ESPIONAJE. Los yanquis toman a los alemanes a la chacota

Compartí

EEUU DEJO DE ESPIAR A MERKEL, PERO NO A SUS ASESORES
   

    Berlín, 23 de febrero (Télam).- Los servicios de inteligencia de Estados Unidos dejaron de espiar a la canciller alemana, Angela Merkel, pero intensificaron las escuchas a algunos de sus asesores más cercanos, entre ellos el ministro del Interior, según reveló hoy el diario dominical Bild am Sonntag.

    El medio alemán citó a un funcionario no identificado de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) que sostuvo que tienen “la orden de evitar pérdida de informaciones desde que las comunicaciones de la canciller no pueden ser escuchadas directamente”, informó la agencia de noticias EFE.

    Según la revelación, uno de los asesores de Merkel que más es espiado ahora es el ministro del Interior y ex titular de Defensa, Thomas de Maiziere, un hombre que no sólo ocupa un cargo clave en el gobierno, sino que además goza de la extrema confianza de la  canciller.

    Como si no fuera suficiente, Maiziere fue uno de los líderes europeos mencionados el año pasado como candidato a asumir la secretaría general de la OTAN.

    “Queríamos saber si era realmente un socio confiable para nosotros”, aseguró el agente de la NSA.

    El año pasado la noticia de que Estados Unidos escuchaba las conversaciones de Merkel, revelada gracias a los documentos filtrados por el topo de la NSA, Edward Snowden, generó mucha irritación en Berlín.

    Para evitar una crisis diplomática, el presidente estadounidense, Barack Obama, garantizó a la canciller que su teléfono ya no estaba intervenido ni lo volvería a estar.

    Sin embargo, según el funcionario de la NSA citado por el diario alemán, más tarde los agentes de ese servicio de inteligencia estadounidense recibieron la orden de no permitir que el hecho de haber dejado de espiar a Merkel se tradujese en un  menor flujo de información sobre el gobierno alemán.

La fuente de la NSA también sostuvo que actualmente esa agencia de inteligencia espía a unos 320 personas en Alemania, muchos de ellos en posiciones clave de la política y economía de la principal potencia de la Unión Europea.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *