Comandos del Pentágono iniciarian operaciones secretas en Latinoamérica

Compartí

Fuerzas de Elite de EE.UU. operarán desde sus embajadas en América Latina


Por Jean-Guy Allard

http://www.cambio.bo/internacional/20120225/fuerzas_especiales_de_eeuu_estan_en_las_embajadas_de_america_latina_65292.htm

El Comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos (SEAL), “cuyas fuerzas de élite fueron las que rastrearon y mataron a Osama Bin Laden”, lanzó una propuesta al Pentágono para tener mayor libertad de desplazamiento de las fuerzas especiales (SOF, por sus siglas en inglés) y realizar operativos en América Latina, afirma la BBC.

“Tal autoridad dotaría a las SOF de mayor agilidad, rapidez y flexibilidad” para expandir sus operativos “sin tener que pasar por las vías normales de aprobación que exige el Pentágono”, afirma el reportaje firmado por William Márquez.

El periodista de la BBC señala que “algunos analistas sospechan que una mayor amplitud del alcance de estas fuerzas en América Latina podría degenerar en actividades cuestionables y dañar las relaciones de Estados Unidos con sus vecinos en el hemisferio”.

El Comando de Operaciones Especiales se creó en los años 80 para  rescatar a estadounidenses retenidos en Irán, una operación que terminó por un espectacular fracaso.

Increíblemente, la emisora estatal BBC reconoce toda una serie de actos de injerencia de EEUU en América Latina: “En América Latina, normalmente, se ocupan de misiones de inteligencia de alta tecnología, sin reclutar recursos humanos pero sí brindando entrenamiento y haciendo ejercicios conjuntos”.

El autor de la nota cita a Stephen Donehoo, especialista en Seguridad Nacional del grupo McLarty Associates de Washington: casi siempre, afirma, “con pocas excepciones”, trabajan “en conjunto con las fuerzas armadas, policiales o de Inteligencia del país”.

En Colombia, revela Donehoo, “asesoran operativos específicos en la lucha contra las rebeldes FARC”; pero cuando tres contratistas de Estados Unidos cayeron en manos del grupo izquierdista, "ellos tuvieron tropas en el terreno con el propósito de sacarlos", con la operación Jaque.

En cuanto a Adam Isaacson, analista de política de seguridad nacional de WOLA, la “Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos”, reconoce que "aunque naturalmente no se dan muchos detalles, uno se puede imaginar casi todo". 

En países “aliados” pueden “incluir operativos de inteligencia contra grupos, partidos o individuos que son vistos como amenaza contra EEUU, aunque éstos no estén haciendo nada ilegal en su país".

Isaacson especula que “en los países con los que Estados Unidos no tiene muy buena relación”, enumerando específicamente países del ALBA, Venezuela, Bolivia, Ecuador o Nicaragua,  "podría haber hasta actos de sabotaje ".

Grupos armados en embajadas

Según BBC, el analista de WOLA revela “que ha habido antecedentes en el marco de la llamada guerra contra el terrorismo con la creación, hace unos 5 ó 6 años, de pequeños grupos dentro las embajadas estadounidenses, conocidos como Military Liaison Elements, elementos de enlace militar”.

"Eran grupos élites que, en algunos casos, se encontraban allí sin el conocimiento del embajador", dijo Isaacson a la radio del sistema informativo estatal británico.

"Andaban de civiles, completamente armados y el mundo llegó a saber de ellos cuando en Asunción, Paraguay, mataron a un ladrón en la calle".

Isaacson indica que la búsqueda de una mayor actividad en América Latina obedece a la retórica de “algunos legisladores republicanos”— evidentemente Ileana Ros-Lehtinen, Connie Mack y demás congresistas vinculados a la mafia cubanoamericana— y centros de investigación conservadores que están hilando “una compleja idea de amenaza de seguridad”.

"Empieza con Irán y el grupo radical Hezbollah", explica el experto en una referencia clara a las conspiraciones imaginadas por Roger Noriega y Otto Reich y difundidas internacionalmente en las redes noticiosas orientadas por el Departamento de Estado.

Aunque el analista considera que estos complots de la extrema derecha estadounidense es algo "un poco paranoico", hay quienes “no lo consideran descabellado”

"Los gobiernos se van a sentir violados. Aunque no haya fuerzas del SOF en un país, siempre van a haber sospechas y eso afectará la confianza mutua y la amabilidad de las relaciones", reconoce Adam Isaacson.

Además de realizar misiones de inteligencia y reconocimiento, también tienen la capacitad operacional de "combate cinético", básicamente “localizar, capturar y matar al enemigo”, señala la BBC.


LA CIFRA


5 a seis años tienen de creación pequeños grupos dentro de las embajadas de EEUU, en el marco de la guerra contra el terrorismo.

 

SEAL, élite del Ejército estadounidense

 

Los 24 'seals' que asaltaron el búnker de Abbottabad para dar caza a Osama Bin Laden forman parte de la élite. Los NAVY SEAL (las Fuerzas de Operaciones Especiales del Ejército de EEUU) son una unidad tan secreta que ni el Pentágono ni la Casa Blanca reconocen oficialmente su existencia.

Esta unidad de élite se creó en 1980 —los 'seals' fueron creados en 1962 por el presidente Kennedy— tras el fracaso de la Operación Eagle Claw, que pretendía rescatar a los rehenes de la Embajada estadounidense de Teherán.

Desde entonces, los hombres de esta unidad han participado en la captura del dictador panameño Manuel Noriega, en 1990; cazado a criminales de guerra en los Balcanes; participado en la guerra de Afganistán y han matado a tres piratas somalíes durante el rescate de un rehén estadounidense en 2009. También han tomado parte en acciones fallidas, como un intento de capturar al capo Pablo Escobar en Panamá, en 1990; o en la Batalla de Mogadiscio (1993).

La preparación para convertirse en un 'Seal' es brutal, y dura años. Según el New York Times, el entrenamiento incluye seis meses de gran dureza en Colorado, entre los que están la 'semana del infierno': los aspirantes duermen cuatro horas de media durante cinco días y medio, pasan corriendo, nadando y arrastrándose por el barro. El 80% de los aspirantes no lo consigue y al menos un candidato ha fallecido.

Tras pasar estas pruebas, el aspirante se convierte en un 'Seal' regular. Sólo 300 hombres —de los 3.000 'seals'— forman parte de esta unidad exclusiva.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *