CABALGATA CON FIDEL, de Raúl Torres (video musical)

Compartí

A quienes decían (porque el aire es gratis) que Fidel fomentaba el culto a la personalidad, les tapó la boca: dejó una ley que prohíbe que se e imponga a ninguna cosa su nombre. Sabio, sabía que la historia tiene avances y retrocesos, y que la única supervivencia se encuentra en el corazón humano gracias a los ejemplos dados, y nada más.Ahora que ya ha pasado un poquito de tiempo, es más fácil ver las cosas en perspectiva. Y sí, qué duda cabe, Fidel fue un gigante. Como decía Arlt ¡Que los eunucos bufen! De yapa, Silvio Rodríguez explica poéticamente porque nunca jamás, pese a sus disensos, se le pasó por la cabeza traicionar a su pueblo, pasarse a las filas del Partido del Extranjero.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *