CHISTE 2: Dicen que el 007 James era amigo de Aníbal y no de Andrés, y que trabajaba en Ríver y no en Boca

Compartí

Sólo falta que James denuncie que en la cárcel le pinchan los teléfonos.

http://www.politicaymedios.com/politica/Cristian_Ritondo__cuentame_tu_vida_20100917184959.php

Cristian Ritondo: cuéntame tu vida

Cristian Ritondo, jefe del bloque de diputados PRO en la Legislatura porteña, denunció que Aníbal Ibarra, ex jefe de Gobierno y actual diputado por la Ciudad de Buenos Aires, concedió, en 2002, una habilitación para un locutorio a nombre del espía Ciro James, detenido en la causa por las escuchas ilegales. La opinión de Oscar Moscariello y de Eduardo Epszteyn.

Ritondo, jefe del bloque de diputados PRO de la Legislatura porteña, denunció que el ex jefe de Gobierno Aníbal Ibarra, concedió, en 2002, la habilitación para un locutorio que funcionaría en el Parque de la Ciudad, al espía Ciro James, detenido en la causa por las escuchas ilegales. La denuncia se hizo en el marco de la comisión especial que investiga las supuestas irregularidades en materia de seguridad del actual jefe de Gobierno, Mauricio Macri.

“Al señor Ciro James, que en ese momento no reportaba a la Policía Federal sino al Ejército, se le concesionó el locutorio el 6 de septiembre de 2002”, dijo Ritondo, entonces subsecretario del Interior durante el interinato presidencial del ex senador Eduardo Duhalde, y ahijado político del titular de la SIDE (duhaldista) Miguel Angel Toma.

“Supongo que durante el gobierno de Ibarra sabían como sabemos todos lo que hacía James, lo que no sabíamos era que había tanta complicidad del ex jefe de Gobierno y actual diputado Ibarra con todo esto”, agregó el legislador macrista.

Efectivamente, la concesión a James existió, y el lugar elegido para poner el locutorio fue el Parque de la Ciudad, cercano a las antenas que usan tanto la Policía Federal como la SIDE.

Sin embargo, a falta de obras, “sólo unos pocos ladrillos”, precisó a Política&Medios el también legislador Eduardo Epszteyn, en ese momento secretario de Medio Ambiente y Planeamiento Urbano del gobierno de Ibarra, la concesión fue revocada a principios de 2003.

Ibarra sostuvo que la denuncia era una “operación de contrainteligencia” del PRO con objeto de desviar la atención de la investigación principal. Epszteyn, por su parte, agregó que en ese tiempo “el Parque de la Ciudad figuraba en el organigrama de la Ciudad pero sin funciones asignadas. Y que se sepa, no se pinchan antenas para practicar escuchas ilegales”.

Pero Oscar Moscariello, diputado del PRO, dijo a este medio que “el ilícito es permitir una habilitación en un Parque (el de la Ciudad) en funciones. Y la responsabilidad de esa medida es de Ibarra”. Pero el Parque de la Ciudad no estaba en funciones.

Moscariello insistió: “usted no puede preguntar como si fuera el abogado de Ibarra, tiene que preguntar como periodista”. Aclarado el punto, dijo que “Ciro James llegó al Gobierno de la Ciudad como abogado, contratado por el (ex) ministro de Educación, Mariano Narodowski. Si es o no es un espía, pues es esta comisión la que tendrá que determinarlo. Para eso se llaman testigos. Y para eso declaran”.

Extraña entonces la renuncia de Narodowski. Y más extraña es aún la contratación de James, preso por escuchas ilegales. Y más extraña todavía es que la información sobre la relación entre Ibarra y James haya sido descubierta “hace tres o cuatro horas”, como aseguró Moscariello, sin que se le moviera un pelo.

“Es que esto viene de antes. Por lo menos de quince días atrás. Yo escuché a Ritondo preguntar si Ibarra no conocería a James. La operación está armada seguramente con la ayuda de (Miguel Angel) Toma, el jefe de la SIDE duhaldista, para desviar la atención, y para involucrar a gente que no tiene nada que ver con lo que estamos investigando”, concluyó Epsztein.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *