CARESTÍA DE ALIMENTOS – PROPUESTA: Acabar con el golpe silente de los formadores de precios es un asunto de vida o muerte

Llamamiento. El compañero Dardo Castro ha escrito este tácito llamamiento en medio de una situación desesperante para vastísimas porciones de nuestro pueblo. No lo ha firmado por temor a aparecer soberbio, pero Pájaro Rojo lo hace suyo e insta que los organismos de Derechos Humanos, los partidos políticos y todo tipo de asociaciones del campo popular y personalidades que se referencien en él hagan lo mismo.*

La comida es un derecho humano fundamental

Ante la inicua disparada de los precios de los alimentos básicos, el gobierno nacional debe declarar ya la Emergencia Alimentaria en todo el país y aplicar rigurosamente la legislación existente, para empezar la Ley de Emergencia Alimentaria Nacional, que fue prorrogada hasta el 31 de diciembre de 2022, y demás recursos legales que le permiten intervenir en el control de precios, desde la producción misma de insumos hasta la distribución y comercialización de los bienes esenciales.

Asimismo es preciso abordar de inmediato el debate en el Congreso y en el conjunto de la sociedad sobre la aplicación de gravámenes a la riqueza como el impuesto a las grandes fortunas, que se aplicó por una única vez, la creación y aplicación de mejores mecanismos de captura de la renta oculta y fraudulenta, lo que contribuiría de manera sustancial a hacer más justa la distribución del ingreso y a mejorar las condiciones de vida de una enorme masa de familias que literalmente mueren de hambre.

La estampida de los precios no solo está motivada por la codicia de las principales empresas pertenecientes a la industria alimenticia y de base, sino que es nítidamente una herramienta de desestabilización política en manos de la derecha económica y política, que así prepara la recuperación del control absoluto del Estado, cuanto antes fuere posible y sin importar su despiadado costo humano.

El gobierno y la sociedad política, esto es los partidos que se dicen populares y progresistas, el conjunto de la militancia que conoce de cerca las lacerantes necesidades de nuestro pueblo, los organismos de derechos humanos, la intelectualidad crítica, los colectivos de género y diversidad, debemos convocar con una sola voz al debate y a la movilización.

La aplicación enérgica de todas las herramientas legales e institucionales para combatir el hambre debe ser acompañada por una campaña masiva y extensa que muestre en carne viva el crimen de la miseria en un país cuya clase dominante ha acumulado riquezas sin pausa, aún en medio de la pandemia que ha asolado el mundo.

Hay que golpear la conciencia de los funcionarios aposentados en la pasividad y abordar ya mismo, desde todos los frentes y con todas las voces, una campaña comunicacional que identifique con claridad y precisión a la mafia de las grandes empresas monopólicas y oligopólicas, a sus ceos y propietarios con nombre y apellido.

Es la vida misma lo que está en juego, y preservarla exige imponer la potencia de nuestros colectivos políticos y sociales que tienen una larga trayectoria de lucha y movilización.

……………………

* Rogamos que quienes lo lean dejen su opinión propositiva acerca de qué hacer para acabar con el hambre en Argentina.

Comentarios (3)

  1. Daniel Mojica

    ¿Cómo puede ser que en este país capaz de producir alimentos para 400 millones de personas, haya miles de familias con hambre? Señor Presidente.

    Responder
  2. Patricio

    Personalmente, antes que ese pequeño pero poderoso grupo d oligarcs ponga en jaque a este gobierno hasta desestabilizarlo, prefiero q lo q lo ponga en jaque sea la militancia, presionándolo para q dejen d ser un atado de pechos fríos y hagan lo q tienen que hacer (y prometieron en campaña) y, sino, q vayan a buscarse otro laburo (como ya se pidió desde adentro).
    Ya: Emergencia Alimentaria, Ley de Góndolas, ley antimonopolio, Junta nacional de granos, mayores alícuotas a los impuestos más progresivos, impuesto permanente a la riqueza, impuesto a la herencia, a la vivienda ociosa, baja del % d IVA a artículos de primera necesidad, incrementar el % d transporte de carga x tren, modificar la ley d entidades financieras, ¿y la depuración de la burocracia judicial, para cuándo? (o se van a quedar esperando la “autodepuración”), etc.
    Para descriptores de la realidad ya están otros, los funcionarios tienen q operar en ella.

    Responder
  3. Ricardo

    Con la cabeza de los dirigentes…

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: