“Cristina siempre será una reina” (y nosotros sus mosqueteros)

Hoy, el jefe de Gabinete, D. Aníbal Fernández, respondió en 678 a acerbas críticas de los republicanistas locales, y al encontrarse con una que le reprochaba a CFK comportarse como una reina, respondió, socarrón: “Cristina será siempre una reina”.

No es ésta una declaración baladí, sino una afirmación de principios, y en tanto habitual portavoz de la Corriente Realista del Río de la Plata y coordinador de la Cofradìa de Mosqueteros de la Reina, pláceme invitar formalmente a nuestras cenas antisoja de los jueves al Sr. Jefe de Gabinete, D. Aníbal Fernández.

Que el Barba Gutiérrez nos perdone.

El comportamiento de la oposición (encabeza el palmarés el dúo cómico Lozano-Solanas, que siendo la primera minoría de un distrito de tres millones de argentimos pretende enmendarle la plana y imponerle un presupuesto al gobierno federal de más de cuarenta) es avieso. Se empeñó en tratar de inventar de la nada una pelea entre Fernández y el ministro de Economía, el converso (dicho sea sólo con afán descriptivo y teniendo muy en cuenta que los conversos suelen ser los más fanáticos, y ahí está Barone para demostrarlo) Amado Budou. Lo que permite augurar que no le dará tregua al gobierno: Pero hete aqui que la Presidenta ha dicho ayer en Curuzú Cuatiá que “no voy a aflojar ni debajo del agua”. Esa es nuestra jefa. Más claro…

Por lo que nos reunimos mañana, como todos los jueves, a la hora señalada en nuestro galaico refugio de San Pedro Gónzález Telmo N.O. encomendándonos a San Néstor, gladiador y mártir (véase post específico). Aguardamos la presencia de distinguidos visitantes compañeros como Diego “Beyle” Olivé, desde hace más de 30 maños neoyorkino de la primera hora, Norma “Goma” Amirante y Güili Díaz, del México D.F., y Ricardo “Mamut” Stockdale, montserratino radicado en Barcelona.

No se quejen si, tal como es habitual, ninguno de los invitados se hace presente y si se corporizan hadas como Lorena García.

Seguro segurola estarán doña Eleña y doña Silvia, señoras de tantos lances (llevamos sus pañuelos en nuestras faltriqueras).

Ya lo veremos. Nos vemos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: