COLOMBIA. Golpe “blando” pero golpe al fin


COLOMBIA-DESTITUCION-ONU/ 
    
    DELEGADO ONU DIJO QUE ANALIZA SI DESTITUCION ALCALDE VIOLA DDHH 
 
Gustavo Petro, alcalde de Bogotá.
   
    Bogotá, 11 de diciembre (Télam).- El delegado de la ONU en Colombia, Todd Howland, dijo que
analizará si hubo violación de derechos humanos del izquierdista alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, 
y de sus votantes, por la decisión de la Procuraduría General de destituirlo.
 
    Howland indicó que revisará si el fallo anunciado por el jefe del Ministerio Público, Alejandro
Ordoñez, en el que se destituyó e inhabilitó a Petro para ejercer cargos públicos por 15 años, violó 
no sólo los derechos del alcalde sino también los de los más de 700.000 capitalinos que votaron por
él, reportó la agencia DPA. 
 
    Aunque Ordoñez aclaró que todavía no ha recibido ningún tipo de citación de parte del organismo
internacional, dijo estar a la espera de concretar el encuentro con Howland, mientras que el Partido
Conservador, en el que milita Ordoñez, pidió a la ONU a través de un comunicado no involucrarse en
"asuntos internos". 
 
    Además, el ministro del Interior de Colombia, Aurelio Iragorri, coincidió en afirmar que es
inconveniente que organismos internacionales "tomen partido sobre las decisiones judiciales o 
disciplinarias del país".
 
    El procurador general destituyó a Petro, uno de los principales dirigentes izquierdistas del país, en
el marco de un proceso por su decisión de cambiar hace un año la recolección de la basura realizada
por empresas privadas en el Distrito Capital y otorgarla a compañías públicas, lo que generó por 
algunos días una acumulación de desperdicios en las calles de la ciudad. 
 
    "Ya pedimos una cita con el procurador, porque es importante hablar sobre la jurisprudencia
existente en razón de derechos humanos de este tipo. El procurador tiene su mandato y está actuando
en su mandato, pero también tiene que respetar los derechos humanos", expresó el representante de
Naciones Unidas (ONU).
 
    Durante la segunda jornada de manifestaciones pacíficas convocada por Petro, miles de ciudadanos
de las principales ciudades del país como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cúcuta, entre otras,
protestaron en las calles para apoyar al destituido alcalde y exigieron la salida del cargo de Ordoñez.
 
    En la capital colombiana el ahora ex alcalde se dirigió anoche desde uno de los balcones de su sede
de gobierno a las más de 35.000 personas que llenaron la céntrica Plaza de Bolívar. Líderes indígenas,
estudiantiles, sindicales y representantes de diversas minorías llegaron al lugar gritando "¡Uh, ah!
Petro no se va".
 
    "Hoy diferentes gobiernos han preguntado qué pasa en Bogotá. Cómo es posible que el voto popular
no sea respetado. No pueden comprender en el mundo cómo un funcionario que no es elegido, que no
es juez, le puede decir a más de 700.000 ciudadanos que sus derechos políticos no valen y han
quedado anulados", dijo Petro. 
 
    El alcalde, que seguirá ejerciendo sus funciones hasta que la Procuraduría se pronuncie en segunda
instancia, se refirió a los diálogos de paz de Colombia e insistió en que Ordóñez está enviando un
mensaje en contra de esas negociaciones que se realizan en Cuba entre el gobierno del presidente
Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
 
    Por su parte, las FARC dijeron este martes que la sentencia contra Petro es un "grave golpe contra
el proceso de paz que afecta la confianza y la credibilidad".
 
    Asimismo, la guerrilla recordó que durante las negociaciones se ha tomado el caso de Petro, quien
fue miembro del otrora grupo guerrillero Movimiento 19 de Abril (M-19) desmovilizado en 1990, como
ejemplo de su eventual participación política, el segundo punto de la agenda del proceso sobre el cual
ya se firmaron acuerdos parciales.
 
FARC: destitución de Petro ‘grave golpe’ a diálogos de paz para Colombia
AFP
LA HABANA — La guerrilla comunista de las FARC afirmó este martes desde La Habana que la destitución por la Procuraduría de Colombia del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, es un “grave golpe” contra las conversaciones de paz que desarrolla con el gobierno colombiano.
“La decisión del ultramontano procurador (General de Colombia, Alejandro Ordóñez, de destituir a Petro) es otro grave golpe contra el proceso de paz de La Habana, que afecta la confianza y la credibilidad”, en las instituciones colombianas, señaló la guerrilla en un comunicado divulgado en el sitio web de su delegación de paz (www.pazfarc-ep.org).
Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) destacaron que la destitución de Petro, un ex guerrillero izquierda de 53 años, que debía gobernar de 2012 a 2016, “signa un nuevo episodio en la cadena de atentados contra el establecimiento de una verdadera democracia en Colombia”.
“Ayer (lunes), de un solo plumazo, Ordóñez nos dio a los alzados en armas una lección sobre lo que para la oligarquía significa la democracia en Colombia, y sobre las nulas garantías para ejercer un ejercicio político independiente”, añadió la guerrilla.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: