CORTES DE LUZ. Carta abierta de un peronista iracundo a “mis amigos gorilas”

Hubo tiempos en que el aire acondicionado era un lujo para muy pocos. Entonces había gorilas inteligentes.

 

Me lo envía un amigo que se reclama “peronista desde siempre” y al que quedarse sin energía eléctrica temo que se ha puesto un poco iracundo. Y acaso también jactancioso porque no creo que de este modo pueda conservar muchos amigos gorilas. Ni que los que tan bien describe lo tengan a él como amigo.

Coincido con mi amigo en que una causa del apagón es la masividad de la utilización de los aparatos de aire acondicionado (en su mayoría comprados durante la larga década kirchnerista). Pero una causa mayor es la desinversión de las compañías proveedoras del fluido, que deberían ser estatales.

Lo difundo de apuro ante la perspectiva de que el apagón me llegue. Por lo pronto, en casa ya no hay agua.

Culpa del uso masivo e indiscriminado de los aires acondicionadores domiciliarios por parte de los propietarios de los mismos.
Imposible que por razones de solidaridad con el resto de la sociedad los dejen de encender. Se cagan en todo.
Insolidaridad que no sólo paga con corte de luz la industria, los servicios y la salud en estos momentos de pandemia sino también lo pagamos con corte de luz los millones de argentinos (la mayoría) que no tenemos aire acondicionado.
Bueno, ahora estamos nivelados todos: los que se cagan en todo y los que somos víctimas de ese egoísmo militante.
Escupieron para arriba. Ahora jódanse igual que el resto de la sociedad en la cual se cagan todos los días.
Puteen a los KK. Sigan haciéndolo. Hablen de paredones y horas. De asesinar.
Es lo único que les da sus neuronas alisadas de tanto consumo de titulares y zócalos de los medios hegemónicos.
Ahora los que viven en depto y no tienen bañera ni agua, no van a tener ni para cagar.
Y no van a poder seguir tuiteando porque tampoco van a tener baterías en sus celulares.
Practiquen. Así son las condiciones que se dan y rigen en cualquier guerra civil, como las que tanto anhelan.
Quizás se den cuenta de que no sean los más aptos para sobrevivir en condiciones propias de los barrios carenciados.
Disfruten como si vivieran en una casilla de la villa 1.11.14. Así aprenderán por lo que pasan los pobres todos los días.
Dios es Justo y todo lo nivela. ¡Laus Deo!
PD: apago el celu. Así reservo la bateria para mensajes. Mis datos 4G aún funcionan.

Comentarios (2)

  1. Leonardo

    Otro ejemplo del “eterno retorno de lo mismo” nietzscheano: verano>cortes de energía. Hacia fines del año en curso, todos habrán olvidado lo que acaba de suceder.

    Responder
  2. Leonardo

    Error mío. No acaba de suceder: continúa.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: