RAFAEL CORREA: Existe un plan regional de EEUU para acabar con los líderes progresistas, señaló el ex mandatario

El ex presidente de Ecuador Rafael Correa, señala que la fiscal general  Diana Salazar  que ha dictado la orden de prisión preventiva en su contra, es «perversa pero incompetente y fue puesta ahí por el Gobierno y por EEUU» con el propósito de «cumplir con ese plan regional» de «acabar con los líderes progresistas» al tiempo que «a los corruptos verdaderos pero serviles a Washington» se busca «taparles todo». La fiscal general de Ecuador ciertamente ha realizado una carrera sin parangón.  Nacida en 1981, Lady Diana Salazar  Méndez  -ese es su nombre completo, y no, no tiene el título nobiliario británico de «Lady», al menos por el momento-  a los 20 años era ayudante de fiscal en Pichincha, a los 25 era secretaria en esa fiscalía, a los 30 ya era fiscal, a los 36 (en 2016) investigaba  «crimen organizado y corrupción». En 2017, en el marco del caso Odebrech, envió al ex vicepresidente Jorge Glas a prisión preventiva por presunta «asociación ilícita». En 2018, el presidente Moreno la puso a cargo de la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE). En 2019 fue designada Fiscal General del Estado. Para que se hagan un idea del meteórico ascenso  de Lady Diana Salazar: en Europa la edad de los fiscales generales ronda los 60 años como mínimo y el fiscal general actual de EEUU tiene 69 años. Lady Diana, ha llegado al cargo 30 años antes que sus colegas de otras partes del mundo. Asombroso. M.Mestre

Correa sobre la orden de prisión preventiva en su contra: «La guerra judicial es la táctica de la derecha para eliminar a los líderes progresistas»

Resultado de imagen de rafael correa

Su defensa apelará la medida ordenada por la Justicia de Ecuador

 

Rt

Este viernes en conversación con RT, el ex presidente de Ecuador Rafael Correa calificó de «farsa» la orden de prisión preventiva dictada en su contra por la Justicia ecuatoriana.

«La guerra judicial o judicialización de la política es la táctica de la derecha» y constituye el «método» empleado «contra Lula [da Silva] y Cristina [Fernández de Kirchner]» para «tratar de eliminar a los líderes progresistas a los cuales no pueden vencer en las urnas», argumentó.

«La farsa no es la orden de prisión», sino «el mismo caso», manifestó Correa, que recordó que este proceso comenzó cuando se dijo que Odebrecht había financiado su campaña de 2013.

¿Dónde están las pruebas?

«Luego, 15 millones en soborno ¿Dónde están?, continuó ejemplificando las acusaciones infundadas en su contra.

«Por último, sacaron una orden de prisión» esgrimiendo, «entre otras pruebas, que me depositaron 6.000 dólares» en mayo del 2014, asegurando que el dinero provenía de «fondos ilícitos», recordó el ex mandatario.

«Fue un préstamo que hice, porque estaba sobregirado, del fondo que con nuestros propios aportes hacíamos en la Presidencia de la república y fue pagado en 12 cuotas hasta agosto del 2015″, explicó.

‘Vamos a apelar’

«Tenemos todas las pruebas, pero no va a pasar nada», señaló. «Mis abogados van a apelar y verán que rectifican la prisión preventiva», ya que «todo se trata de una persecución», vaticinó.

«Lo que estamos haciendo es quemar todas las etapas [de apelación] para luego ir a niveles internacionales donde, por el contrario, piden absolutamente todo», porque «el prestigio del país lo han destrozado» y «la reputación de la Justicia ecuatoriana está por los suelos».

‘Injerencia extranjera y corrupción’

La fiscal general Diana Salazar, quien dictó la orden, es «perversa pero incompetente y fue puesta ahí por el Gobierno y por EEUU» con el propósito de «cumplir con ese plan regional» de «acabar con los líderes progresistas» al tiempo que «a los corruptos verdaderos pero serviles a Washington» se busca «taparles todo», opinó Correa.

«Hace 5-6 meses se conoce el caso ‘INA Papers’, se tiene hasta la cuenta secreta de [Lenín] Moreno en Panamá» y en todo este tiempo no la investigan «porque saben que ahí están las coimas que Sinohydro, empresa china, dio a Recorsa, empresa de un amigo íntimo de Moreno», afirmó Correa. Con ese dinero, el actual mandatario ecuatoriano «compró departamentos, muebles antiguos» y costeó «una vida de reyes», pero «no la van a abrir nunca [a la cuenta] porque saben que el corrupto es Moreno», sostuvo Correa.

Comentario (1)

  1. Carlos

    Años atrás Latinoamérica logró formar un grupo de países (UNASUR, CELAC) que se desenvolvían con soberanía y autonomía, condiciones inaceptables para los poderes mundiales, especialmente para el imperialismo yanqui, que ya no podía someter a su patrio trasero. Rafael Correa era el gobernante de Ecuador, uno de esos países que pretendía independencia y respeto. Uno de los gobernantes más capaces, más lúcidos. Me llama la atención que advierta recién ahora que esos líderes son perseguidos.
    Yo, modesto observador y opinante, lo percibí hace mucho y no fue una hazaña de análisis político de mi parte.
    Lo que si me llama la atención es la rapidez, la facilidad con que ese bloque de países y sus gobernantes patriotas fue desbaratado y esas figuras acorraladas casi hasta la parálisis. Solo resisten Maduro en Venezuela, a duras penas y la modesta Bolivia de Evo Morales ( quien lo vio y dijo siempre claro), a la que apuntan ya los cañones imperiales.
    í

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: