La feria de Frankfurt y Ultramar Sur, la saga de los U-Boote fugitivos

La Cancillería argentina subsidió la traducción al portugués de Ultramar Sur, libro del que estoy muy orgulloso de haber sido coautor. Como ya les conté, me enteré hace un par de semanas, ya que el subsidio es para la editorial, la carioca Record, que en estos mismos momentos está distribuyendo el libro en Brasil. Leo hoy las noticias de la apertura de la Feria de Frankfurt, este año dedicada a la Argentina, del discurso de la Presidenta (cada vez más descontracturada, cada vez mejor representante de una Argentina enamorada de su futuro) y reconozco que me hubiera gustado estar ahí, entre los casi setenta escritores argentinos que asisten, aunque sea para comer salchichas y beber cerveza con Jorge Coscia (que me dijo de motu proprio que había leído Ultramar Sur y le había gustado mucho), Horacio González, Rodolfo Hamawi, Jorge Alemán y Ricardo Forster, como deschava Silvina Friera en Página/12. Y para reunirme con Mercedes Casanovas, Luciana Villas-Boas, Carmen Ricotti y demás agentes  y editoras, que el mundo de los libros cada vez tiene más cara de mujer.

Pero bueno, entiendo perfectamente que en Alemania, un libro que pone en tela de juicio la versión oficial acerca del suicidio de Adolf Hitler en el Führerbunker berlinés sea, todavía, tabú. Aunque el libro no gire tanto sobre eso como sobre el hecho de que vinieron a estas playas al menos el triple de los dos submarinos alemanes que se entregaron en Mar del Plata y que el informe oficial de la Ceana asegura que son los únicos que vinieron. Y, sobre todo, que en su periplo torpedearon y hundieron sobre la línea del ecuador al crucero Bahia. Catástrofe naval que le costó a Brasil más muertos que a Argentina el hundimiento del crucero General Belgrano. Y que hasta la fecha se ha disfrazado de accidente.

La Historia Oficial dice que el Bahia se hundió por pura chapucería de su chambona tripulación. Mi esperanza es que la aparición del libro en Brasil colabore en el reconocimiento por parte de su Marina de que el Bahia fue hundido por aquellos subamarinos alemanes, técnicamente corsarios (hacía ya dos meses que Alemania se había rendido). Estamos recibiendo signos alentadores de que eso puede ocurrir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: