AMIA-NISMAN. Entrevista en PuraCiudad: El verdadero misterio

  • JJ.Salinas 750

Salinas: “El gran misterio no es la muerte

de Nisman sino el encubrimiento de

los atentados”

Daniel Gaguine
febrero 18, 2015
Entrevista exclusiva, La muerte del fiscal Alberto Nisman

VOTAR: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Exclusivo PuraCiudad.com. Juan José Salinas, periodista experto en el caso AMIA, quedó en el centro de la escena cuando su nombre fue mencionado en escuchas telefónicas por Luis D’Elia y Jorge Alejandro “Yussuf” Khalil, miembro de la comunidad islámica. El “Pájaro” Salinas* habló en exclusiva con PuraCiudad.com. La cinta mencionada, la muerte de Nisman, las causas de los atentados a la embajada y a la AMIA, son parte de una extensa charla con el autor de “AMIA, el atentado”, quien afirma sobre la marcha de los fiscales que “El gran problema es la reforma de la Justicia”. Además, arriesga que el caso del fiscal especial muerto “va a tener un efecto neutro en las elecciones”.

-¿Lo de Nisman fue asesinato o suicidio?

  • Hasta ahora todo indica que es suicidio. Llega el médico de Swiss Medical y no puede abrir la puerta porque hay un cuerpo. Mira por la hendija y ve que hay sangre y que el cuerpo está rígido. Dice que está muerto y que llamen a quien corresponde (la policía, la prefectura, a quien le toque intervenir). Si abre la puerta, corre el cadáver, y si lo corre se produce un rastro de sangre. Ese rastro quizá haya existido porque alguien tuvo que abrir la puerta. Quizá no, porque la sangre ya estaba coagulada. En cualquier caso, cualquier perito puede ver que el rastro de sangre es reciente y que antes el cadáver no había sido movido. El cadáver, de acuerdo a las pericias que conocemos, no había sido movido. Estaba empujando la puerta y tenía la pistola en la diestra, con espasmo en el índice. Es decir, no hubo terceros en la escena. Si lo hubiera habido ¿Cómo habría salido del baño sin mover el cadáver? Esto es lo que hay. El resto es la insidia de los medios dominantes… Que se encontró un pelo en el living… ¿Qué importancia tiene?

-¿Cómo surge la hipótesis del asesinato? ¿Quién la instala?

  • Este país tiene una larga tradición… Yabrán se suicidó y todo el mundo dice que está vivo. Además hay una tradición de asesinatos que no se esclarecen. El misterio no es la muerte de Nisman sino el encubrimiento de más de veinte años de los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA, que son indivisibles. El atentado a la embajada está “pisado” desde 1997. Se lo dieron a Esteban Canevari, un secretario especial de la Corte Suprema, que antes había sido secretario de la jueza María Romilda Cervini de Cubría… quien responsabiliza en privado a Canevari de hacerle “meter la pata” en el caso de las “valijas” de Amira Yoma. Yo estoy convencido de que el trasiego de aquellas valijas llenas de dólares provenientes del narcotráfico que se traían desde Nueva York y creo que también desde Miami tuvieron que ver con el atentado a la Embajada. Que está “pisado” desde el 99, sin movimiento alguno. Apenas se lo descongele y desentierre, se verá con claridad que no hubo camioneta-bomba y que la explosión fue adentro del edificio, que prácticamente no había medidas de seguridad porque el edificio estaba en refacciones. Tan poca seguridad había que al día de hoy se sigue diciendo que hubo 28 muertos y fueron 22. A la hora de atentar contra la AMIA (en realidad, contra la DAIA, que estaba en el quinto piso, como bien puntualiza Verbitsky), los asesinos procuraron remediar algunas cosas que habían salido mal en la Embajada. Procuraron que hubiera una camioneta “señuelo”, instalar la idea, porque en la Embajada nadie la había visto ni creído en su existencia. En la Embajada no hubo cráter y dos periodistas de La Nación que fueron consecutivamente al lugar lo hicieron notar. Así que al atacar a la AMIA buscaron asegurar que hubiera un cráter y pusieron un volquete-bomba en la puerta para que estallara y lo hiciera. Y de paso, disimulara que la explosión principal había sido adentro. La causa de la Embajada es más sencillo de ver. Por eso está enterrada. Apenas se corra un poco, se vera que la versión oficial es en ambos casos mentirosa.

-¿Y Nisman,no investigó entonces?

  • Era fiscal igual que Eamon Mullen y José Barbaccia y participó de las mismas maniobras en la que ellos se vieron envueltos por el juez Galeano, la SIDE y (Carlos) Corach.¿Qué es lo que pasó ahí? Que se dirimió una interna de la SIDE. Porque el encubrimiento ¿en qué consistió? En un primer momento, a pedido de Israel, se enfocaron los cañones contra Irán. Con esto se cubrió a un grupo de gente amiga cercana a Menem –él no tenía nada que ver-, que aparecen en la preparación del atentado. Su familia política digamos. Y en la ejecución y en el inmediato encubrimiento también aparece gente de la Policía Federal. Entonces, de movida, se reemplazan a los amigos sirios de Menem por los iraníes. Después, Corach, el cerebro de la segunda parte del encubrimiento, pagándole con dinero de la SIDE a Telleldín en complicidad con el banquero Raúl Beraja, presidente de la DAIA, logra que (Carlos) Telleldin acuse falsamente a un grupo de policías bonaerenses. (El comisario Juan José) Ribelli y sus subordinados eran tremendos delincuentes pero no tenían nada que ver con lo de la AMIA. Es como si a un cuchillo primero le cambiás el mango y después la hoja… y pretendés que es el mismo cuchillo que antes porque conservaste el remache.

Se hace el juicio, un juicio más largo y arrevesado todavía que el de los comandantes de la dictadura. Que se tendría que haber caído, terminado, porque toda la acusación se basaba en el supuesto hallazgo entre las ruinas de la AMIA y una semana después del atentado, de un pedazo de block de motor con número. Que teóricamente condujo a Telleldin… que tenía el teléfono de su casa en Villa Ballester intervenido desde antes. Pero demos por buena la suposición de que por ese trozo de motor se llegó a Telleldín. Quien lo había encontrado era un policía federal experto en explosivos de apellido Lopardo. Alguien de movida muy sospechoso porque tenía un hermano, también experto en explosivos pero de la Bonaerense que había sido acusado y juzgado a raíz de la detonación de bombas en la antena de Radio Belgrano, la sede del Partido Comunista en Morón y otros sitios. Un tipo que llevaba una svástica en el llavero. Además, el Lopardo de la Federal había hecho la pericia para establecer qué explosivo se había usado para demoler la AMIA… y salió que se habían utilizado como cinco explosivos distintos. Fue una prueba totalmente contaminada… adrede. Para embarrar la cancha. Lo cierto es que Lopardo había firmado el acta y pasaba por ser el que había encontrado el pedazo de motor, pero doce años después, cuando le tocó declarar en el juicio, dijo lo más fresco que él no lo había encontrado. Ahí mismo lo tendrían que haber procesado por falso testimonio y se tendría que haber acabado el juicio porque la acusación se desmoronó. Porque no se puede pretender obtener un buen fruto de un árbol podrido. Pero no se acabó… porque hubiera sido un escándalo internacional. Lopardo dijo que en verdad el pedazo de motor lo habían encontrado oficiales israelíes que justo, justo, ese momento, se estaban yendo rumbo a Ezeiza para regresar a su país. E Israel ratificó esa versión y puso a dos oficiales a decir que habían sido ellos quienes habían dado con ese trozo de metal. Si uno revisa los diarios de entonces, encuentra que fue el general Zeev Livne quien aquel lunes 25 de julio de 1994, ya con un pie en el estribo, convocó a los periodistas para hacer un anuncio trascendental. Pero resultó que ya era tarde, hacía frío y la mayoría de los periodistas se había ido. Estaba la joven Cynthia Ottaviano, la actual Defensora del Público, que entonces trabajaba para el diario La Prensa. Livne le dijo que acababan de encontrar, no un pedazo de metal, sino los restos del coche-bomba y también del conductor suicida. ¡Una noticia bomba! Y Cynthia la publicó. ¿Por qué Israel instala, remacha la idea de la camioneta-bomba? Evidentemente porque no quería ni quiere que se sepa quiénes y por qué pusieron las bombas.

– ¿Por qué se pusieron las bombas?

  • Oh, estábamos hablando de hechos, y ahora pasamos a hablar de conjeturas. Conjeturas bien fundadas, desde luego. Escribí un libro llamado “Narcos, banqueros y criminales” con el objetivo de darle un marco a mi certeza de que ambos atentados se perpetraron a causa de “mexicaneadas” en el proceso de lavado, de blanqueo de dinero sucio procedente del tráfico de drogas y de armas, en ese orden. En el caso particular de la AMIA está muy claro que estuvo relacionado con el tráfico de drogas y el lavado de dinero. Mi primer libro (AMIA, El Atentado. Quienes son los autores y por qué no están presos. Planeta, 1997) que hice producto de una investigación realizada con la AMIA (y que me valió que la DAIA me acusara de antisemita, un absurdo) lo dejaba entrever, pero fue en Narcos, banqueros y criminales (Punto de Encuentro, 2005) cuando explique que el ataque a la AMIA estaba directamente vinculado al lavado de dinero procedente de la venta de cocaína colombiana en toda Italia por parte de la mafia tradicional, la de Corleone. Pero volvamos a las primeras horas después del atentado: Menem recibe a un enviado del premier Isaac Rabin, y acuerdan echarle la culpa a Irán…

En lugar de Siria…

En lugar de sirios allegados a Menem como Monzer Al Kassar, que a su vez estaba muy vinculado al gobierno sirio. Menem arregla con los israelíes y los norteamericanos y se abre de piernas. Deja pasar la pelota. “Que investigue el Mossad y la CIA. Hagan lo que quieran”. La policía va y le dice que, tras la investigación realizada en los días siguientes, hay gente vinculada al gobierno como a la propia policía. Entonces se para todo. Igual, Menem quería saber que había pasado. Tenía la cola sucia con el tema que había mandado los barcos a Irak…Sabía que en el Centro Islámico, hasta en el Centro Yabrudense, sus antiguos amigos lo puteaban de arriba a abajo. Algunos lo hacían sólo de puertas para adentro y otros, con vehemencia, como Alberto Samid que lo califica de “traidor”, e inclusive envió carne al Irak bloqueado. Menem le pidió al canciller Guido Di Tella que le averiguara quien había mandado volar la AMIA. Di Tella llamó al embajador Marcelo Huergo, que lo había sido en el Líbano hasta unos meses atrás. A me resulta obvio que Huergo firmaba también parte de la SIDE porque cuando De la Rúa asume la Presidencia, el canciller Alberto Rodríguez Giavarini lo nombro director de Contraterrorismo… pues bien, Huergo se pone en contacto con lo que describe como “el jefe de la estación de un servicio de inteligencia amigo en Beirut”, un eufemismo para no nombrar a la CIA. Y el station chief de la CIA en Beirut le dice que los que volaron la AMIA son los mismos que al día siguiente derribaron un avión en Panamá… esto está en el expediente, le llegó al juez Galeano exactamente diez días después de la voladura, el 28 de julio. Y nunca se investigó. ¿Por qué? Eso lo cuento en Narcos, banqueros y criminales…

-Qué opinas del descabezamiento de la SIDE por parte de la Presidenta?

  • Cristina tiene defectos notorios, pienso en Losteau, pienso en Insaurralde. Pero es muy valiente y tiene capacidad de rectificación, lo que es muy infrecuente. ¡La vamos a extrañar mucho!. No se me ocurre ningún otro presidente que en el último año de mandato pudiera atreverse a meterse con los servicios de inteligencia, unos servicios totalmente colonizados por los servicios extranjeros, particularmente por la CIA y los israelíes. La guerra se desató con la firma del memorándum con Irán. Es como hubiera metido un palo en un avispero gigante. Todo lo que pasó después, Hotesur, el golpeador que trabajaba en la Secretaría de Derechos Humanos, son carpetazos que tiran Stiuso y sus amigos. Los servicios extranjeros están en guerra con ella, que se dio cuenta de que la cosa no tenmía arreglo y obró en consecuencia. La CIA no responde a Obama, que estába a favor de acordar con Irán. Cristina sabe que este es un combate “a muerte”. Y no va a retroceder. Ojalá pusiera al frente de la nueva AFI a Marcelo Saín.

-Tampoco retrocede la gente. Muchos van a ir a la marcha y no saben ni siquiera quien es Nisman.

  • Hay mucha confusión. Lo de Clarín es un bochorno. Aprovecho para hacer dos llamamientos. Uno a los colegas periodistas: tengan un poco de dignidad con respecto a lo que escriben porque, hasta ahora, por acción y omisión, casi todos los que escribieron sobre el tema colaboraron en el encubrimiento. Sobre todo los que repitieron como un mantra el verso de que “lo único que está claro es que dos atentados, con sendos coches bomba manejados por conductores suicidas”. Un bolazo como ya postuló en su momento Lanata, y sobre lo que su adláter (Jorge) Levinas escribió todo un libro. Lanata y Levinas parecen haber pasado a la clandestinidad porque se han callado la boca ahora, Y es que su amo Magnetto no quiere que se recuerde nada de eso… Por la plata baila el mono.

-Hiciste un llamamiento a los colegas….

  • Si, para que trabajen por la verdad. Este país tuvo a periodistas como Rodolfo Walsh que explicó con claridad que la función del periodismo es “dar testimonio”. Otro llamamiento que hago es a los compatriotas de origen judío. No hay nada peor que la dirigencia que tiene la colectividad ahora. Son una catástrofe. El procesado Beraja participó en los últimos tiempos en al menos dos reuniones de la DAIA. Sigue manejándola, y la dirigencia de “la cole” es esclava de Israel. Hasta el atentado a la AMIA no era así. Los directivos de la AMIA tenían un margen de independencia. La AMIA es una institución argentina. Hace un siglo los judíos era ferozmente perseguidos porque se los consideraba portadores de ideas avanzadas. Se los trataba de “maximalistas”.

¿Cómo es que te pusiste a investigar el atentado a la AMIA?

De casualidad. Me vino a buscar Pedro Brieger para hacer un equipo de investigación. Me vino a buscar por que le habia gustado el Gorriaran (La Tablada y las “guerras de inteligencia en América Latina”, libro que había escrito con Julio Villalonga). Pedro tenía relación directa con Alberto Crupnickoff, presidente de la AMIA. Entré de casualidad, pero una vez que entré, me di cuenta que tenía una gran oportunidad. Soy de la generación de los desaparecidos. Un crimen de 85 personas no se puede dejar pasar. Y rápidamente nos dimos cuenta de que estaban involucrados policías que habían formado parte de los “grupos de tareas” de la dictadura. No podría mirarme al espejo si fuera cómplice de la impunidad de los asesinos. Por eso no quise sumarme a la mentirosa Historia Oficial, lo que me costó carísimo: quedé al margen de todo.

-Cuando surge la “santidad” de Nisman?

  • Nisman era terrible. Ya van a salir testimonios de gente que lo detestaba. Es un doble traidor. Al lado suyo, Mullen y Barbaccia son buena gente porque ellos quedaron enganchados en una traición, que a ellos les metieron en la cabeza que era en pos de un “interes superior”. Nisman participó en eso incluso quizá más que ellos y después los traicionó.

-¿Se van a saber estas cosas de Nisman?

  • Es imposible que no salgan porque hay gente que lo detesta. Él fue creo que prosecretario del juez Gerardo Larrambebere, que tuvo a su cargo el sumario por el ataque al cuartel de La Tablada. Larrambebere lo puso a investigar la desaparición de José Díaz e Iván Ruiz, dos muchachos que saltaron desarmados de los calabozos en llamas y se entregaron. Todo quedó ampliamente fotografiado y filmado por la televisión española. Se ve cuando se los llevan. Y desaparecieron. El responsable de esas desapariciones fue el mayor Jorge Varando… que todavía no fue juzgado por eso. Nisman no hizo nada, Varando quedó impune y el 20 de diciembre del 2001 era el responsable de la custodia del banco HSBC de Chacabuco y Avenida de Mayo que mató a Gustavo Benedetto. Ya entonces Nisman encubrió. Y ya desde entonces fue parte de la SIDE. Lo debe haber reclutado Santiago Blanco Bermudez que era entonces secretario del juzgado y su superior inmediato. Y que era y es el abogado de Stiuso.

-¿Qué me podés decir de Stiuso?

  • Fue un tipo muy importante en la SIDE. El más importante desde el inicio de la democracia, cuando encabezó la ofensiva contra “la SIDE paralela” que habían armado para un allegado a Alfonsín (que no conocía sus antecedentes) Raúl Guglielminetti y un par de marinos del Servicio de Inteligencia Naval (SIN). Se transformó rápido en el tipo más importante e influyente. Stiuso es un personaje de novela, enriquecido él y su familia con fondos “negros” y algunas operaciones espectaculares como “Strabwery”, una millonaria compra cocaína colombiana. Si uno hace tanta plata, es para disfrutarla. Pero como tampoco creo que vaya a jubilarse y darle de comer a las palomas, posiblemente siga trabajando para para otros servicios, como el Mossad o la CIA, que descuento que tiene como vocero y asesor, respectivamente a Miguel Ángel Toma y al Tata Yofre. Supongo que se irá vivir al extranjero, a Punta del Este, quizás. Sería lo más lógico.

-¿Si te pregunto por Patricia Bullrich?

  • Patricia es de la CIA. No leí su ficha de filiación ni creo que exista, pero es un vocero de la CIA. Era la cuñada y lugarteniente de Rodolfo Galimberti, que se jactó de ser de la CIA desde 1983. Galimberti me citó a una quinta cuando todavía estaba clandestino, en 1988 y quien estaba a su lado y los asistía era Patricia Buillrich.

-¿ Le comió el coco a Nisman, tal como están diciendo ahora?

  • Mirá, lo mató al citarlo a la comisión. Le dijo que iba a ser una sesión reservada pero esto no era posible porque el reglamento de la Cámara permite que asista cualquier legislador. Mi hipótesis es que cuando Stiuso cae, Nisman quiso llevar personalmente la relación con la CIA y el Mossad, y que los voceros de la CIA le prometieron escuchas de conversaciones telefónicas de la Presidenta y/o de Timerman. Hay quien dice que se trataba de una conversación entre Cristina y Hugo Chávez en la que hablarían del estado de las relaciones con Irán, relaciones que bueno es recordad nunca se cortaron. Una escucha que, aún de existir, no entrañaría ningún delito. Si vos haces una sesión reservada y sale algún diputado-vocero de Clarín como Silvina Giudice y dice “No saben lo que escuchamos: las trapisondas de Cristina con Chávez, de espaldas al pueblo argentino ya la justicia, para santificar a los asesinos de la AMIA”… No importa si es verdad o no, igual iba a ser tapa de Clarín, e La Nación, y Canal 13 o TN se harían una panzada. Murió Nisman y salió gente como Antonio Laje o el Turco Asis, a decir sin que se les moviera un pelo que fue un asesinato cuando no hay ningún indicio, ninguno, de que haya sido un asesinato. El sumario está caratulado “Muerte dudosa” como en todos los suicidios. ¿Hay que averiguar de qué manera murió Nisman hasta que no quede la menr duda? Por supuesto. La oposición dice que es un homicidio sospechoso y que hay que investigar, que quizás no haya sido un suicidio. Ok, estamos en el límite de la credibilidad. Pero cuando salís diciendo que es un asesinato…. Otro que dice que es un asesinato es Telleldin, pero al menos en su caso razona que fue contra Cristina y que lo debieron haber matado la CIA o el Mossad porque tal como estaban las cosas Nisman les servía mucho más muerto que Porque Nisman no tenía nada, lo que rubricó su amigo el fiscal Pollicita, es nada. Y entonces… Game over.

-¿Le dieron “pescado podrido” a Nisman?

  • Si, todo era pescado podrido. Desde el primer momento. Y él lo sabía.

¿Para que siguió?

  • ¿Cómo te bajas? Se gastó 30 millones en 10 años. El muchacho que iba con él, ganaba más de 40 mil pesos al mes y tenía 70 mil de gastos en tarjetas. ¿De dónde salía la plata? ¿Y las muchas mujeres que tenía contratadas y nadie sabe a qué se dedicaban? Cuando se analicen las tarjetas de Nisman saldrán a la superficie cosas muy raras respecto a sus gastos y gustos.

-¿El 18F se va a llenar?

  • La manifestación me deja perplejo. Que los fiscales salgan a hacer una manifestación silenciosa por la justicia…Primero que no va a ser silenciosa y lo único que los unifica es el odio a Cristina. Es lo mismo que, la semana que viene, salga la Policia a hacer una manifestación al grito de “seguridad, seguridad”. ¡Pero si son ustedes los que tienen que proveer justicia! ¿A quién se la vas a reclamar?… El gran problema es la reforma judicial. El Poder Judicial es un estamento medieval al que nadie lo elige, que es vitalicio y cuyos miembros, muchos de ellos, creen que tienen derechos por sobre los de los demás. Ni siquiera pagan impuestos. Los jueces tienen que ser un poder democrático.

¿ El ciudadano de a pie es tan manipulable que va a ir ciegamente al 18F?

  • El tema Nisman va a tener un efecto neutro en las elecciones. El que la odia a Cristina, la va a seguir odiando y el que la quiere, va a salir a defenderla. La gente, si se parte así, en blanco y negro, va a quedar muy parcial todo. Hemos soportado la crisis del Campo y los agrogarcas, que ha sido peor. Pero lo que llama la atención ahora es la construcción de enemigos, la técnica del “golpe blando”. Hay miedo de que te tiren muertos. Eso pasó en Kiev y en Venezuela. Hay gente “especialista” en tirar muertos de un lado y del otro. Para provocar el caos y hacer que la gente se angustie, se ponga loca y su mente se paralice. El 19 y 20 de diciembre de 2001, cuando se lo echaba a De la Rua, hubo un golpe dentro del golpe, porque había gente que quería echar al jefe de Policía. Salieron con la consigna de matar muchachos de barba y pelo largo. Lo que pasó fue que le pifiaron a uno y mataron a un señor clásico, del PJ. Pero la consigna era buscar a estos pibes y poner a unos cuantos. Eran policías de Asuntos Internos que iban de civil y que no tenían por qué usar armas y menos armas lagas. Que un tipo de Asuntos Internos mate pibes es tan anormal como si hubieran sido de la Cruz Roja. Hay operaciones dentro de las operaciones. Ese es el miedo que percibo en la gente del Gobierno. Un miedo lógico porque pelearse con la CIA y el Mossad al mismo tiempo no es “moco e’pavo”.

-¿El papel de la izquierda el 18F?

  • No van a ir, creo. Igual, el papel terrible es el de Julio Piumato. Estar en una manifestación como la del Corpus Christi de 955, con los cacerolos, que nunca lo van a aceptar…porque él es un “negro peronista”. Traidor pero negro peronista. Nunca va a poder ser parte de ese club.

¿De que sirve la pericia psiquiátrica a Nisman?

  • ¿Cómo se le va a hacer una pericia psiquiátrica a un muerto? Lo que puede ser es que haya tomado alguna sustancia antes y eso. Me parece muy probable, y en una persona que está a punto de pegarse un tiro, disculpable. Acá el tema es que el árbol no tape el bosque: hay que esclarecer los atentados a la Embajada y a la AMIA. El tema de Nisman está bien, pero para Mauro Viale. Lo van a tratar de hacer durar hasta las elecciones pero hoy, salvo que aparezca algo relevante en sentido contrario, todo indica que se suicidó. Tenía sobrados motivos para hacerlo. Debía estar muy angustiado. El lunes se le acababa todo. Su carrera, todo. No podía ir, de la misma manera en que no podía ir a Teherán a acusar a altos funcionarios iraníes, como el ex presidente Akbar Hashemí Rafsanyaní de haber instigado y ordenado el atentado a la AMIA en base a anécdotas. No tenía nada. Solo dichos de un ex agente de inteligencia iraní, y de los enemigos mortales del gobierno de los ayatolas, que son los Muyaihidin al Jalk. Que hasta hace unos pocos años estaban en la lista de organizaciones terroristas. Tanto en la de Estados Unidos como en la de la Unión Europea. Mujaidines de los que se sospecha están sirviendo ahora de mano de obra mercenaria del Mossad en el asesinato de científicos nucleares iraníes.

-La última, te menciona D’Elia en unas conversaciones…

  • Este es el país del Superagente 86. Se tiran contra la Presidenta y el Canciller y lo primero que sacan a la luz es una escucha entre dos personajes menores que hablan de mi, que no soy nadie. Fui con un documentalista muy conocido –del cual no voy a dar el nombre para no meterlo en el baile- a ver si quería poner algo de dinero para hacer un documental sobre el tema AMIA. Ya antes hice uno con la productora Cuatro Cabezas, AMIA 9.53, que se pasó por Telefé al cumplirse el doceavo aniversario, en el 2006. No era un documental de autor, ponía en pie de igualdad todas las hipótesis, incluso la de la supuesta Trafic-bomba, pero aun así la DAIA y la Embajada de Israel presionaron para que no se volviera a emitir. Así que quedé caliente. Fuimos a hablar con D’Elia pero no nos dio bola. Después hubo una periodista francesa Maria Poumier, que hizo un documental “AMIA Repetita” exculpando a Irán, capaz que fue por eso. Aparezco en ese documental como entrevistado, ya bastante al principio, pero no tengo ninguna responsabilidad ni en el enfoque ni en el resultado. A Yussuf no lo conozco de nada pero tengo entendido que es un hombre joven de Floresta, miembro de la comisión directiva de All Boys. Si uno lo lee a Carlos Pagni se ve forzado a creer que es un espía iraní.

-La muerte de Nisman, ¿a quién beneficia?

  • A la desestabilización del país. A los que Nisman no le servía vivo sino muerto, al Gobierno lo perjudicó terriblemente. Pero la maniobra no les va a dar resultado y me parece que no hay manera de evitar que el Frente para la Victoria gane las elecciones. Hay muchos factores de política internacional que no se pueden obviar. En estados Unidos hay muchos políticos furiosos con los acuerdos entre China y Argentina. Cristina se metió en muchos líos al mismo tiempo, cabe la posibilidad de que no haya medido bien las “devoluciones” que iba a tener, pero lo que hizo lo hizo en búsqueda de la verdad, de destrabar algo totalmente paralizado y no cabe duda de que es muy valiente y merece que la apoyemos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: