CORONAVIRUS, TRUMP Y LA CLOROQUINA: Una compleja red de intereses financieros

“¿Qué tienen que perder? ¡Tómenla!”, así exhorta Trump a los estadounidenses a probar la cloroquina contra el coronavirus

NYT: President Trump has 'financial interest' in ...

Desde marzo, el presidente Trump ha promovido en repetidas ocasiones el uso de la cloroquina (o hidroxicloroquina), un antiguo fármaco contra la malaria, en el tratamiento de la infección por coronavirus, con la actitud de quien promociona un producto milagroso. Ni siquiera lo detuvo el lamentable hecho de que una pareja de ancianos se intoxicara y el hombre muriera después de ingerir un producto para peces que contenía cloroquina, tras oír por televisión al presidente recomendando esa sustancia y pensar que lo que usaban en su acuario era lo mismo que la formulación farmacéutica. En abril, Trump volvió a la carga en las sesiones informativas sobre COVID-19 que diariamente dirige a la nación. Durante dos días seguidos -el 4 y el 5 de abril-  como si fuera un vendedor de elixires del salvaje oeste, el presidente de EEUU promocionó repetidamente el fármaco retando a los ciudadanos a probarlo. “¿Qué tienen que perder? ¡Tómenla!”, exhortó machaconamente Donald Trump a los estadounidenses en su alocución, como si se tratara de probar un nuevo refresco. ¿Por qué se ha vuelto fanático  de la hidroxicloroquina, el presidente de EEUU? La respuesta está en los millones de dólares que hay en juego.  MÁS INFORMACIÓN EN REVUELTA GLOBAL

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: