos cargos penales de Estados Unidos contra Assange y reiteró un llamado para que no sea extraditado.

Assange estaba demasiado enfermo el jueves de esta semana, como para comparecer a través de una video-conferencia desde la prisión británica, en la audiencia sobre la solicitud de extradición de Estados Unidos, dijo a Reuters su abogado Gareth Peirce. Assange permanece en la enfermería de la prisión. ·

«Assange ha estado expuesto deliberadamente, durante un período de varios años, a formas progresivamente severas de tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, cuyos efectos acumulativos sólo se pueden describir como tortura psicológica», dijo Melzer en un comunicado.

El  profesor suizo de Derecho, un experto independiente, estuvo acompañado en la visita a la prisión por dos expertos médicos especializados en examinar a las posibles víctimas de tortura y otros malos tratos, según el comunicado. Hablaron con Assange en privado y realizaron una «evaluación médica completa».

«Era obvio que la salud de Assange se había visto gravemente afectada por el ambiente extremadamente hostil y arbitrario al que había estado expuesto durante muchos años», dijo Melzer. «Además de las dolencias físicas, mostró todos los síntomas típicos de la exposición prolongada a la tortura psicológica, incluido el estrés extremo, la ansiedad crónica y el trauma psicológico intenso».

Estados Unidos persigue la extradición de Assange -quien fue sacado a rastras de la embajada ecuatoriana en Londres el pasado 11 de abril después de que su asilo de siete años fuera revocado-  por una de las mayores filtraciones de información clasificada.

El australiano, ahora de 47 años, se había saltado la fianza y se había refugiado allí en 2012 para evitar la extradición a Suecia por una investigación de agresión sexual que luego fue desestimada. Suecia reabrió la investigación a principios de mayo.

Estados Unidos acusa a Assange de espionaje, diciendo que publicó ilegalmente los nombres de fuentes clasificadas y conspiró junto a la ex analista de inteligencia del Ejército Chelsea Manning para obtener acceso a información clasificada. Se enfrenta a 18 cargos criminales en EEUU y  décadas en prisión si es declarado culpable.

«Mi preocupación más urgente es que, en los Estados Unidos, el Sr. Assange estaría expuesto a un riesgo real de violaciones graves de sus derechos humanos, incluida su libertad de expresión, su derecho a un juicio justo, y el riesgo de ser objeto de torturas y tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes», dijo Melzer.

Assange llegó a los titulares internacionales en 2010 cuando WikiLeaks publicó un video militar clasificado de los Estados Unidos que mostraba un ataque de 2007 de los helicópteros Apache en Bagdad en el que murieron una docena de personas, incluido el personal de noticias de Reuters.

«Desde 2010 ha habido una campaña implacable y sin límites,  de movilización pública, intimidación y difamación contra Assange, no sólo en los Estados Unidos, sino también en el Reino Unido, Suecia y, más recientemente, en Ecuador», Melzer. dijo, apuntando a la prensa y las redes sociales, y figuras políticas y magistrados judiciales no identificados que participan en el caso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: