El kircherismo en la encrucijada: Bancar los trapos

Compartí

Primero lo vi en Artepolítica. Después fui al original, en Mendieta el renegau.

Bancar los trapos

¿Los militantes tienen o no tienen responsabilidades? Opino que sí. Me gusta pensar que sí. Porque si pensáramos que no, en vez de militantes seríamos meros reproductores de órdenes que vienen de arriba. Y lo que viene de arriba es la conducción. La conducción traza un camino, marca un rumbo, establece objetivos. Pero por abajo, los militantes tienen que buscar la mejor forma de llevar eso adelante. Y la conducción se reafirma en un ida y vuelta con las bases.

Empecemos por el principio: el kirchnerismo perdió las elecciones. Y las perdió porque el kirchnerismo, a pesar de seguir siendo la fuerza política más votada en el orden nacional, a esta altura compite contra sí mismo. Es como aquellos equipos que ganan siempre todas las copas. De vez en cuando pierden, pero sobre todo pierden cuando tiene la inmensa y titánica tarea de seguir superándose a sí mismos y no lo logran.

Entonces asumamos que se perdió. Porque lo que es seguro es que se perdieron votos, obviamente que en relación al 54% del 2011, pero también en relación al 2009. Porque se sacaron menos votos de los esperados a nivel nacional. Porque se perdió en la Provincia de Buenos Aires. Porque salió tercero en Santa Fe. Y etcétera, etcétera. Eso ya lo sabemos todos.

Lo segundo es preguntarse, entonces, por qué perdió tantos votos. Y acá puede haber tantas interpretaciones como interpretadores. Y seguramente la verdad, que no existe, está en un punto medio entre muchas de ellas. Lo tercero es asumir que hay cierta uniformidad nacional en los resultados (por supuesto, con los matices propios de cada distrito, pero en todos lados se fue para atrás), lo que indica que hay motivos «de alcance nacional».

Entonces: algunos piensan que perdió muchos votos por no haber atendido nuevas y viejas demandas (lo que sería un problema de «gestión»). Otros piensan que es por «problemas comunicacionales» o, más directamente, porque los medios «juegan en contra» (el nacimiento de esos medios en los últimos 12 meses explicaría así el 54% de hace dos años, je). Otros especulan con «problemas políticos», como una pérdida de acumulación de actores. Otros, más marketineros, te dicen: hoy ser oficialista no está de moda.

Bueno: pienso que hay un poco de cada una de esas cosas. Y algunas más. Pero también pienso que siempre hay que empezar por el principio. Y que la política está antes que la comunicación. Y que «hacer política» no es lo mismo que «comunicar» y que «comunicar» no es lo mismo que «hacer campaña» y que «hacer campaña» es mucho más que hacer actos y spots.

Y me voy a extender, que no se solucionan problemas grandes con respuestas cortitas.

En lo político: hay que dejarse de joder con el sectarismo. El kirchnerismo es un parte central, en esta etapa histórica, del peronismo y del movimiento nacional y popular. Pero no es la única, ni siquiera la más grande. Condujo y conduce, pero es una parte. Y para seguir conduciendo, como diría el General, hay que acertar. Y para acertar, además de otras cosas, hay que contener. Y acumular. Y no podemos pretender que la única acumulación válida sea la de una fracción y que los otros no acumulen o mirarlos de reojo cuando lo hacen. Por supuesto, esta afirmación esconde debates más profundos que quizás haya que en algún momento enfrentar: ¿consideramos al kirchnerismo algo fundacional o asumimos que tiene raíces más  profundas que lo anteceden? Mi opinión está en este mismo párrafo, pero no todos piensan –y actúan- igual. Y eso se nota. Y en algún momento entra en crisis ¿Es una crisis terminal? De ningún modo. El kirchnerismo ha sabido recuperarse de derrotas y de desaciertos y, sin dudas, puede volver a hacerlo. Lo que no podemos permitir es que se rife lo obtenido en todos estos años. Y para que no se rife no podemos ser tan obcecados de pensar que sólo este esquema lo puede garantizar. Para decirlo claro: hay quienes, dentro del kirchnerismo, fantasean con un «irse» en 2015 con una candidatura perdidosa, que gane el más horrible posible y volver luego, «cuando nos extrañen». Bueno: esto me parece un desastre y un infantilismo. Podés perder, claro, pero no podés jugar a perder. Porque, si realmente creemos en este proyecto, los perjudicados de un retroceso no serán ninguno de los que creen en esa hipótesis (los cuales ya forman parte de «la clase política» y, por ende, no tendrán problemitas de subsistencia) sino, sencillamente, los sectores populares que decimos defender. Creo que fui clarito, ¿no?

En lo «gestional»: hay que atender las nuevas demandas con algo más que un repaso de lo ya hecho en la década. En primer lugar porque muchas de esas demandas son producto, precisamente, de éxitos previos del proyecto. En segundo lugar porque es nuestra obligación ideológica: que un ex desempleado haya conseguido laburo pero ahora exija mejores salarios o viajar bien es correcto. Aquellos que piensan que esas personas «nos deben» algo por haber mejorado sus vidas (aunque más no sea en una pequeña parte), en mi opinión, tienen una desviación ideológica preocupante. Los peronistas, desde siempre (bah, a veces), construimos derechos para las mayorías populares. Son derechos. Así que no nos deben nada. Y en todo caso «pagan» eso en cada elección. En tercer lugar, siempre hay que ofrecer una «perspectiva de futuro», y hace rato que no lo hacemos. Ya no alcanza con repetir, una y otra vez, lo mal que estábamos en 2001, en 2002. Todo el mundo lo sabe. El punto es qué le decimos, y cómo lo explicamos, para convencer a los votantes de que, con este proyecto político, va a estar mejor en el futuro de lo que está hoy.

En lo «comunicacional»: no me voy a extender demasiado en esto. Es mi «campo» y conozco demasiado lo complejo que es como para andar tirando al voleo cosas. Pero me voy a limitar a lo siguiente: no se puede seguir hablando sólo «para los propios», como si eso fuera tener fuertes convicciones y adaptar tu comunicación a las necesidades del contexto fuera una entrega, una traición. El camino de la autocelebración, compañeros, está agotado. Y el énfasis en «bancar los trapos» me hace acordar a los que, en el fútbol, son hinchas de su hinchada. Los entiendo, claro que los entiendo. Soy de Racing y estoy orgulloso de mi hinchada. Pero a la cancha entran los jugadores. Y los partidos no los ganás cantando en la tribuna para que te escuchen los mismos que son de tu equipo.

Veremos. Como siempre, está todo el futuro por hacerse. No está escrito. Y cada uno banca los trapos como puede. Yo así.
 
Publicado por Mendieta en 22:22
21 comentarios:

valeria gantman dijo…
Acuerdo 100%
    15 de agosto de 2013 22:33

Anónimo dijo…
    Escrito asi suena menos duro q dicho entre empanadas y desaliento .
    Sin emabrgo pienso q no es por supuestos desaciertos q perdimos ya q pusimos lo mejor (la década ganada y a a Ella )
    Tal vez deberiamos dejar q cada candidato hable y muestre q hizo y q hara
    Creo q en una legislativa la gente vota cambio y «tiron de orejas»como dice Gerard asiq contra eso poco hay para hacer Sólo aclarar q se juega algo mas q una oreja y q el candidato q eligieron quiere marcar la cancha pero sin definir q camiseta usarà porq el partido no lo jugará en la cancha sino en la ancha Avenida q Magnetto y la derecha le presten
    Creo q lo único q queda es poner menos y esperar
    Mabel de Moron
    15 de agosto de 2013 22:56

elbosnio dijo…
    Podriamos formular la pregunta (otra sin respuesta) si ante la situación actual existia alguna lista de acciones que realizadas por el gobierno, este no habría perdido votos?
    Aunque filosoficamente uno podría afirmar que no existe ninguna situación no modificable por las acciones del gobierno, incluso por las acciones de cualquiera. Pero en la factibilidad politica hay muchas que deberiamos considerar fuera de la zona de influencia real.
    Nestor no está mas, CFK no es reelegible, no hay un sucesor definido, la oposicion no electoral acordó apoyar a un candidato mas apropiado que ningun otro de los que apoyó antes y este aceptó salir al ruedo, es una elección de medio termino, el poder de fuego de los medios alineados con la oposicion corporativa sigue casi tan fuerte como antes y la estrategia de estos fue la erosion al gobierno nacional.
    Ante esta situación es posible que con las mejores acciones del mejor gobierno posible no habrian podido lograr un exito electoral.

    Solo para des-asegurar cualquier afirmación. Que veo ha sido tu intención en el post. Relativizo aún la certeza de que ha sido una derrota. No dudo que mis expectativas eran muchos mas altas y que se vieron frustradas. Pero no puedo asegurar que mis expectativas fuesen posibles aún bajo condiciones de laboratorio.

    Pero como revisarse una y otra vez, analizarse una y otra vez, buscar mejorar podriamos decir que no tiene contraindicaciones es muy provchoso hacerlo aun sin contestar la pregunta que formulo.

    Y por supuesto creo que la respuesta a mi pregunta es que tenemos mucho por mejorar que podrian haber mejorado nuestros resultados. Creo eso y sé que puedo estar equivocado.


    15 de agosto de 2013 23:00
pipo dijo…

    no estoy de acuerdo,dicen que se comunico mal, no, la gente tiene un mejor pasar, tiene un auto y ahora quiere dos, y piensa que el que venga se lo dara, si es massita mejor porque era kirchnerista, no entienden y si entienden no les importa.
    15 de agosto de 2013 23:29
Anónimo dijo…

    Te felicito… Exvelente analisis… Y diagnóstico
    15 de agosto de 2013 23:46
Fernandoc dijo…

    Coincido y firmo al pie. Comparto en mi muro. El seissieteochismo me cansó hace rato. Pero el discurso de Cristina hablando del resultado en la Antártida y de los qom, realmente me asustó. Espero que haya sido sólo la conmoción por el resultado. Sigo creyendo en el proyecto y apuesto a que sepa elaborar la derrota para volver a convencer a los que se nos fueron. Abrazo
    15 de agosto de 2013 23:49
Al II dijo…

    Yo coincido con el señor pipo basándome en casos y personas de la vida real.
    15 de agosto de 2013 23:50
Martín dijo…

    «Pero me voy a limitar a lo siguiente: no se puede seguir hablando sólo «para los propios», como si eso fuera tener fuertes convicciones y adaptar tu comunicación a las necesidades del contexto fuera una entrega, una traición. El camino de la autocelebración, compañeros, está agotado.»

    Exacto.

    Obviamente, hay otras cuestiones, no sólo esa. Pero en lo «comunicacional», como bien decís, creo que hay una saturación de la figura de Cristina. El problema es que nos quedamos en el ’08, usando una frase menemista :P. O sea, esa lógica de comunicación que usa Cristina estaba bien para una época en que los medios habían iniciado una pequeña revolución contra el gobierno nacional. Pero eso ya está agotado, Clarín y demases ya no son fuente de toda razón y justicia, responderles por cadena nacional todo el tiempo es darles entidad y jugar en su propia cancha innecesariamente. Ishii tiene razón cuando pide mas presencia territorial, la forma de llegar a la gente tiene que ser directa, los medios no son la vía por la cual acercarse a la gente, al menos, no son la vía para acercarse a los que pueden votar al FPV-PJ.

    Respecto a lo que dice Pipo, hay gente que sí responde a esas características, es cierto. Pero también hay gente que no tiene laburo o que sí lo tiene pero en negro, o que tiene miedo de que las cosas aumenten de precio, por decir. O sea, no hay que generalizar.

    Saludos.
    15 de agosto de 2013 23:55
Esteban dijo…

    Mendieta, que temita este no? Es tarde, recién leo el post. Y es algo que también lei en TirandoAlMedio que necesitamos ofrecerle futuro a los votantes. Pero y acá es que es el futuro? La casa propia, el plan procrear que vino a complementar al plan federal de viviendas es un intento de dar el futuro a la clase media- clase media baja (la clase media en serio, no la clase media alta que gana 30 lucas por mes y dice que es de clase media).
    Se subió ganancias un 20%, poco porque no se había actualizado el otro año, pero bueno fueron 8000 mil palos.
    El sueño del coche propio, del cero, es un triunfo de este gobierno y esto si no se había dado nunca, un coche ya no es inalcanzable cada vez son menos sueldos para llegar al Corsa.

    Viajes al exterior como nunca.

    Ahora que es lo que escucho de la gente que me rodea (seguramente estoy inserto en esa clase media alta que se cree clase media y esta más cerca de la alta): Baez, estos son chorros chorean a más no poder, se chorean el país.
    Las carteras de Cristina, seis años van y siguen con las carteras.
    No te dejan ahorrar (llámese dólares).
    No te dejan crecer (nunca la entendí bien).
    La inseguridad, pero esta en menor medida (parece que mutó el discurso de inseguridad a la corrupción).
    En el ahorro siento, pienso, me dice mi olfato de economista que está la clave para el rechazo de estos sectores con capacidad de ahorro.
    Ahora lo que me cuesta más es el 65% del país que no tiene capacidad de ahorro, que consigue cosas por la políticas de cuotas impulsada por el gobierno, que es lo que desea ese otro tanto por ciento?
    Estar en blanco y tener empleo? Pero eso en 2011 ya sucedía, el empleo en negro era así de alto o un poco más el empleo era el mismo.

    Cuesta no es tan fácil esta elección, no es tan fácil decir que es lo que habría que hacer.
    Ahora si la solución es endeudarse, crecer menos, generar un poco más de desempleo, pero dar vías de ahorro (dolares) a la clase media-alta para volver a estar bien, no le pidan a Cristina que vaya en contra de sus creencias y convicciones, eso ya se podrá hacer en 2015 y si queremos podemos votar al que lo realice. Es injusto es como pedirle a Macri que ejecute el presupuesto de educación y salud, todos sabemos que eso no va a suceder jamás. Para eso está la democracia, no es ser obtuso pero tampoco la alfosiniemos, que pasó del populismo al neoliberalismo extremo en seis años para «ganar una elección», y nos dejó con la hiper y no lo votaron ni los ricos. Joder al pueblo solo para mantener el poder no da, si el pueblo no quiere más a Cristina y su gobierno y cree que bajándose el salario (vía una devaluación) y aumentando la ganancia de los empresarios todos vamos a estar mejor, joya, se acepta. Pero no le pidas a Cristina que descargue un ajuste sobre los pobres solo para ganar una elección.
    Saludos.
    Esteban.
    16 de agosto de 2013 01:54
r.- el corre ambulancias dijo…

    Creo que una de las cosas que les jugó en contra esta vez es que gente (y me refiero a los que conozco, pero estimo generalizado por lo que leo) no tiene idea de cómo sigue este proyecto.
    Para qué lado quiere ir el kirchnerismo? Quién puede continuar el proyecto en el tiempo? Boudu, Scioli, Capitanich, Urtubey?
    Hoy el Ejecutivo brinda mas interrogantes que planes concretos.

    Saludos
    Raúl
    16 de agosto de 2013 06:52
Aldo Ulises Jarma dijo…

    Impecable Abelardo! Abrazo!
    16 de agosto de 2013 09:05
Anónimo dijo…

    Creo que una verdadera «autocrítica» debe repasar lo hecho por la militancia si es que somos militantes. Por otro lado no escucho a nadie criticar la visión unitarista que tenemos de la escena política y que quedó plasmada en estas elecciones. Entiendo que a los porteños les guste mucho su ciudad pero dejemos en claro que Macri no existe electoralmente y nosotros nos pasamos todo el tiempo centrados en la discusión vana del metrobus, el subte y pelotudeces municipales. Desde la militancia y desde lo comunicacional no tenemos idea del entramado político de las pcias. y eso es clave para mejorar performances electorales.
    16 de agosto de 2013 09:44
Anónimo dijo…

    ..»hay quienes, dentro del kirchnerismo, fantasean con un «irse» en 2015 con una candidatura perdidosa, que gane el más horrible posible y volver luego, «cuando nos extrañen». Bueno: esto me parece un desastre y un infantilismo. Podés perder, claro, pero no podés jugar a perder. Porque, si realmente creemos en este proyecto, los perjudicados de un retroceso no serán ninguno de los que creen en esa hipótesis (los cuales ya forman parte de «la clase política» y, por ende, no tendrán problemitas de subsistencia) sino, sencillamente, los sectores populares que decimos defender.»
    ……………………………

    No es algo comun, pero de vez en cuando el pibe piensa.
    Lo que el pibe no sabe es cuanto los pueden traicionar sus lideres a estos jovenes militantes idealistas.
    Ya lo hicieron una vez.

    Rita de Mataderos

    16 de agosto de 2013 10:10
Anónimo dijo…

    «El camino de la autocelebración, compañeros, está agotado. Y el énfasis en «bancar los trapos» me hace acordar a los que, en el fútbol, son hinchas de su hinchada.»
    ……………………………..
    Y el pibe se esforzo y penso un poco mas. Pero claro, quien lo escucha, quien el hace caso si los comentarios son todos en su inmensa mayoria de aplaudidores de la tropa propia.
    Y, cuando alguien se le pone enfrente con ideas que no son de ellos lo insultan y/o rajan y/o censuran ?

    En su propio accionar esta la semilla de la derrota.

    Rita de Mataderos
    16 de agosto de 2013 10:15
Anónimo dijo…

    Mendieta vos que sos un tipo de Fe,
    porque no te organizas con tus amigos una peregrinacion con una estampita del Gauchito Gil a Barcelona a ver al gran lider de la decada del 70 ?

    Sabeas porque ? Porque todos nuestros males se iniciaron con el famoso golpe de 1976 que interrumpio el camino al cielo al que estabamos predestinados.
    Al menos eso dice la historia oficial..
    16 de agosto de 2013 10:48
Ricardo Moura dijo…

    Excelente, amigo Mendieta, coincido 100% –enfatizando lo de «El camino de la autocelebración, compañeros, está agotado»–, y coincidiendo también con el corredor de ambulancias:

    ¿Para qué lado quiere ir el kirchnerismo?

    Eso, en vez de seguir con la eterna letanía autobombística de la infinidad de logros (ya sabidos) es lo que hay que explicar. EX-PLI-CAR. BIEN, «con pelos y señales», incluyendo cómos y porqués. Sin soslayar dificultades. Que se entienda que gobernar no es fácil –ni binario–.
    Realmente, el discurso –de la propia Cristina– sólo para la barra propia, los cantitos peligrosos como el de «si la tocan a Cristina», o hasta fascistoides como el de «hay que saltar», a esta altura CANSAN, re-cansan, tanto a propios como ajenos.
    No es así como se van a ganar votos, sino haciendo Y EXPLICANDO.
    16 de agosto de 2013 11:26
Anónimo dijo…

    El desafio es demopstrar que el kirchnerismo existe mas alla de sus politica de derechos humanos.
    Y eso esta por verse.

    16 de agosto de 2013 11:35
Anónimo dijo…

    Coincido en todo pero 1) mepa q para la de octubre es tarde, veremos en 2 años 2) La que no está convencida de esto es CFK y me siento a veces como los montos con Peron, esperando un giro y un mimo que nunca llega, abrazo compañero
    16 de agosto de 2013 12:35
Anónimo dijo…

    Funciona así desde el principio del principio: Es global, el mundo entero se disputa entre dos opuestos.
    Y es muy sencillo básicamente: Amor o Ego.
    El Amor reconoce ámbos.El ego ninguno de las dos.
    Vos? …de qué lado estás?…
    16 de agosto de 2013 14:17
Gustavo Atilio Rui dijo…

    Creo que el microclima nos lleva a realizar análisis un tanto extremistas. No estamos ante una sociedad bipolar que nos ama dos años, y nos odia dos años, sino mas bién ante una sociedad que, cuando evalúa su presente, y, eventualmente su futuro apuesta a la continuidad en las presidenciales y nos pega un tirón de huevos en las legislativas, porque una cosa es apoyar las líneas generales del gobierno, y otra es tomar un tren que después de 10 años sigue sin funcionar, que aumenta el presupuesto de educación y los profesores y maestros no dan clases jamás, que los hospitales te dan turno para varios días despues de acabada tu esperanza de vida, que si te roban preferís no hacer la denuncia, porque si la cana entra a tu casa y vé lo que tenés, estás mas complicado que si entran solamente los chorros, que la única forma de zafar rápidamente de un proceso penal, sea comenzando a afanar para pagar a tu abogado, que te garantiza la «magnanimidad» del juez, la «distracción» policial y la «sensibilidad del fiscal».Por sólo comentar algunos ejemplos.
    La sociedad está alternando cada 2 años la legitimación del todo con el hartazgo ante las partes.
    Un abrazo desde Necochea.
    16 de agosto de 2013 21:23
Martín dijo…

    Me gustó el comentario de Gustavo, creo que la cosa va por ahí justamente. Se está dramatizando demasiado, es un deja vu del 2009, hay margen para mejorar cosas incluso después de octubre.
    Saludos.
    16 de agosto de 2013 22:20


http://mendietaelrenegau.blogspot.com.ar/2013/08/bancar-los-trapos.html


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *