UE – DOBLE RASERO. “¿Por qué Navalny y no Assange?, inquiere una diputada irlandesa

También defendió a la activista presa en Estados Unidos por protestar contra las armas nucleares.

Me llegó por guatsap este breve pero muy contundente video de la alocución de una eurodiputada irlandesa, Clare Daily, lo que me obligó a interiorizarme sobre el caso de su tocaya Grady… (ver más abajo) Y fue así que llegamos otra vez al tema de los submarinos yanquis de propulsión atómica… que pueden llevar armas nucleares y/o convencionales (Especular acerca de si el USS Greeneville SSN-772 que fue a las Malvinas a hacer maniobras conjuntas con los británicos llevaban de un tipo o del otro o de ambos es ocioso sin haberlo inspeccionado, pero en principio posee 12 lanzadores verticales de misiles BGM-109 de carga convencional y cuatro tubos lanzatorpedos, lo grave es que hayan ido a hacer esas maniobras). Lo que demuestra una vez mas que tal como suele decir ella, todo tiene que ver con todo.

Pero primero lo primero: escuchen a la diputada Daily:

Clare Grady, activista del grupo ‘Kings Bay Plowshares’, ingresa en prisión

 

La activista en contra de los programas de armas nucleares Clare Grady ingresó en prisión el miércoles. En 2018, Grady y otros seis activistas del grupo conocido como “Kings Bay Plowshares” irrumpieron en la base de submarinos de Kings Bay, la más grande del mundo,en el estado de Georgia, para manifestarse contra los programas de armas nucleares de Estados Unidos. Grady fue sentenciada a un año de prisión. Otras cuatro personas acusadas del hecho también están en prisión: el padre Steve Kelly, Carmen Trotta, Patrick O’Neill y Martha Hennessy. Esta última es la nieta de Dorothy Day, la cofundadora del movimiento del Trabajador Católico.

El 4 de abril de 2018, Grady, llegó a la base naval de Kings Bay con otras seis personas (Plowshares 7) para manifestar su oposición a la existencia de armas nucleares. El domingo pasado su organización organizó un festival virtual antes de que Grady ingresara el miércoles a la prisión federal de Alderson, Virginia, para cumplir una condena de un año y un día.

Ella y los otres seis manifestantes pacíficos han sido obligados a pagar más de 33.500 dólares, que la US Navy dijo que le había costado limpiar la colocación de un cartel adhesivo en la entrada y el volcado de frascos de su propia sangre en el suelo. Los siete se situaron frente a la entrada de la base sosteniendo una pancarta que decía “The Ultimate Lógica del tridente:omnicidio”.

El grupo sostiene que los ensayos de armas nucleares están directamente relacionados con el calentamiento global.

Grady dijo que haber ido a la base naval “no fue un acto heroico al estilo James Bond” sino el de unas personas sencillas que quisieron apuntar a “la cabeza de la besia” y que el año en una prisión será un año de aprendizaje “en el vientre de la bestia”.

(Abajo: Clare Grady, de campera azul, manifestándose contra los bombardeos de la US Air Force en Siria).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: