ESPIONAJE – VICENTÍN. Graciela Camaño y Luis Barrionuevo en trincheras opuestas / Una situación intolerable

Juan Alonso acaba de subir una serie de tuits que merecen ser también una nota. Entre otras cosas por el regreso a la palestra de Martín Coste (¿un bendecido por Stiuso?) Los editamos como tal seguidamente:

PS: Mi tocayo está encendido. Añado otros tuits, esta vez referidos a Vicentín.

Espionaje ilegal macrista

La legisladora Graciela Camaño (foto) se presentó como querellante. Esta muy indignada. Quienes la conocen aseguran que irá a fondo. El macrismo se equivocó con ella. Pese a que su consorte, Luis Barrionuevo actuó como operador judicial y mediático del gobierno de Macri.Barrionuevo confesó en la mesa de operaciones a corazón abierto de “Animales” versión I, que había mantenido en su casa a un testigo falsamente arrepentido con el modelo de la delación premiada bajo coacción. Camaño fue víctima de la banda que su marido defendía. Es raro, ¿no?
La Comisión Bicameral citó para este viernes al ex subjefe de Contrainteligencia de la AFI macrista. Se trata de Martín Coste. Este profesional del espionaje reemplazó a Diego Dalmau Pereyra y trabajó con la banda de Alan Ruiz un año y medio. Coste tiene mucho para explicar.
El juez Federico Villena, alíias El Renacido II (el primero es el redentor Julián Ercolini y su ideación del Derecho según la ceguera) está investigando a un grupo de tareas compuesto por agentes de la AFI, el SPF, policías de la Ciudad, UIF, AFIP, OA, Migraciones, medios y periodistas.
Es mentira que el alcalde Rodríguez Larreta haya desestimado la investigación: cuando fue al juzgado federal de Lomas de Zamora llegó riendo pero al ver las fotos que le tomó la banda de espías de su amigo Mauricio Macri se descompuso.
Los espías de la AFI macrista siguieron a Rodríguez Larreta hasta el lugar donde las personas sueñan. Lo que hizo este grupo de zánganos no tiene nombre. Lo propio sucedió con los presos políticos en Marcos Paz y en Ezeiza. Colocaron micrófonos en las paredes de las celdas.
Varias de las víctimas del espionaje ilegal macrista se van a presentar como querellantes en las próximas horas. Según datos de la causa, el ex presidente que duró una miniera se dedicó con ahínco a espiar por medio de agentes orgánicos de la AFI los diálogos de abogados y familiares*
*N.del E.: Abogados y familiares de los presos y sus propios familiares.
…………………

Una situación intolerable

Un juez civil y comercial de Reconquista se atreve a cuestionar al Presidente y niega la iniciativa del gobernador de Santa Fe. El Senado votó la creación de una Bicameral que investigue la deuda y la quiebra de la empresa. Clarín propaga el odio y la rebelión sojera.
Miguel Boggiano llama a armarse y nadie lo denuncia. Vicentín fugó millones de dólares vía Uruguay y se asoció a la trasnacional Glencore. Los accionistas se descapitalizaron en dos meses y deben 1400 millones de dólares. Se trata de un feudo en Avellaneda, San Lorenzo y Reconquista.
Tienen un puerto propio regalado y terrenos fiscales que nunca jamás pagaron. Sin embargo, desprecian al Estado que esquilmaron con los 300 millones de dólares que les regaló González Fraga en noviembre de 2019. Hablan de lo privado robando al Estado e incitan al odio sin freno.
La lógica de estas personas se parece mucho a lo que sucedió en la dictadura. Vicentín marcó 22 obreros y 14 delegados. Ahora pretenden flotar ilesos de culpa. El sesgo de clase dominante lo justifican usando la bandera como papel higiénico. La situación resulta intolerable.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: