ENGAÑOS: Dilma Roussed NO festejó el gol de los alemanes

Compartí

 http://www.la-escoba.blogspot.com.ar/

POR DANIEL PONZO (UN CAPO)
Clarín miente, eso se sabe desde hace rato, pero La Nación también, y La Razón y Perfil o el Cronista más y ahora hasta el Diario Popular miente como para igualarse con esos otros en las mismas bajezas y en las mismas miserias. Es tan chata como impune la batalla del sentido que se da en el campo de la comunicación, que la pauperización del discurso se transforma en el arma más letal ya que anula cualquier esperanza de acceso a una comprensión más amplia. Y allí apuntan, a contrabandear sentidos para poder avanzar con sus planes sobre un terreno fácil de horadar y de sembrar a futuro.

Apenas terminado el Mundial de Brasil 2014, el Diario Popular, en su edición del lunes 14 de julio, tituló en su tapa «Dilma festejó el gol alemán» y lo acompañó con una imagen de la presidenta brasileña con la boca abierta, como si gritara el gol.

La llamada de tapa se completaba con una nota en la página 30 del Supledeportivo bajo el título «Qué fea la actitud, Dilma» y con una volanta que anunciaba que «Fue ‘escrachada’ en el momento ‘justo'». Y luego una nota deplorable dando por sentado todo cuanto habría sentido la mandataria y hasta los por qué de su supuesta actitud contraria a la Argentina. La nota se basaba en la foto que la ilustraba. Es decir, era toda pura interpretación de un gesto captado en un retrato a su vez capturado de una imagen de tv.
La foto en cuestión mencionaba como crédito TV/Internet, o sea, nada, ya que TV o Internet puede ser cualquier cosa, literalmente, menos una fuente cierta y confiable. Esa imagen no fue repetida sólo por el Diario Popular. Una interminable ristra de medios, tuiteros y facebukeros repitieron la supuesta foto como un testimonio irrefutable de la traición. Hasta TN, obviamente, la señal de cable del Grupo Clarín, en su página puso la foto en cuestión e incluso armó una encuesta para que sus lectores dijeran que les generaba.
 
Todo esto expuesto en vísperas de la reunión del Brics (el bloque de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) con la Unasur (que reúne a 12 países de la región incluida la Argentina, obviamente) no puede ser tomado como una casualidad ni un sinsentido, sino como una forma contundente de atacar cualquier comprensión más amplia de un hecho histórico y tal vez decisivo.  

El asunto es que la supuesta foto usada por Clarín,  Diario Popular y la catarata de adláteres y repetitontos provino de una fuente «inobjetable»: un periodista «independiente» (como los periodistas del Grupo, casualmente) venezolano. Se trata de Marcos Morín Aguirre, quien
en realidad es un agente de propaganda de la oposición venezolana con lazos internacionales, especialmente con Estados Unidos, que trabaja a través de las redes sociales falseando información.

En abril pasado, Morín Aguirre fue detenido en Caracas acusado de media docena de delitos cibernéticos en las redes sociales como Facebook y Twitter (@Mmorin_informa) y fue uno de los principales activistas del antichavismo en las redes durante el último intento de golpe.

La foto fue levantada del sitio de @Mmorin_informa y puede verse allí: https://twitter.com/Mmorin_informa/status/488446351081209857/photo/1 Pero según se ve en los videos del festejo la foto no es real http://www.ovaciondigital.com.uy/mundial/mira-gol-alemania-final.html  https://www.youtube.com/watch?v=AS54-9i5bec

Su falsedad puede advertirse en que el público que aparece detrás de Dilma es muy distinto en una y otra versión. También queda demostrada la falsedad con el saco que cubre el hombro derecho de Dilma, que sí se observa en la filmación y no existe en la supuesta foto captura. Ningún medio y casi ningún periodista, por ingenuidad o por decidida mala leche, se ocuparon de chequear la foto y así en las redes sociales se repitió la falacia hasta el hartazgo, creando una nueva opinión falsa y construyendo otro relato sin sentido.

Publicado por Daniel Ponzo para La Escoba el 7/16/2014 01:21:00 a. m.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *