ASSANGE. Campaña mundial por su libertad y contra su extradicion a los EE.UU.

«Quieren matar a la Verdad»

LAGARCÍA

En la víspera del comienzo del juicio de extradición contra Julian Assange, cuyas audiencias se iniciaron hoy y culminarán el viernes 28 de febrero, en las redes sociales se consolidó un masivo pedido para evitar que el fundador de Wikileaks sea trasladado a los Estados Unidos. El Gobierno de ese país podría condenarlo a 175 años de prisión por la supuesta violación de la las leyes de Espionaje y de Fraude y Abuso de Computadoras.

En este marco, Alicia Castro, recientemente designada como embajadora argentina ante la Federación Rusa, sostuvo que con el enjuiciamiento al activista australiano «quieren matar a la Verdad». Asimismo, la diplomática replicó en sus redes sociales algunos puntos de la convocatoria a una marcha para expresarse contra el proceso judicial.

Días atrás, Assange reveló que el presidente norteamericano Donald Trump le ofreció un indulto si negaba la denominada “trama rusa” en las elecciones presidenciales de 2016. La denuncia fue realizada esta semana por los abogados del creador de Wikileaks, quien hace cuatro años año publicó una serie de documentos secretos que revelaron que hackers rusos habían pirateado varios correos electrónicos de dirigentes demócratas con el objetivo de desacreditar a la entonces candidata presidencial Hillary Clinton.

En concreto, Assange denunció que Trump le ofreció “un indulto u otra salida” a su situación judicial -por la que podría ser extraditado y condenado a 175 años de prisión- si decía que Rusia no estaba implicada en esa filtración de correos. A través de una videoconferencia, el australiano aseguró que tiene documentación que probaría que la oferta de Trump le llegó a su abogada Jennifer Robinson a través del congresista republicano estadounidense Dana Rohrabacher.

El documento, que el juez aceptó como prueba, afirma que el legislador «fue a ver a Assange y le dijo, siguiendo instrucciones del presidente, que le proponía un indulto u otra salida, si Assange (…) decía que Rusia no tenía nada que ver con las filtraciones del Partido Demócrata». En respuesta, el congresista señalado se defendió y dijo que «cuando hablé con Julian Assange le dije que si podía darme pruebas sobre quién le había dado realmente los correos electrónicos del Partido Demócrata, entonces llamaría al presidente Trump para que lo indultara».

Por su parte, desde la Casa Blanca salieron a negar la denuncia a través de la portavoz presidencia, Stephanie Grisham: «El presidente (Trump) apenas conoce a Dana Rohrabacher, excepto que es un excongresista. Nunca habló con él sobre este tema y prácticamente sobre ningún otro asunto. Es una pura invención y una mentira absoluta», sostuvo la funcionaria a través de un comunicado.

Cabe recordar que Julian Assange está detenido en Belmarsh, en el sur de Londres, desde su detención en abril de 2019, cuando el presidente ecuatoriano Lenin Moreno le quitó el asilo por el cual se mantuvo protegido en la embajada de Ecuador en Londres.

El Gobierno estadounidense busca condenarlo a 175 años de prisión por haber accedido y difundido informes militares y diplomáticos confidenciales sobre crímenes de guerra cometidos por la administración de George W. Bush en diversas operaciones en Irak y Afganistán.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: