VENEZUELA: Desarticulan un tercer comando golpista. Habrían desembarcado más

La Operación Gedeón, una copia bufa de lo sucedido en la cubana Playa Girón (o Bahía de los Cochinos) en 1961 (un desembarco de mercenarios auspiciados por la CIA que pretendían revertir la revolución iniciada por Fidel Castro) no ha terminado. Hoy se ha desarticulado un tercer comando, con un saldo de ocho detenidos (ver foto). Según un video preparado horas antes por los expedicionarios, en el que aparecen sucesivamente -y cada uno de sus jefes se presenta con nombre y apellido- serían nada menos que 17 equipos con un total de 300 hombres (entre 17 y 18 integrantes promedio cada uno)e. Ante lo cual se abren tres posibilidades: a) El Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) obtuvo información sobre los lugares y el momento de desembarco de dos comandos, y luego de desarticulados éstos –y por sus miembros capturados– de la que le permitió desarticular al tercero; b) Se les filtró adrede aquella información para sacrificar a dos comandos y posibilitar el desembarco “sin moros en la costa” de los restantes. Como fuere, lo cierto es que la FANB permanece en estado de alerta total.

A pesar de todo, puede predecirse que la intentona golpista fracasará, y la síntesis del fiasco se encuentra en la foto en la que un pescador  apunta con su arma hacia una de las lanchas de desembarco utilizada por los agresores, y un nutrido grupo de éstos levanta las manos en señal de rendición. Por supuesto,Trump dirá que Estados Unidos no ha tenido nada que ver, e Iván Duque hará lo propio, alegando que se trató de un contrato entre una empresa privada de mercenarios – Silver Corp. con sede en Florida- y el impresentable “presidente” Juan Guaidó.

El fracaso de la operación será el fin de payasesca “presidencia” de Juan Guaidó, que disponiendo de fondos millonarios (los que Trump le incautó a la petrolera PDVSA y le cedió por su supuesta condición de primer mandatario… de él) no pagó lo acordado,  según denunciaron el titular de Silver Corp, Jordan Gonderu, y ratificó uno de los detenidos (ver debajo entrevista de la periodista antichavista Patricia Poleo con el titular de Silver Corp y facsímil de las firmas del contrato más abajo).

Acaba de llegar este video -el de abajo- hecho por lo visto con mucho apuro (a partir del minuto 5:14 comienza a repetirse) sobre quienes aparecen como jefes de la operación. hecha con obvias complicidades de los gobiernos de Estados Unidos, Colombia y Aruba, colonia holandesa cercana a las costas de Venezuela.

Después del video, va la nota que escribió sobre estos hechos desde Caracas el periodista argentino Marco Teruggi, nota que acaba de subir a su portal el diario Página 12.

Y luego de un video del extinto capitán “Pantera”, un resumen de las actividades de estos golpistas hechas por un periodista que no conozco pero que presume de independiente.

El gobierno de Maduro informó que detuvo a ocho personas en el estado Aragua

Venezuela frenó otro ataque de “mercenarios”

El contratista norteamericano Jordan Goudreau de la empresa Silvercorp USA y el excapitán Nieto Quintero afirman que están comandando las acciones desde el exterior.

Imagen: EFE
POR MARCO TERUGGI / PÁGINA 12 (Desde Caracas)

Un nuevo grupo de mercenarios fue interceptado en las costas de Venezuela el lunes en la tarde. Esta vez sucedió en el estado Aragua, en Chuao, un pequeño pueblo productor de cacao. En el operativo fueron detenidas ocho personas, dentro de las cuales estaba, según informó el gobierno, Antonio Sequea, quien era parte de la jefatura de la acción y había participado del intento de golpe del 30 de abril del 2019 .

De esta manera se confirmó lo que había sido anunciado: la denominada Operación Gedeón no se detuvo con la intercepción del domingo en la madrugada de un grupo de mercenarios en las costas de La Guaira, en la cercanía de Caracas.

Quienes están públicamente al frente de Operación así lo afirmaron el domingo en la tarde, en un video difundido por las redes sociales. Se trata del contratista norteamericano Jordan Goudreau de la empresa Silvercorp USA, y el ex capitán Nieto Quintero, quienes, según afirman, comandan las acciones desde fuera del país (ver video arriba).

En otro video y en la posterior entrevista dada por Goudreau, un ex militar que dice haber peleado en Irak y Afganistán, se afirma que existían células desplegadas y activas en el país. La detención del lunes confirma que otras están en proceso de ingreso al país.

La aparición pública del contratista generó una gran repercusión por dos razones centrales. En primer lugar, porque confirmó la existencia de la Operación Gedeón que, según la propaganda en redes, cuenta con diecisiete equipos -de captura, apoyo, ataque, táctico, francotiradores y de asalto-.

En segundo lugar, porque Goudreau afirmó que la Operación había sido acordada inicialmente con Juan Guaidó, contrato firmado mediante. Según explicó, Guaidó se había comprometido a pagar una primera suma de 1,5 millones de dólares que nunca fue entregada, por lo que, afirmó, lo habría traicionado y dejado sin ese respaldo.

La declaración de Goudreau, quien mostró el contrato, expuso a Guaidó que había negado desde marzo tener vínculo alguno con el contratista y lo que resultó ser la Operación Gedeón. Guaidó afirmó incluso que los sucesos del domingo en la madrugada eran un montaje del gobierno para tapar las dificultades que atraviesa el país.

Lo que están en marcha es, según el dueño de Silvercorp, el despliegue de una acción que fue preparada durante meses desde territorio colombiano, en particular en la zona de La Guajira, fronterizo con Venezuela por el norte.

Aún no se sabe cuántos mercenarios han ingresado, están en proceso de intentar hacerlo, de cuántas personas cuenta el plan. La propaganda de la Operación Gedeón, así como las mismas declaraciones de Goudreau, no pueden ser tomadas como verdades, sino como pistas dentro del rompecabezas para comprender lo que está sucediendo por estos días y horas.

En ese rompecabezas todas las versiones de la oposición coinciden en dejar por fuera de la operación al gobierno norteamericano, colombiano y al mismo Guaidó. Esta narrativa común no parece coincidencia, sino un intento de presentar lo que sucede como un hecho autónomo del cual, en caso de derrota, nadie deberá hacerse cargo más que un contratista norteamericano y varios militares prófugos.

Fallecido capitán Robert Colina Ibarra, alías Pantera. Invocó a “Jehová”.

La situación está entonces en pleno desarrollo. El gobierno ha declarado la alerta y activado los diferentes componentes de inteligencia, militares, y de organización social para detectar movimientos sospechosos. La vicepresidenta Delcy Rodríguez informó que se reunió con el embajador de los Países Bajos en Venezuela, “para alertarlo sobre el uso del territorio de Aruba para prestar apoyo logístico y de abastecimiento” a los grupos mercenarios.

Por el momento, en dos días, el saldo de la Operación Gedeón es de diez personas detenidas–entre los que habria 2 norteamericanos– y ocho fallecidos. Dentro de ese total se encuentran dos jefes: Antonio Sequea, arrestado, y Robert Colina, alias Pantera, muerto (ver a continuación el video de su proclama).

Comentario (1)

  1. Ridi Pagliaccio

    Estos 56 países han admitido apoyar todas las medidas tomadas en contra del pueblo venezolano, a favor del gobierno del transición de guaido, como ellos lo denominan:

    Estados Unidos
    Uruguay
    Ecuador
    Canadá
    Bolivia
    Brasil
    Bahamas
    Chile
    Colombia
    Costa Rica
    Guatemala
    Guyana
    Haiti
    Honduras
    Panamá
    Paraguay
    Perú
    Santa Lucía

    Alemania
    Andorra
    Austria
    Australia
    Bélgica
    Bulgaria
    Chipre
    Croacia
    Dinamarca
    Eslovaquia
    Eslovenia
    Estonia
    Finlandia
    Francia
    Georgia
    Grecia
    Hungría
    Irlanda
    Islandia
    Israel
    Italia
    Kosovo
    Letonia
    Lituania
    Luxemburgo
    Macedonia
    Malta
    Marruecos
    Montenegro
    Países Bajos
    Polonia
    Portugal
    Reino Unido
    República Checa
    Rumanía
    Suecia
    Suiza
    Taiwán

    Según la propaganda expuesta, está permitido cometer delitos de lesa humanidad, y con tan solo un acuerdo legal en sociedad con un contratista asesino, validado ante ¿Qué ley internacional?
    El efecto del día después es más que evidente, silencio y más soledad para Venezuela.

    99,9% de libertad de expresión+0,1% de libertad de expresión=100%.

    ¿Quiénes son los verdaderos terroristas en esta historieta?

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: