ENCUESTAS – Midiendo el clima social por teléfono, y con robots

Macri-telefono-650x400

Macri, preguntando cómo le va en las encuestas.

Acabo de pasar quince minutos con la oreja en el teléfono. No fue una charla banal con el amor de mi vida, ni estaba quedando para ir a jugar a la pelota con un amigo. Estaba respondiendo una encuesta de una consultora sin identificar pero claramente ordenada por la Alianza Cambiemos, de más de 30 preguntas, todas sobre la actualidad política. No tuve el gusto de charlar con un ser humano, ya que las preguntas las hacía una grabadora.

Además de las clásicas referidas a las mayores preocupaciones o si estaba más o menos contento, me llamaron mucho la atención otras tantas:

  • ¿Llega a fin de mes? ¿No? ¿Cómo hizo? ¿Usó ahorros, se endeudó, resignó gastos?
  • ¿Cree que de acá a un año va a estar mejor o peor?
  • ¿Le gustaron los festejos del bicentenario? ¿Le gustaron más o menos que los de 2010?
  • ¿Piensa que el país está mejor o peor que hace un año? ¿Peor? ¿Cree que es culpa del actual gobierno, del anterior, o de ambos?
  • ¿Conoce a Macri? ¿Qué le parece como dirigente? ¿Y Scioli? ¿Y CFK? ¿Y De la Sota?
  • ¿Qué le parece la gestión de Rodríguez Larreta?
  • ¿A quién votó en la Ciudad? ¿Y en la Nación?
  • ¿Diría que es radical, peronista no kirchnerista, kirchnerista o de izquierda?
  • ¿Cree que el actual gobierno está haciendo las cosas bien pero que hay que darle tiempo?
  • ¿Cuánto tiempo está dispuesto a darle? ¿Seis meses? ¿Un año? ¿Dos años? ¿Cuatro?

A pesar de que tienen un control casi total sobre la agenda periodística, es evidente que al gobierno le preocupa la repercusión social de las fallidas medidas acumuladas en estos meses. De otra forma, no se puede entender una encuesta de tanta duración y variedad en un año no electoral. Al no contar con dirigentes en el territorio ni la sensibilidad social necesaria para entender que están echando leña al fuego, necesitan que una consultora de marketing político se los explique con Powerpoints, que es un lenguaje que los CEOs entienden perfectamente.

Ya me imagino a los politólogos bajándoselo a tierra. Como dicen los pibitos del meme, esto se va a descontrolar…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: