ORIENTE MEDIO: El «Equipo B» de aliados de EEUU conspiró para que Trump declarara la guerra a Irán

El canciller iraní ha revelado que su gobierno posee pruebas de la conspiración del llamado Equipo B (por las iniciales de Bolton, Bin Salman, Bin Zayed y Benjamin Netanyahu) para realizar atentados y sabotajes de falsa bandera con el objetivo de acusar a Irán y provocar el inicio de una guerra por parte de EEUU. ¿Hasta cuando el «B Team» abusará de nuestra paciencia? Es decir, la nuestra, la de la humanidad amenazada por sus intentos de organizar una conflagración que tendrá consecuencias mundiales. Hace 2082 años, un cónsul de Roma llamado Cicerón, denunciaba a un conspirador ante el Senado de Roma, con palabras que hoy alguna figura pública debería tener el valor de pronunciar en la tribuna de las Naciones Unidas para condenar las acciones de una banda de sediciosos que atentan contra la paz mundial. Como Cicerón dijo:  «¿Cuándo nos veremos libres de sus sediciosos intentos? ¿A qué extremos nos arrojará su  desenfrenada audacia?”. El conspirador, al verse  denunciado en el Senado de Roma, huyó. M. Mestre

Canciller iraní: «Sus aliados estaban a punto de llevar a Trump a una guerra»

 

Mohammad Javad Zarif a través de su cuenta de Twitter ha indicado que Teherán tiene pruebas, entre otras, de «compras de lanchas y planes de atribuir ataques a petroleros a Irán».

Rt

Este sábado, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, ha publicado en su cuenta en Twitter que Teherán dispone de varias evidencias de que el llamado grupo ‘B_Team’ ha estado a punto de llevar al presidente de EEUU, Donald Trump, a una guerra.

Dicho grupo incluye al asesor de Seguridad Nacional de EEUU, John Bolton; al príncipe heredero saudita, Bin Salmán; al asesor de Seguridad Nacional de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Sheikh Tahnoon Bin Zayed, y al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. El nombre del grupo se formuló por las letras ‘B’ de los nombres o apellidos de dichos políticos y líderes, adversarios de Irán.

«Más evidencias —incluida la violación del espacio aéreo iraní por parte de un dron espía MQ9 el día 26 de mayo, las compras de lanchas rápidas y las llamadas telefónicas que planean atribuir ataques de barcos a Irán— indican que el ‘B_Team’ estaba a pocos minutos de atrapar a Donald Trump en una guerra», reza la publicación, que está acompañada por un fragmento de mapa.

En dicha imagen se ve la trayectoria de un dron estadounidense MQ-9 Reaper, que se estaba desplazando dentro de la región de información de vuelo de Irán (FIR, por sus siglas en inglés): un espacio aéreo de dimensiones definidas en el que se prestan servicios de información de vuelo y servicios de alerta.

«La prudencia lo impidió, pero el terrorismo económico genera tensión», ha añadido el ministro iraní, en aparente referencia a la reciente declaración de Bolton de que los ataques planeados por administración Trump contra Irán fueron detenidos gracias a la «prudencia» de EEUU. Horas antes, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., indicó que Irán no debe «confundir la prudencia y la discreción de Estados Unidos con la debilidad».

Estos comentarios del asesor de Seguridad Nacional de EEUU, se han producido pocos días después de que el presidente Donald Trump anunciara que había suspendido los ataques militares contra Irán. Según el mandatario, cambió su decisión de dar el visto bueno a atacar a la República Islámica luego de enterarse de que aproximadamente 150 iraníes serían asesinados, lo que habría sido desproporcionado al derribo del dron estadounidense por parte de Teherán, un hecho que incrementó la escalada de tensión entre ambas naciones.

Este sábado, el canciller iraní publicó una serie de mapas que describieron de manera detallada la ruta del dron de EEUU, Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk, derribado por los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI) este 19 de junio. Las imágenes confirman la versión de Teherán que este avión no tripulado había violado el espacio aéreo iraní antes de ser derribado.

El Comando Central de EEUU (CENTCOM, por sus siglas en inglés), por su parte, ha negado que su dron RQ-4 Global Hawk haya ingresado al espacio aéreo de Irán y difundió otro mapa con una ruta de vuelo que respalda su afirmación. La imagen parece concordar con la trayectoria divulgada por Teherán, a excepción de la registrada en los momentos previos al derribo. Ambos mapas muestran que la aeronave primero atravesó el estrecho de Ormuz hacia el golfo de Omán, donde se mantuvo en vuelo hasta que inició su regreso por la misma ruta hacia el golfo Pérsico.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: