COMO EN MACONDO: Una propuesta por la memoria, contra la amnesia

Compartí

POR OMAR PEÑALOZA*

En el mágico pueblo de Macondo un día acontece una tragedia, una peste se instala en el poblado. Esta peste era más que peculiar.

Se trataba de insomnio.

Mientras el insomnio avanza José Arcadio Buendía cae en la cuenta qué hay un síntoma más perverso en la peste…

Las personas afectadas por el insomnio van perdiendo los recuerdos.

Aureliano Buendía… Como el sabio del pueblo, comienza a tomar medidas… A poner carteles a las cosas:

“Esto es una mesa”.

“Una silla”.

“Una botella” …

José Arcadio ve que la peste avanza …

Que la desmemoria puede agravarse.

Comienza a poner carteles en la vía pública…

“Esto es una vaca, por la mañana se la ordeña, se hierve la leche, se la mezcla con café y se toma café con leche.”

Esto que ocurrió en Macondo puede ocurrir en nuestro pueblo…

Podemos ser afectados por la peste del desrecuerdo, de la desmemoria..

Debiéramos entonces como José Arcadio Buendía salir a colocar carteles….

“Esto es una escuela pública, acá se estudia. Se deben crear muchas escuelas públicas”.

“Esto es una universidad pública, aquí se reciben médicos e ingenieros gratuitamente”.

“Esto es un hospital, aquí se atiende gratuitamente a los enfermos”.

“Esto es el Anses… aquí se reciben pensiones y jubilaciones… y se trata con respeto al jubilado”.

“Éste es el Ministerio de Cultura, éste otro del Trabajo, éste otro de Educación, éste otro de Ciencia y Tecnología. Los ministerios no deben cerrarse ni ser meras Secretarías, en ellos deben garantizarse los derechos de la gente. Aquí no se hacen negocios”.

Habrá que salir a poner carteles.

………

* Tomado del blog de Hugo Presman

 


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *