AMIA II – EL VACIAMIENTO. Tal como fue largamente anunciado, Anzorreguy adujo demencia

No conozco a Hugo Anzorreguy ni soy médico ni puedo decir nada de su estado de salud mental. Tampoco tengo nada personal contra él, que como es vox populi ayudó de muchas maneras a sus viejos amigos de la época en que era abogado de la combativa CGT de los Argentinos durante la larga noche del menemismo, en lo que se llamó “la cadena de la felicidad” y algún cínico, creo que Eduardo Bauzá, llamó “Repartir lexotanil” para que los otrora combativos se quedaran en el molde mientras la Argentina era desguazada y repartida. Todo este circunloquio viene a cuento de que sus abogados nos toman por tontos. Porque lo de que Anzorreguy no sería juzgado porque aduciría tener alzheimer me lo dijeron hace tres, quizá cuatro años. Lo que le da la razón a Laura Guinsberg en cuanto a que esto no es algo súbito, sino largamente meditado. Y cuando digo “esto” me refiero al vaciamiento de un juicio que de por si es un trampa pergeñada por Nisman: el juzgamiento de un delito archiconocido, como el pago de un soborno a Carlos Telleldín para que acusara falsamente a un grupo de policías bonaerenses, junto con otro presunto, el de impedir el progreso de la llamada “pista siria”… que es una cortina de humo para no investigar al sirio Monzer al Kassar ni a la familia política de Menem y, sobre todo, para no investigar al libanés (católico) Nassib Haddad y a uno de sus hijos, quienes habían comprado diez toneladas de amonal (el explosivo utilizado en la voladura) y fueron los dueños de un volquete puesto frente a la puerta de la mutual unos pocos minutos antes de que se produjera.

Es obvio de toda obviedad que hubo dos explosiones y que tanto dentro del volquete como dentro del edificio hubo explosiones. El volquete quedo inflado y sin marcas de la metralla que atravesó a todos los vehículos que estaban cerca de la puerta (y al poste de luz que los bomberos hicieron desaparecer) por la sencilla razón de que era su contenedor. Según los bomberos, uno de sus pedazos apareció a más de doscientos metros.
La clave está en la revisión de las pericias, no sólo en el caso de la AMIA sino también y primero de la Embajada de Israel. Entre ellas hay hilos conductores. Por ejemplo, un grupo de miembros del Departamento de Explosivos de la PFA y el segundo comandante de Gendarmería Nacional, Osvaldo Laborda.

Los dejo con Laura Guinsberg:

Asunto: AMIA II – SUSPENDEN “DE HECHO” EL JUICIO CONTRA ANZORREGUY
De: APEMIA <apemia2002>

A . P . E . M . I . A .
AGRUPACIÓN POR EL ESCLARECIMIENTO DE
LA MASACRE IMPUNE DE LA AMIA
apemia2002

COMUNICADO DEPRENSA

SE SUSPENDE “DE HECHO” EL JUICIO CONTRA ANZORREGUY

El Tribunal Oral Federal Nº 2 hizo saber que la defensa del ex​ secretario de la​ ​SIDE, Hugo Anzorreguy, pidió que se suspenda el juicio quese le sigue. Sus abogados aducen que padece un estadode deterioro cognitivo que le impediría seguir con atención el desarrollo de las audiencias.

El pedido dio lugar alarmado de un incidente especial “sobre Suspensión del Proceso por Incapacidad  ​
Sobreviniente”. Los jueces resolvieron ordenar a los médicos forenses que realicen los estudios necesarios y un amplio informe para determinar si susfacultades mentales se ajustan a las normas del Código para declararloinimputable. En los próximos días, las querellas y la Fiscalía podrán sumar sus​ ​propios peritos para participar de esos estudios.

“Sus abogados sugirieron​ ​que el hombre presentaría un deterioro cognitivo tan importante y súbito comopara cuestionar hasta la posibilidad de ser juzgado. Anzorreguy quiere ser​ ​declarado inimputable”, explicó Laura Ginsberg, querellante en la causa porirregularidades y encubrimiento que se sigue contra el ex presidente Menem, el ex juez
Galeano y Telleldín, entre otros.

La representante de APEMIA consideró que “No se trata de nada súbito. El ex​ jefe de la SIDE tiene el hábito de faltar a las audiencias como modo de cuestionar el juicio, que de por sí es bastante limitado. Sobre un total decuatro jornadas ya realizadas sólo se acercó en una oportunidad hasta una sala​ contigua para seguir la audiencia por video. Gozó de
impunidad durante 21 añosy ahora quiere sumar la ‘impunidad biológica’”, agregó Ginsberg.

Hasta que el informe​ ​pericial tenga lugar, los jueces lo evalúen y resuelvan lo solicitado, se suspende de hecho el​ ​
proceso contra Hugo Anzorreguy. La suspensión impedirá su declaración​ ​indagatoria y la continuidad del juicio contra él (art. 77 del Código).

Buenos Aires, 07 de setiembre de 2015

APEMIA

Visite:http://apemia.blogspot.com.ar

PS: Hay, además, un motivo subsidiario para que Anzorreguy quiera salvarse de declarar, y es no tener que explicar los vínculos económicos de su familia con Nisman. JS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: