ANTÁRTIDA – MONEDA. Anuncian que sus escasos habitantes se dotaron de una propia

Siempre me he preguntado cuál será el atractivo de estar en una base antártica. Mi recordado amigo, el capitán José Luis D’Andrea Mohr tenía nostalgia del tiempo que había pasado allí. Supongo que en la Antártida habrá sobrado tiempo para pensar, sobre todo en invierno. Y no me extrañaría que esta iniciativa hubiera surgido de algún argentino pues si de algo podemos vanagloriarnos es de ser ingeniosos. Haya sido así o no, es evidente que quienes imprimen estos billetes (no faltara quien los imite, pues hasta ahora no hay cómo establecer cuáles son los originales ni cuáles sus copias) se harán con un dinero ganado en buena ley.

Reproducimos una nota aparecida en la página de la Fundación Marambio que da como fuente a… “Oink Oink”, un sitio mexicano dedicado a las finanzas… y especialmente a las monedas y billetes.

Quizá hayan sido sus editores quienes hayan impreso estos billetes.

Qui lo sa.

 

Fundación Marambio

Dólares antárticos: Así son los extraños billetes de la Antártida.
Los investigadores que habitan temporalmente la Antártida han creado su propia moneda.

 

Estos billetes son tan extraños como fascinantes.

En México hay pesos, en Estados Unidos, dólares, en la Unión Europea, euros; y así en cada país o región del planeta se hace uso de cierto tipo de billetes.

El tipo de moneda no solo representa un asunto económico, también cultural.

Pero, ¿qué pasa en las zonas más remotas del planeta? Para darnos una idea, la revista de la Condusef, “Proteja su Dinero”, de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros –una agencia gubernamental del gobierno mexicano, que funciona como defensora de los usuarios de cualquier tipo de servicios financieros en su país– ha publicado información relacionada con el tipo de moneda que se utiliza en el ambiente más inhóspito de la Tierra: la Antártida.

La población temporal del continente de hielo oscila entre mil y 4 mil investigadores en invierno y verano, respectivamente.

Aunque es un número muy reducido, los habitantes de los centros de investigación se han tenido que adaptar a las condiciones del lugar.

Han creado su propia moneda: el dólar antártico.

Son piezas de cambio que llevan en su diseño la imagen de un pingüino, el nombre del continente y la denominación correspondiente.

Como es de esperarse, estos dólares antárticos no tienen validez internacional.

Esto quiere decir que solo valen dentro de la comunidad de investigadores de la Antártida.

No obstante, se han convertido en objetos muy valiosos para los coleccionistas.

A diferencia de otros billetes, estos dólares no se producen de forma masiva, así que son muy escasos.

Por lo que pueden valer una fortuna entre coleccionistas millonarios.

Son muy difíciles de encontrar y, además, es casi imposible comprobar su autenticidad.

Sólo los mismos investigadores pueden tener piezas genuinas.

Así que si alguien llega a encontrar un billete como éste, prácticamente acaba de hallar un verdadero tesoro.

Las casas de subastas para coleccionistas millonarios estarían verdaderamente interesadas en pagar una fortuna por adquirir un invaluable dólar antártico.

Video de interés: ¿Por qué no imprimir más billetes? Para que todos seamos ricos: www.marambio.aq/video/imprimirbilletes.html

FUENTE: Oink Oink

www.marambio.aq - info@marambio.aq

Comentario (1)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: