PELIGRO – FASCISTAS EN LA COSTA: La ultraderecha española desembarca en Argentina

El secretario general del partido ultraderchista Vox ha viajado a Argentina y declara que quieren formar un partido Vox en ese país. Para que nadie se llame a engaño sobre sus ideas, el líder de la ultraderecha española se reune en  Argentina con quienes reivindican la dictadura genocida de los 70. M.Mestre

Ortega Smith se codea en Argentina con negacionistas de la dictadura de Videla

 

Resultado de imagen de ortega smith frases

El secretario general de Vox se encuentra en Buenos Aires, donde este jueves dará una conferencia junto a la responsable de una organización que cuestiona los juicios de lesa humanidad contra los militares.

 

DANILO ALBIN / PUBLICO

Vuelta a los orígenes. El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, se encuentra estos días en Argentina, el país del que proviene la vía materna de su familia. En el marco de su estadía en Buenos Aires, el dirigente ultraderechista ofrecerá una charla junto a una de las caras más conocidas entre aquellas y aquellos que aún hoy niegan que la dictadura argentina pueda ser juzgada por crímenes de lesa humanidad: la abogada Victoria Villarruel, máxima responsable del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (CELTYV), compartirá mesa este jueves con el número dos de Vox.

Ortega Smith ya ha visitado la sala donde el próximo jueves se realizará la conferencia, titulada “desafíos de la batalla cultural”. El acto tendrá lugar a partir de las 18.30 en el Palacio Paz, un céntrico edificio histórico que sirve de sede del Círculo Militar argentino.

Villarruel no ha tardado en difundir esta convocatoria a través de sus perfiles en Twitter, Facebook e Instagram. Allí también difundió su anterior encuentro con responsables de Vox: en abril pasado, la responsable de CELTYV estuvo en Madrid para asistir en calidad de invitada al acto de cierre de campaña de Vox. También se fotografió con sus principales dirigentes durante la noche electoral del 28 de abril, en la que se confirmó que la formación ultraderechista había obtenido 24 escaños en el Congreso.

“Vox representa la lucha por la unidad de España, el reconocimiento de sus valores, la defensa de la Vida desde la concepción y las esperanzas de millones de españoles que votarán este domingo”, había escrito unos días antes.

Las asociaciones que luchan contra los crímenes cometidos por la dictadura de Jorge Rafael Videla (1976-1983) saben muy bien quién es Villarruel y a qué se dedica CELTYV, el grupo que ella dirige. Esa organización nació en 2006 –justo cuando en Argentina comenzaban los juicios de lesa humanidad contra los responsables del régimen militar- para pedir el “reconocimiento de los derechos humanos para las víctimas del terrorismo”, en alusión a los civiles y militares que murieron en acciones de los grupos guerrilleros.

“Miles de personas resultaron afectadas por las acciones de organizaciones armadas como Montoneros o el ERP y a más de 30 años de los hechos continúan esperando el goce de sus derechos así como lograr el apoyo de la sociedad y del Estado”, reivindica CELVYT.

En una entrevista ofrecida en mayo pasado al canal de Youtube “The Right Report”, Villarruel criticó que “los indultos contra los terroristas persisten hasta el presente, pero se han reabierto las causas contra los agentes del Estado”. Se refería concretamente a los juicios por crímenes de lesa humanidad que se desarrollan en ese país contra los autores de torturas, desapariciones, asesinatos y robos de bebés.

Tanto en esa entrevista como en otras apariciones públicas, la portavoz de CELTYV puso en duda la cifra de 30 mil desaparecidos que provocó el régimen militar. “Era necesario crear una cifra lo suficientemente impactante para que la opinión pública, los países extranjeros se volcaran exclusivamente a la visión solo de los abusos del estado”, afirmó, remarcando que se trata de “otro de los mitos de la década del setenta”.

Según su teoría, las organizaciones guerrilleras –que fueron salvajemente reprimidas por la dictadura– “no luchaban contra un gobierno de facto”, sino que buscaban “alcanzar el poder y lo hacían a través de la violencia”. Por tales motivos, ella prefiere hablar de “conflicto armado interno” o “guerra de baja intensidad en la cual el estado enfrentó a organizaciones armadas que cometieron actos de terrorismo”. En otra ocasión, calificó los juicios de lesa humanidad que se realizan a día de hoy en Argentina como una “fantochada”.

La compañera de conferencia de Ortega Smith también acusa a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo de haber sido “fundamentales en la tergiversación histórica” y un “engranaje importantísimo para que la historia llegue de forma distorsionada y falaz hasta el presente”. En tal sentido, calificó a Estela Carlotto y Hebe de Bonafini, históricas militantes por los derechos humanos, como “madres de combatientes terroristas”. “No pretendo cambiarle a nadie la visión política, sí pretendo sembrar duda”, afirmó.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: