ENERGÍA: El cuento de la crisis

En la Argentina no hay crisis energética, sostiene Mario Alberto Papetti, quien fuera largos años ingeniero de EPEC, emblemática empresa de energía de Córdoba (la única que sigue siendo estatal porque no pudo ser privatizada en los ’90 por el gobernador Eduardo Angeloz a causa de la resistencia de sus trabajadores, herederos de Agustín Tosco). Papetti agrega que aún si hubiese crisis, tampoco se podría resolverse con un tarifazo. AF

La mentira de la crisis energética

archi_28770

POR SILVIA VALERGA

La situación del sector eléctrico argentino está distante de hallarse en un estado de emergencia, siendo la declaración de crisis “inexplicable, tanto conceptual como técnicamente”, afirmó, durante una conferencia convocada por el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, el ingeniero Mario Alberto Papetti, especialista en energía eléctrica que ocupó cargos de responsabilidad de planta en EPEC (Empresa Pública de Energía de Córdoba).

“La energía eléctrica no se almacena sino que se produce a medida que se genera la demanda y la generación producida en todo el país es del 61 % de la matriz energética, por eso no se puede comprender la emergencia declarada en el Decreto de Necesidad y Urgencia –DNU- N° 134  del Poder Ejecutivo –, firmado a solo seis días de haber asumido el Gobierno, aseguró Papetti.

Respecto de la potencia, Papetti explicó que puede ser menor frente a la demanda por falta de mantenimiento en ciertos y determinados puntos, lo que no justifica declarar un estado de emergencia. Así dejó en claro la diferencia entre producción energética y potencia.

Argentina está entre los cinco países del mundo más desarrollados en energía eléctrica. El 31% de la producción proviene del sistema hidráulico y el resto de las centrales eléctricas nucleares que tienen una gran capacidad de desarrollo con fines pacíficos.

“La declaración de emergencia en el sector gasífero es otro despropósito – calificó el ingeniero- porque se puede tener muy buenas reservas y decidir importar gas barato, como se hizo desde Bolivia, lo cual es una política correcta.

“Si fuera verdad lo de la crisis, el gobierno debería anunciar un plan energético urgente, en cambio solo anuncia tarifazos. Eso nos hace pensar que estos empresarios que nos gobiernan sabían que el sistema energético era óptimo y lo esperaban usar para su beneficio. Con poco que hicieran se podrían conseguir grandes logros, pero anunciando la crisis justifican los aumentos y así transfieren los fondos de los usuarios a los empresarios extranjeros”, describió el experto.

En la conferencia los números quedaron a la vista. La potencia instalada de generación total en Argentina es de 31.405 MW y la demanda máxima en 2015 fue de 24.034 MW. La pregunta ¿por qué entonces la declaración de emergencia? Y la respuesta fue contundente: “Para que el Estado Nacional fije libremente las tarifas y para comprar gas y otros combustibles en forma directa a elevados precios,  a empresas extranjeras como la Shell”.

Ante la consulta de cuál sería el valor tarifario correcto de la energía eléctrica, al retirar los subsidios, se informó que EPEC es un baluarte de las empresas energéticas porque  es la única  que quedó en el Estado, después de las privatizaciones llevadas a cabo por la Ley 24065 del 16 de enero de 1992.

Por ese motivo, al no haber tenido subsidio estatal como el aplicado a los usuarios de EDESUR Y EDENOR, se puede considerar correcto el precio aproximado de pesos 1 por cada kWh, cuando el subsidiado abonaba alrededor de 0,30 pesos.

 

Comentario (1)

  1. Cesar Malato

    La EPE (Empresa Provincial de la Energía) de Santa Fe, al igual que EPECH (Chaco), son también estatales, provinciales. Abrazo

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: