AMIA – IRÁN – NICARAGUA: Clarín miente a repetición y a Memoria Activa se le cayó la careta

PS: Vean al final, después del video, las asombrosas coincidencias entre Waldo Wolf, el brazo tonto del sionismo, y Memoria Activa.

Clarín hace tapa de una cortina de humo. Ya no alcanza con resucitar a Nisman, y entonces (en el desesperado ánimo de distraer a sus lectores de la sangrante evidencia de que, como Macri, la ex gobernadora bonaerense y hoy diputada porteña María Eugenia Vidal fue la jefa de una vasta banda de espías y fabricantes de causas antiobreras organizada en complicidad con la jefatura de la AFI, jueces y fiscales) le dedicó la tapa de hoy, sábado, y dos páginas interiores a la presencia en Nicaragua del viceministro de Asuntos Económicos de la República Islámica de Irán, Mohsen Rezai, uno de los altos funcionarios persas a los que el hipercorrupto fiscal suicida acusaba (¡sin ninguna prueba!) de haber participado de una reunión en la que se habría ordenado atentar contra la DAIA-AMIA. Bull shit.

Si no me creen, lean esta nota del prestigioso periodista estadounidense Gareth Porter. Más allá de alguna imprecisión (lamento que no mencione al recordado Carlos De Nápoli, el primero en descubrir que no había habido una Trafic-bomba sino dos Trafic-señuelo, ya que no hubo ninguna aquella aciaga mañana del 18-J en la calle Pasteur al 600; y porque no consigna que fue mi Caso Nisman, secreto inconfesables, el primer libro en narrar la historia de Iosi Pérez y afirmar que el fiscal mercenario al servicio de del Mossad y la CIA se había suicidado) Porter y su coequiper Sequera ponen el dedo en la llaga al concluir que los autores materiales fueron policías federales judeófobos provenientes de los “grupos de tareas” de la dictadura (tal como denuncié en Madrid ante el juez Baltasar Garzón allá por 1997), sicarios que gozaron de la protección, además de la SIDE y del gobierno de Carlos Menem, de las supuestas víctimas de la DAIA… institución que fue claramente el objetivo de las bombas a causa de la participación de sus directivos en todo tipo de tráficos ilícitos y la “mexicaneada” de lo producido.

Insisto, encarezco la atenta lectura de la nota de Porter. Pueden leerla en este enlace: https://thegrayzone.com/2020/07/29/testimonio-espia-policia-amenaza-la-narrativa-oficial-atentado-amia/

Y si les interesa saber qué fue a hacer el iraní Rezai a la ceremonia de reasunción de la presidencia nicaragüense por parte de Daniel Ortega más allá de los embustes de Clarín y el repudio genuflexo de nuestra Cancillería, les recomiendo leer lo que sigue. Así verán que Rezai fue a Nicaragua para expresarle al presidente Ortega que su país esta “dispuesto a facilitar a Nicaragua un marco estrecho de cooperación con el objetivo de vencer al imperialismo norteamericano”. Expresó la “disposición de colaborar y cooperar para que podamos vencer al imperialismo norteamericano”. Agregó que eso “es nuestra obligación como hermanos” y le agradeció a Ortega que en su discurso hubiera recordado al asesinado (por Trump) general Qasem Soleimani, que era “partidario de la paz y encabezaba la  lucha contra los terroristas del ISIS (Daesh, el autoproclamado Estado Islámico) creado por EEUU”: https://www.noticieronews.com/2022/01/13/iran-ofrece-su-apoyo-a-nicaragua-para-vencer-al-imperialismo-norteamericano/

Las cosas por su nombre. La pretensión clarineta de que la policía de Nicaragua (Interpol no existe materialmente: en cada país está representada por una oficina de la policía local) detuviera a Rezai porque desde hace muchos años hay una circular roja con su nombre a pedido de la hipercorrupta justicia federal argentina es absurda. Piensen que pasaría si el gobierno argentino hubiera invitado a un funcionario de cualquier país a un acto oficial y nuestra Policía Federal lo detuviera ciscándose en el Presidente. ¡Un golpe de Estado!

Para terminar, y teniendo presente que estamos en domingo y que “Jaime” Stiuso reconoció haberle hecho unas 30 mil horas de grabaciones a los teléfonos dela Embajada de la República Islámica de Irán y de diplomáticos iraníes previamente al atentado a la AMIA (dijo también Stiuso que le dio los casetes al Mossad sin quedarse con copias porque, alegó, casi todas las conversaciones eran en farsi) y que los servicios de inteligencia israelíes no aportaron siquiera un pequeño fragmento de esas conversaciones para vincularlas con actividades terroristas, por todo esto y para paliar esa falta, es pertinente escuchar esta reconstrucción hecha por Peter Capusotto:

A Memoria Activa se le cayó la careta. Coincide en lo sustancial con Waldo Wolf. Del calvo ex arquero de las inferiores de Atlanta y actual diputado nacional hace mucho que sabemos que se puede esperar cualquier felonía; que  es evidente que está al servicio de los servicios de Israel (¡como lo estuvo de los macristas!) pero lo de Memoria Activa será una novedad para muchos incautos y/o distraídos, habida cuenta del apoyo que goza de instituciones prestigiosas como el CELS. No me canso de repetir que no hay absolutamente ninguna prueba que comprometa, no ya al gobierno de Irán ni a sus funcionarios y ex funcionarios, sino tampoco a algún ciudadano de ese país. La acusación lanzada sin fundamentos por Nisman paralizó la causa, y fue Cristina Fernández de Kirchner y su canciller Timerman quienes intentaron desbloquearla con el famoso memorando que, aprobado por ambas cámaras del Congreso, fue boicoteado por el sionismo por la sencilla razón de que el juez Rodolfo Canicoba Corral (que había dejado la investigación en manos de Nisman) no tenía nada para inculpar a los funcionarios iraníes (incluyendo a un ex presidente, Akbar Hashemí Rafsanjani) y si hubiera viajado a Teherán, todo ello hubiera quedado estruendosamente claro. Ello fue reconocido expresamente por un futuro presidente de la DAIA, Jorge Knoboblits, en una reunión con el entonces canciller Héctor Timerman: “Si Canicoba Corral va a Irán y le dicta a los acusados la falta de mérito porque la prueba no alcanza, ¿De qué nos disfrazamos? ¡Eso sería inaceptable!” (Cfr. https://www.tiempoar.com.ar/politica/atentado-a-la-amia-el-dia-que-el-nuevo-titular-de-la-daia-puso-en-duda-la-autoria-de-iran/).

Lo del Wuevon.de Wolff aquí: https://www.eldiarioar.com/politica/waldo-wolff-denuncio-cafiero-embajador-argentino-nicaragua-no-actuar-presencia-asuncion-ortega-irani-acusado-participar-atentado-amia_1_8650676.html

Y lo de Memoria Selectiva aquí: https://twitter.com/MemoriaActiva/status/1481010665234046977

No se trata solo de perseguir a la justicia: se trata de alcanzarla. Y eso, al parecer, a Diana Malamud y compañía no les interesa. Quizá porque descubrirla es mucho más oneroso y doloroso que no descubrirla y seguir echándole la culpa retóricamente a Irán, Hezbolá… o a los venusinos verdes.

Nos encontramos en Plaza Lavalle el martes 1º de febrero.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: