MINERÍA ESPACIAL: La industria recontramultimillonaria que, literalmente, se nos puede caer encima

La NASA declaró recientemente que el asteroide 16 Psyque contiene minerales y piedras preciosas que en la Tierra tienen el valor de 700 quintillones de dólares (700 seguido de 30 -treinta- ceros), y los medios de todo el mundo dieron la noticia en tono sensacionalista, pero pocos informaron acerca de la industria de la minería espacial que se nos viene encima. Sí, literalmente:  se nos puede «caer encima».  Teniendo en cuenta que el oro y los principales minerales que hoy se extraen de la corteza terrestre, llegaron a nuestro planeta con la  lluvia de meteoritos de hace 4.000 millones de años, los asteroides cercanos a la Tierra son candidatos para las primeras actividades mineras espaciales. Se barajan tres opciones: 1) traer materia prima de los asteroides y extraer los materiales en la Tierra; 2) procesarlos in situ y traer sólo material útil; 3) transportar el asteroide a una órbita cercana a la Luna, la Tierra o a la Estación Espacial Internacional para extraer los materiales útiles. Ni qué decir, que la tercera opción es la más peligrosa para nuestro planeta, teniendo en cuenta el alto grado de irresponsablidad, soberbia y chapucería, tan propio de la especie humana. El tema no es nuevo, ya en 1980, la NASA presentó un proyecto para crear una fábrica automatizada en la Luna para refinar el regolito lunar, que es la alfombra de polvo y pequeños fragmentos rocosos que cubre el suelo del satélite natural de la Tierra.  En 1997 ya se especuló que un asteroide metálico relativamente pequeño contiene más de 20 billones de dólares en metales preciosos, según precios de aquel momento. Ya entonces se dijo que el asteroide 16-Psyque contendría tanto hierro y níquel como la producción mundial de varios millones de años (sic); y que, además, contendría metales preciosos. El asteroide 16-Psyche fue descubierto en 1852, pero hasta 1997 no hubo sondas espaciales dedicadas a la investigación de los asteroides. En 2010, una sonda de la Agencia Japonesa de Investigación Aeroespacial, trajo a la tierra por primera vez material de un asteroide para analizar. En 2014, Japón volvió a enviar una sonda para recoger material de otro asteroide, cuyo regreso a la Tierra se espera para 2020. En 2012 un grupo de multimillonarios  se propuso lanzarse a la minería espacial. En 2016, tras observaciones con el Telescopio infrarojo Facility de la NASA, la directora científica de la misión Psyche de la NASA calculó que sólo en hierro, el valor de este asteroide sería de 10 trillones (10 seguido de 18 ceros) de dólares. Con esas cifras en mente, en 2017 la NASA aprobó un proyecto para explorarlo con una sonda a la que dio el mismo nombre que el asteroide. La sonda saldrá de la Tierra en 2023 y llegará al asteroide en 2030. M.Mestre

Un asteroide valorado en 700.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000 de dólares

 

Haya sido el Big Bang, Midas o Dios mismo, no necesitamos realmente desentrañar el misterio de los orígenes del oro,  cuando ya hemos identificado un asteroide valorado por la NASA en 700 quintillones de dólares en metales preciosos.

RT

Si algo puede poner  en marcha la carrera espacial de la minería de metales, será este asteroide llamado Psyche 16, que se situará entre Marte y Júpiter y transporta suficientes metales que de ser repartidos entre cada habitante del planeta, le correspondería a cada uno cerca de un billón de dólares. Las enormes cantidades de oro, hierro y níquel que contiene este asteroide son extraordinarias. El descubrimiento de su composición se ha hecho  ahora (N.de la E. el Psyche 16 fue descubierto desde Nápoles en 1852), capturarlo es otra cuestión. La NASA planea hacer precisamente eso.

El veterano minero Scott Moore, director ejecutivo de EuroSun Mining,  dice “los ‘titanes del oro ahora controlan cientos de las minas  más productivas del mundo, pero los 4-5 millones de onzas de oro que sacan al mercado cada año palidecen en comparación con las conquistas disponibles en el espacio«. En las próximas décadas, si quieres ser un «titán» del negocio del oro, tendrás que salir de la Tierra,  los verdaderos titanes estarán en el espacio.  Moore lo sabe bien, porque  encabeza una pequeña empresa minera  que busca su lugar junto a los grandes, con la mina de oro en desarrollo más grande de Europa.

La fiebre del oro del siglo XXI

¿Podemos realmente extraer este oro del espacio ? Esa es la pregunta del quintillón de dólares, ciertamente. Hablando con Outerplaces, el profesor John Zarnecki, presidente de la Royal Astronomical Society, estima que llevaría alrededor de 25 años probar si es posible,  y 50 años para comenzar la producción comercial.  Por supuesto, todo depende de dos cosas clave: la viabilidad económica y nuestro avance de la tecnología espacial. Además, no estamos solos, recordó el profesor. Hay otras potencias mundiales que también quisieran tener en sus manos ese asteroide. China, se ha propuesto realmente triunfar en esta carrera.

Mitch Hunter-Scullion, fundador de Asteroid Mining Company, con sede en el Reino Unido, señaló  a la BBC que éste es definitivamente el próximo «boom» de la industria. Una vez que tengamos  la infraestructura, las posibilidades son casi infinitas , dijo. «Hay una cantidad astronómica de dinero que pueden ganar aquellos lo suficientemente audaces para enfrentar el desafío de la carrera por los  asteroides».

Moore, de EuroSun, está de acuerdo: «Lo que estamos haciendo en el suelo ahora puede ser impresionante, pero como todo lo demás, incluso la exploración de oro en el espacio es sólo una cuestión de infraestructura. Llegaremos a ello «.

Pero no se trata sólo de las perspectivas de los quintillones de dólares que hay en el  Cinturón de Asteroides, que se encuentra a 750 millones de kilómetros de la Tierra.  «Este puede ser el Santo Grial de la exploración espacial para el oro, pero no será la primera parada en esta aventura», dice Moore.

También hay asteroides cercanos a la Tierra, que pasan cerca de nuestro planeta  y podrían ser empujados a una órbita desde la cual se podrían extraer el agua y otros elementos. También está la Luna, que contiene recursos de oro y metales del grupo del platino al Helio-3,  agua y  metales de las tierras raras. A pesar de que las operaciones mineras requieren gravedad y la Luna es sólo una sexta parte de la Tierra, los científicos dicen que hay suficiente gravedad para que funcione.

El mercado minero mundial de asteroides

Sí, ya existe un mercado global para la minería de asteroides, y Allied Market Research estima que alcanzará los 3.800 millones de dólares en 2025, contando las misiones espaciales en curso y futuras, el aumento en el ingreso de inversiones en tecnologías de minería espacial y el creciente uso de materiales impresos obtenidos de asteroides en la tecnología de impresión 3D.

Según Allied, mientras que el segmento de diseño de naves espaciales de este mercado representó cuatro quintas partes de los ingresos totales en 2017 y se espera que continúe dominando hasta 2025, el gran cambio aquí será en el segmento de minería espacial, o el «segmento de operación «. Se espera que ese segmento crezca más del 29% para 2025 «debido a un aumento en la inversión por parte de actores públicos y privados en tecnologías de minería espacial para la explotación de recursos».

No se puede pensar en la minería espacial como algo que sucederá repentinamente en 25 o 50 años», dice Moore, de EuroSun. «Ya está sucediendo desde una perspectiva de inversión. Y el Cinturón de Asteroides es sólo un aspecto de este mercado. Todo el mercado espacial global ya tiene un valor de cientos de miles de millones «.

De hecho, Morgan Stanley estima que la economía mundial del espacio hoy vale 350 mil millones de dólares.  Para el año 2040, el cosmos  tendrá un valor de  2.7 billones de dólares. 

El Asteroide Psyche-16 tampoco es lo único que interesa en el Cinturón. Otro pequeño asteroide de 200 metros de longitud podría valer 30 mil millones de dólares, en platino.

¿Quién llegará primero?

China está centrada en dominar esta carrera, y ese es un juego más fácil para un país que controla todas las principales compañías de recursos naturales y mantiene una estrecha relación con los desarrolladores de tecnología.

Eso no quiere decir que Estados Unidos no tenga ambiciones en este sector. La diferencia, sin embargo, es grande. Mientras que la NASA se centra en la exploración espacial y las misiones científicas, China se está centrando en una economía basada en el espacio, orientada a la generación de riqueza a largo plazo.

Incluso Europa, participa en este nuevo escenario. En enero pasado, la Agencia Espacial Europea (ESA) anunció un acuerdo con ArianeGroup, la empresa matriz de Arianespace, para estudiar una misión de preparación a la luna en 2025, centrándose en la explotación de recursos.

Hasta la pequeña Luxemburgo cuenta con 10 compañías de minería espacial registradas desde 2016, con algunas empresas espaciales dirigidas a la Luna y otras dirigidas a asteroides cercanos a la Tierra para explotación minera. (N.de la E. las compañías registran su sede en Luxemburgo, no por la tecnología del país, sino porque es un paraíso fiscal)

ISpace, con sede en Tokio, por ejemplo, es una compañía privada de exploración espacial que planea completar una órbita lunar en 2020 y un aterrizaje suave en 2021.

En el caso de la minería espacial,  si bien será un proyecto muy costoso, los gobiernos querrán colaborar para  estar presentes desde el principio, y no arriesgarse a perder su lugar en el espacio.  Quien llegue primero se convertirá en el nuevo dios del oro, en un escenario de intensa competencia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: