Eurodiputado de la izquierda francesa, a favor de la Argentina

Compartí

Palabras del eurodiputado por la Izquieda Unida de Francia Patrick Le Hyaric en el Parlamento Europeo en apoyo a la nacionalización de YPF. Traducción de Silvia Valerga. 

Señor Presidente, señor Comisario, queridos colegas: Me sorprende muchísimo esta dramatización. Me sorprenden sus propósitos. Ustedes tratan de hacerle creer a la opinión que existe un problema de seguridad jurídica con las inversiones europeas en Argentina. En realidad están defendiendo los intereses de una compañía de petróleo privada, Repsol, de la cual la mitad del capital esta en manos de propietarios extracomunitarios contra la libre elección del gobierno argentino, contra la soberanía del pueblo argentino. Están defendiendo a Repsol cuya filial YPF realizaba en Argentina considerables beneficios que le permitían pagar cerca de 16.000 millones de dólares de dividendos a sus accionistas, y organizar la consiguiente evasión fiscal para no pagar impuestos. Todo esto a expensas del lomo de los trabajadores argentinos, de la población local, ignorando el respeto de las poblaciones indígenas y al medio ambiente.

Ustedes no están defendiendo a los ciudadanos europeos, ni los intereses de un estado miembro, sino al capital internacional privado. Díganlo francamente sin esconderse detrás de escusas de “seguridad jurídica”.

¿Por qué no hacerse la pregunta al revés y considerar que el gobierno argentino trata de poner fin a la expoliación de una parte de las riquezas petroleras pertenecientes al pueblo argentino? ¿Por qué no se le reconoce al gobierno argentino su derecho a defender su soberanía económica y política en momentos en que Repsol impulsaba la escasez de carburante, por falta de inversiones.

Para finalizar, quiero recordar queYPF privatizada en nombre de la reducción de la deuda argentina. Ahora bien, resultado de esas privatizaciones Argentina pasó a la tutela del FMI. Entonces, aprovechen la lección: la austeridad, las privatizaciones, la destrucción de la soberanía, como ustedes están organizando en Grecia y en otros países, llevan al desastre.

Así que por el momento, señores de la Comisión y del Consejo, dejen a la Argentina ser dueña de su destino”.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *