EVASIÓN: Las multinacionales evaden impuestos a lo pavote gracias a Luxemburgo, la CE y la troika

Lo que sigue lo escribí el lunes y se me quedó “traspapelado” en medio de los cambios que experimentó este blog. Anguita escribió posteriormente una buena nota en Tiempo Argentino sobre “El Caso Falciani”, que está muy relacionado. El link, al final de todo.

Jean-Claude-Juncker. El vicio encarnado gobierna Europa. Los pueblos ¿harán sonar el escarmiento?

 

Leer los diarios los domingos puede ser un ejercicio agotador. Ayer estuve horas mirándolos. La noticia más importante la sacó Clarín bien pequeñita con la firma de Silvia Naishtat que ha de haberse empeñado en publicarla. Otros diarios, en su afán de no molestar a sus anunciantes, ni siquiera la sacaron.
Solamente las personas física sy las Pymes pagan sus impuestos. Las multinacionales (entra las que se encuentra Procter & Gamble ) suscriben acuerdos secretos con gobernantes corruptos para pasarse sus obligaciones por la entrepierna.
Google nos ofrece varios enfoques, el tico de El Financiero, que reproduce un despacho de AP; el del diario público, que reproduce un despacho de EFE; lo publicado por Cubadebate (que se basa en el diario mexicano Milenio y en el Financial Times), la opinión de Pablo Iglesias, líder de Podemos y, por último, una nota reciente robada por Urgente 24 a algún medio español que no cita.
Menos está última, de la que ofrezco el link, aqui tienen los textos.

El Financiero, Costa Rica:

INVESTIGACIÓN DEL ICIJ

Luxemburgo ayudó a 340 multinacionales a evadir impuestos

Entre las empresas beneficiadas se encontrarían Apple, Ikea y Pepsi
El ex primer ministro y nuevo jefe de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker está en el centro de la polémica.

AP (BRUSELAS). -Luxemburgo está en el centro de un escándalo mundial al ser acusado el jueves de organizar un sistema de evasión fiscal en pro de multinacionales como Apple, Ikea o Pepsi, poniendo en apuros a su ex primer ministro y nuevo jefe de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker.

Acuerdos fiscales secretos entre Luxemburgo y más de 340 multinacionales, entre ellas tres bancos brasileños, que tenían la finalidad de pagar menos impuestos, fueron revelados este jueves por 40 medios de comunicación internacionales.

Esta revelación se basa en documentos obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Los acuerdos, pasados entre 2002 y 2010, representan miles de millones de euros de ingresos fiscales perdidos para los estados donde estas empresas obtienen sus beneficios, según el ICIJ y sus medios asociados.

La revelación interviene en la primera semana de presidencia de la Comisión del luxemburgués Jean-Claude Juncker, ex primer ministro del Gran Ducado entre 1995 y 2013.

El actual jefe de gobierno luxemburgués, Xavier Bettel, aseguró este jueves que los acuerdos fiscales son “conformes con la legislación internacional”.

El portavoz de Juncker recordó este jueves que la Comisión ya inició una investigación sobre los acuerdos fiscales de Luxemburgo con Amazon y el grupo Fiat.

La investigación de la Comisión contra la práctica conocida como “tax ruling”, que permite a las empresas optimizar fiscalmente sus declaraciones y priva a numerosos países del impuesto a las ganancias que realizan en ellos, iniciada en junio de 2013, concierne el régimen de Amazon y del grupo Fiat en Luxemburgo , el de Apple en Irlanda y el de Starbucks en Holanda, y busca determinar si constituye una ayuda estatal ilegal.

Según la investigación, dos bancos brasileños, Bradesco e Itaú-Unibanco, se beneficiaron de este esquema, ayudados por la auditora PricewaterhouseCoopers (PwC), que les permitió ahorrarse $90 millones en impuestos.

El ICIJ detalla que los bancos brasileños alegaron “contribuciones no mesurables” a sus filiales en Luxemburgo, lo cual les permitió declarar un resultado menor y por tanto pagar menos impuestos tanto en Luxemburgo como en Brasil.

La investigación apunta también a prácticas de optimización fiscal de multinacionales en España, Argentina, El Salvador, Chile, República Dominicana, México y Panamá.

En su investigación, que duró seis meses, bautizada “Luxembourg Leaks” o “LuxLeaks”, el ICIJ tuvo acceso a 28.000 páginas de documentos de “tax ruling” que muestran cómo las grandes empresas “se apoyan en Luxemburgo y sus flexibles reglas fiscales.

Público.es:

Hasta 340 multinacionales firmaron acuerdos con Luxemburgo para pagar menos impuestos

El Gran Ducado se lava las manos y dice que no han hecho “nada malo”. Bruselas dice que “actuará” si se ha vulnerado la normativa comunitaria, pero Juncker, exprimer ministro de Luxemburgo, no quiere dar su opinión sobre el asunto

Bruselas expedienta a Luxemburgo por las ventajas fiscales sobre Amazon

La UE pregunta a Luxemburgo por los impuestos que paga Amazon

Bruselas expedienta a Irlanda, Holanda y Luxemburgo por conceder ventajas fiscales a Apple, Starbucks y Fiat

 

EFE Bruselas /JULIEN WARNAND

Este jueves, distintos medios de comunicación nacionales e internacionales han destapado que hasta 340 empresas internacionales habrían firmado acuerdos secretos con el Gobierno luxemburgués para pagar menos impuestos.

Compañías como Pepsi, IKEA, AIG, Coach, Deutsche Bank, habrían sido algunos de los firmantes de estos acuerdos, según el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) , en lo que ya ha sido denominado el escándalo de LuxLeaks. Así, estas informaciones se unen a otras tantas acusaciones contra Luxemburgo, uno de los países con menores cotizaciones fiscales, considerado un paraíso fiscal por varios medios de comunicación.

Hasta el momento, y mientras la Comisión Europea ha asegurado que “actuará” si ha habido actuaciones que no se ajusten a las normas, Luxemburgo ha reconocido que estos escándalos no hacen bien a la imagen del país, pero ha defendido que en ningún caso han hecho “nada malo”.

De acuerdo con los medios luxemburgueses, también la consultora y auditora PriceWaterhouseCoopers dará hoy explicaciones sobre el escándalo de LuxLeaks.Esta empresa, una de las cuatro grandes del mundo en su sector, habría ayudado a las multinacionales a negociar y obtener al menos 548 de esas decisiones fiscales ventajosas entre 2002 y 2010 para beneficiarse de “estructuras fiscales complejas diseñadas para conseguir reducciones drásticas en los impuestos”, indica el ICIJ.

La Comisión Europea “actuará”

La Comisión Europea (CE) dijo hoy que actuará si los acuerdos fiscales de Luxemburgo con varios centenares de empresas no se ajustan a la normativa comunitaria de ayudas de Estado. En declaraciones a Efe, el portavoz jefe de la CE, Margaritis Schinas, afirmó que “si los esquemas de ayudas de Estado de Luxemburgo no se ajustan a las normas del mercado interior, se actuará”.
Schinas ha señalado que el excomisario de Competencia Joaquín Almunia ya había abierto investigaciones sobre las ayudas de Estado en Luxemburgo, una estructura que, según el portavoz jefe de la CE, “responde a un esquema tradicional que todos los Estados miembros tienen para atraer la inversión y ganar ventajas sobre otros”.

En junio pasado, la CE abrió una investigación sobre el régimen fiscal que aplican Irlanda, Holanda y Luxemburgo a Apple, Starbucks y Fiat, respectivamente, para determinar si son ayudas de Estado ilegales.

Almunia señaló entones que esa decisión no cuestionaba el sistema general impositivo de estos países, sino las medidas particulares aplicadas a estas empresas respecto al impuesto de sociedad. “Los alemanes lo tienen para el automóvil, otros para la industria audiovisual, etc, es un área clásica donde los estados intentan sacar ventajas competitivas y la Comisión Europea que es el regulador del mercado interior interviene para asegurarse que esos esquemas no distorsionen la competencia”, ha asegurado Schinas.

La auditora PricewaterhouseCoopers habría ayudado a las multinacionales a obtener al menos 548 decisiones fiscales vigentes en Luxemburgo desde 2002 y 2010 para beneficiarse de “estructuras fiscales complejas diseñadas para crear reducciones drásticas en los impuestos”, indica el ICIJ.

Juncker: “Tengo una opinión sobre este asunto, pero me la guardo para mi”
El propio presidente de la CE y ex primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, señaló este miércoles en rueda de prensa que el Ejecutivo comunitario “hará su trabajo” y que el mando en las pesquisas sobre ese tipo de investigaciones está a cargo de la titular de Competencia, la danesa Margarethe Vestager.

Juncker señaló también que él personalmente no se “involucraría” en el asunto, al tiempo que aseguró que tiene su opinión “sobre el asunto pero me lo guardo para mi”.

Luxemburgo dice que no han hecho “nada malo”

El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, ha afirmado este jueves que las prácticas fiscales del país “respetan las reglas internacionales” y que por tanto no se ha hecho “nada malo”. Acompañado por el viceprimer ministro y titular de Economía, Étienne Schneider, y por los ministros de Finanzas, Pierre Gramegna, y de Justicia, Félix Brax, Bettel se ha visto obligado a explicar las prácticas fiscales de su país con las multinacionales, puestas en entredicho de nuevo con esta revelación.

Bettel ha admitido que este escándalo “no da una buena imagen de Luxemburgo”, pero él y sus colaboradores han subrayado que lo que hace el Gran Ducado es legal, mientras que Gramegna sostenía que la práctica “es compatible con los estándares comunitarios y con los de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En Luxemburgo es legal la práctica fiscal conocida como tax ruling, confidencial y que permite que las empresas soliciten por adelantado a la administración del país conocer qué tratamiento fiscal se les va a aplicar, obteniendo al mismo tiempo algunas garantías jurídicas. Esa práctica permite también que se garantice a las compañías el trato fiscal que van a recibir durante un periodo de tiempo e influye en la manera en que se reparte el beneficio sujeto a fiscalidad aplicable a una multinacional con sus filiales en diversos países, lo que supone una ventaja fiscal.

CUBADEBATE:

Presidente de la Comisión Europea bajo fuego por paraísos fiscales en Luxemburgo

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, está en el centro de la atención por los acuerdos fiscales que se realizaron durante su mandato como primer ministro de Luxemburgo.

Luxemburgo ha asumido como uno de sus compromisos revisar su cultura del secreto financiero, al mismo tiempo que se defiende contra los últimos argumentos que lo inculpan de haber ayudado a las más importantes empresas multinacionales en la evasión de miles de millones de dólares en impuestos.

Las acusaciones resultan bastante embarazosas para Jean-Claude Juncker, nuevo presidente de la Comisión Europea, quien fungió como primer ministro cuando supuestamente se llevaron a cabo esos acuerdos fiscales con las corporaciones trasnacionales.

Del otro lado, las autoridades responden a un informe en el que más de 340 empresas multinacionales, incluyendo nombres tan globales como Pepsi, Procter & Gamble y JPMorgan, realizaron acuerdos secretos con el Gran Ducado entre 2002 y 2010 con los que ahorraron miles de millones de dólares en impuestos.

La Comisión ya abrió investigaciones con el fin de saber si las resoluciones acordadas por la autoridad fiscal de Luxemburgo con Fiat Finance and Trade, la división financiera de la empresa automotríz, y Amazon, una de las principales empresas de comercio en línea, coincidieron con el mandato de Juncker y recibieron ayuda ilegal del Estado.

Pierre Gramegna, ministro de Finanzas de Luxemburgo, se negó a responsabilizar a Juncker por las prácticas realizadas en el pasado, pero hizo hincapié en que el gobierno actual está fomentando una nueva cultura de transparencia financiera.

Esta declaración resulta contraria a la posición de Gianni Pittella, el legislador italiano que encabeza el grupo socialista en el Parlamento, quien señala que la credibilidad del antes ministro de Finanzas estaba en juego. “Tiene que mostrar de qué lado está. ¿Está del lado de los ciudadanos europeos o de las corporaciones que evaden impuestos?”.

El miércoles, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, publicó documentos filtrados en donde se dice se mostraba cómo cientos de compañías canalizaron cientos de miles de millones de dólares a través de Luxemburgo y se ahorraron miles de millones de dólares en impuestos. Los documentos son principalmente de Advance Tax Agreements (Acuerdos Tributarios por Adelantado), llamadas cartas de conformidad que trazan cómo se le cobrará impuestos a las compañías.

Al preguntársele si Juncker era responsable de esta cultura de exenciones fiscales, Gramegna dijo: “No es un político o un gobierno el que hace estas resoluciones, es un procedimiento administrativo”. Si bien insistieron en que los acuerdos fiscales previos fueron legales, dijo que Luxemburgo ahora estaba terminando con el secreto bancario, que había sido uno de los “pilares” de su política nacional. El mes pasado, Luxemburgo dejó de resistirse a las normas de transparencia de la Unión Europea y dijo que iba a permitir que los datos de los depositantes europeos sean enviados a sus países de origen.

Gramegna también estuvo de acuerdo en que era “insatisfactorio” e “insostenible” que las empresas utilizaran a Luxemburgo como un paraíso fiscal para pagar poco o nada de impuestos. Sin embargo, insistió en que el problema no podría resolverse únicamente por Luxemburgo, sino como una parte de un esfuerzo internacional más amplio.

La Unión Europea dijo que Juncker no se inmutó por el enfoque que se le da a su mandato como primer ministro de Luxemburgo. “Puedo decirles que (él) está muy tranquilo”, dijo la portavoz Margaritis Schinas. “Si fuera una adolescente podría utilizar la palabra ‘cool’. Pero dejémoslo en sereno”.

(Tomado de Milenio. Artículo de The Financial Times)

TERCERAINFORMACION.ES:

Pablo Iglesias: “Juncker no debería seguir un minuto más al frente de la Comisión Europea”

Durante el gobierno del actual Presidente de la Comisión en Luxemburgo, más de 340 multinacionales firmaron acuerdos secretos con este país para rebajar sus impuestos.

Tal y como ha sido publicado en numerosos medios de comunicación, más de 340 multinacionales han firmado “acuerdos secretos” con Luxemburgo para rebajar sus impuestos, llegando algunas a conseguir impuestos de sociedades de tan solo un 1%. Los hechos ocurrieron cuando el actual Presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, era primer ministro y ministro de finanzas cuando se firmaron los acuerdos.

“Esta es la imagen de la Europa actual: el presidente de la Comisión Europea, una institución que no ha parado de exigir sacrificios y recortes a los españoles”, afirma Pablo Iglesias, eurodiputado de Podemos, “suscribió acuerdos secretos para que las grandes empresas pagaran un 1% de impuestos mientras era el ministro de finanzas de Luxemburgo. Una vez más han puesto al zorro a vigilar al gallinero.”

Estos hechos ponen en entredicho la neutralidad y transparencia que se espera de la presidencia de la Comisión Europea, ya que es precisamente la Comisión quien debería investigar y depurar cualquier posible falta. La delegación de Podemos ha interpuesto dos preguntas urgentes a la Comisión pidiendo las aclaraciones pertinentes al respecto, y el grupo GUE/NGL ha comenzado a trabajar para presentar una moción de censura contra Juncker.

El primer ministro luxemburgués ha afirmado que las prácticas fiscales de Luxemburgo son conformes a la ley internacional. Lo que no explica es que estas prácticas fiscales han institucionalizado la competencia desleal entre las grandes, medianas, y pequeñas empresas al ofrecer inmensos beneficios fiscales a 340 multinacionales.

En este sentido, Iglesias sostiene: “es la misma historia de siempre: los ciudadanos y las PYMES pagan sus impuestos mientras las grandes empresas suscriben acuerdos secretos para tener un tratamiento fiscal preferente. ¿Con qué cara van a pedir la próxima vez más esfuerzos a los españoles? Europa no se merece estar gobernada por esta casta que defiende los intereses de las grandes empresas a costa de los derechos de sus ciudadanos.

Podemos utilizará todas las iniciativas y medios institucionales a su alcance para que Jean- Claude Juncker asuma la responsabilidad de este escándalo que le afecta personalmente, incluida la presentación de una moción de censura en la que ya está trabajando nuestro grupo parlamentario. Juncker no debería seguir un minuto más al frente de la Comisión Europea.”

Más información (robada por Edgar Maihard de un medio español) aquí:
http://www.urgente24.com/232896-pwc-operador-del-escandalo-fiscal-en-luxemburgo

Lo de Anguita aquí:
http://www.infonews.com/autores/21/eduardo+anguita/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: