Confieso que he leído

Compartí

Leo en Miradasal Sur una entrevista cojunta que su director, Eduardo Anguita, les hizoconjuntamente a dos amigos, Alberto Dearriba y Alejandro Horovicz, a propósito delgolpe de marzo de 1976. Me parecen muy interesantes las disquisiciones de ambos acerca de la evidente paradoja de que la política económica escogida por Juan Perón fuera sustancialmente la misma por la que había optado su predecesor, el dictador prosoviético (según algunos maoístas) Alejandro Agustín Lanusse, la encarnada por el "ruso" José Ber Gelbard y me divierto con los dichos de Alejandro acerca de que la política argentina es tan provinciana que le parece más importante la interna radical de Trenque Lauquen que lo que pasa en la industria paulista.


Coincido. Me llama la atención la poca bola que le da el kirchnerismo a la posibilidad cierta que se desencadene una guerra incontrolable a partir del foco encendido en el Cercano Oriente con la "guerra civil" de Siria (una excepción es Lido Iacomini, de Carta Abierta, que el viernes me prometió alcanzarme una copia del documento redactado por la comisión òa dñ  , que es mucho más una agresión externa que una guerra civil convencional, a menos que se la considere una guerra civil interárabe más que entre sirios, pues la mayoría de los que quieren acabar con el régimen instaurado por el partido Baaz no son nacidos en Siria, sino yihadistas sunitas de otros países árabes y del Magreb, veteranos de Irak y Libia.

Me alucina como suelen tergiversarse las cosas no sólo en la prensa del establishment sino, muchas veces, también en la propia. Por ejemplo, acerca de los motivos de la renuncia de Kofi Annan a su misión mediadora en Siria. Casi todos los medios dijeron o bien que había sido por la intransigencia de rusos y chinos en seguir apoyando al gobierno supuestamente genocida encabezado por Bachar Al Assad y ocultaron lo que informó The New York Times: que Obama le ordenó a la CIA que asista a los "contras" (de su lectura se desprende además que hace ya rato que éstos disponen de la detallada información e imagenes satelelitales que les proveen la CIA y la NSA sobre los movimientos de las tropas del gobierno) y que los propios observadores de la ONU en el terreno constararon que, contra todos las promesas, los "rebeldes" están recibiendo tanques y cañones, seguramente a través de la frontera de Turquía (no me extrañaría que los rusos hayan comenzado o comiencen de armas y municiones a los kurdos del PKK, es de pura lógica que lo hagan). El peligro de quela guerra se generalice es grande. El secretario de Defensa, León Panetta acaba de ir a Israel para pedirle al gobierno ultraderechista de Netanyahu y Barak que tenga paciencia, prometiéndoles que si Obama es reelegido, atacarán juntos a Irán


Para Gore Vidal, que acaba de morir, los Estados Unidos se han convertido "en una sociedad totalitaria horrorosa" y sus noticieros de TV en un feudo de pelotudos   


Un gobierno que aunque está muy golpeado por el bloqueo económico dispuesto por sus enemigos (la llegada de Hollande al gobierno de Francia no alteró la alianza de Paris con Washington en lo que hace a desalojar a los baazistas laicos del poder) no parece estar al borde de caer.


Patética la maniobra del historiador transformista Luis Alberto Romero en procura de aggionar, volver digerible su gorilsmo antediluviano volviéndose evitista de la última hora.

Muy buena la enésima entrega sobre la CNU de Daniel Cecchini y Alberto "manzanita" Elizalde Leal, en este caso, sobre la asunción de la jefatura operativa por parte del Indio Castillo y la incorporación a la banda de cuatro policías bonaerenses. Una saga que espero concluya en un libro.


Acá está bastante bien explicado como hizo Evo para eludir el cepo de los indigenistas y las ong's arregladas con el imperialismo y seguir postulando abrir una ruta transamazónica, como exige el más elemental sentido común… además de Brasil. a instancias de la burguesía paulista.

Me parece muy importante que Baltasar Garzón logre impedir la extradición de Julian Assange a Suecia, de dónde todo el mundo sospecha que se lo extraditaria a los Estados Unidos, que lo juzgaría por cargos que ni siquiera se conocen y dónde hay políticosos que proponen seriamente condenarlo a muerte.


Hay una nota interesante, La guerrilla fuera de foco, sobre el Ejército del Pueblo Paraguayo. El autor trata de discernir si el EPP es auténtico o, como proclama Marín Almada, es "un invento de la derecha". Yo, atento a la historia de las Brigadas Rojas italianas que amasijaron a Aldo Moro pero también a la experiencia de Montoneros, me malicio que tranquilamente bien puede tratarse de ambas cosas.

Y siempre en el terreno internacional recomiendo leer la nota de Santiago O'Donnell sobre la emergente estrella latina del partido demócrata norteamericano, Julián Castro (sic), un avispado muchacho de San Antonio, Tejas, hijo de una renombrada líder chicana, cuya carrera, supongo, estará siendo fogoneada por Juan Verde, un canario que es el mayor experto sobre el electorado latino.

En cuanto a nuestro país, me gustó este análisis de Edgardo Mocca, donde luego de señalar que los mejores momentos de la democracia y de la era kirchnerista se produjeron en medio de conflictos, y que no hay que rehuirlos aunque ya sepamos que los programas no son nada sin el poder que pueda sostenerlos como banderas y garantizar un rumbo.

También, en materia de análisi, me resultaron muy interesantes dos notas del Ni a palos (suplemento joven de Miradas al Sur). Su editorial, llamado La época, que destaca y subraya lo que mucho ha cambiado con el kirchnerismo en el plano subjetivo visto a traves de la publicidad sobre las olimpíadas, y lo que escribió Martín Rodríguez sobre Pilar Calveiro. Lamentablemente, todavía no están en internet.

Por fin, esta "parida" está escrita en una letra tan bonita como comechingona, llamada Gill Sans, de cuya existencia -y de la de su fundador- ha dado testimonio el impresionante Juan Forn, un escritor como la copa de un pino. Que concluye: "todo lo que tiene una historia atrás me gusta el doble". ¡Eso!


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *