FRUSTRADO ASESINATO DE CFK. Las supuestas inocencias de “la vecina de Cristina”, su amiga Luján y la “influencer” nazi Delfina Meza se caen a pedazos

POR IVY CÁNGARO

Cristina Luján Romero es “la” amiga de Ximena Tezanos Pinto. Según “la vecina de Cristina” fue ella quien la llevó a incursionar en la militancia en una primera acción pública: la defensa del asesino Chocobar, premiado por Patricia Bullrich y recibido por el presidente Macri.

Cristina Romero optó por anular su primer nombre, seguramente por razones obvias, y se hace llamar Luján a secas. Pero para la vida cotidiana, no tiene más remedio que -en trámites y documentos- dejar que se instale el que sus padres eligieron para ella en primer lugar. Así pudimos comprobar que, como todas las de su variopinto grupo de “amigos”, no figura en AFIP. Es decir, no está en relación de dependencia, no es monotributista, ni aporta como autónoma. Cosa rara puesto que, como la vecina, suele gritar a cuatro vientos que con sus impuestos mantiene vagos.

Cristina Luján Romero vive en una humilde casita de una zona picante de José León Suárez, partido de San Martín. Sin que haya alguna referencia puntual a algún desempeño laboral registrado, se intuye alguna labor relacionada con la virtualidad, pues en una foto suya se ve un posnet al lado de su compu, y un comentario de una amiga –o ex amiga– enojada, ésta le reprocha “mostrar el culo por televisión” (sic).

También pueden verse en sus perfiles de redes sociales múltiples fotos de viajes a Punta Cana, Europa, la India, y Brasil entre otros destinos paradisíacos y/o caros. Parece irle muy bien en la labor que haya elegido emprender sin tributar.

Lo que queda claro es su pensamiento político: una mixtura entre la meditación de El Arte de Vivir de Raví Shankar (no el eximio ejecutante hindú de sitar y padre de Norah Jones sino el gurú de Mauricio Macri, con quien se sacó varias fotos), el proteccionismo animal, el yoga, y en total coincidencia con Sabrina Basile (ver foto arriba) con quien se la ve en fotos y con quien intercambia comentarios de profunda amistad. Ambas comparten un odio feroz a CFK y el kichnerismo en su conjunto, y una idolatría manifiesta por Patricia Bullrich –con quien Luján tiene numerosas fotos y a quien siguió, junto a Ximena , hasta San Nicolás en esa marcha “gaucha” y caballo del 9 de Julio- y también, no menos importante, su adhesión a “Revolución Federal”.

Las redes de Luján dejan claro que participa, agita y disfruta de las acciones de escrache, manifestaciones violentas y actividades públicas y privadas de este conjunto de desclasados que se juntaron unidos por el odio en común. En una de sus fotos amenaza “Esperá que te hagarremos (sic) las justicieras escrachadoras, no vas a poder caminar tranquilo, hijo de un camión de kukas”.

Sabrina Basile es una de las militantes más fervorosas del grupo. Se la puede ver en cuanta filmación haya de actos violentos contra Massa (donde actuó en conjunto con Gastón Guerra y Sebastián Forlan, uno de Nación de Despojados y otro del grupo nazi platense); en la golpiza al ministro Ferraresi;  en las amenazas al diputado cambiemita Rodrigo de Loredo, et al. En su muro, queda claro que Cristina Luján Romero participa y celebra esas actividades y lo hace en conjunto con Basile y demás. Y se comprueba que estuvo en la famosa marcha de antorchas, donde Basile tuvo un rol protagónico y participó la frustrada magnicida Brenda Uliarte.


Romero fue denunciada por las legisladoras del Frente de Todos Claudia Neira y Maia Daer como la persona que las increpó, amenazó de muerte y violentó el 4 de julio por la tarde en las inmediaciones de Casa Rosada durante la asunción de la efímera ministra Silvina Batakis.

El epítome de la felicidad para Luján Romero llegó y lo dejó manifestado (como podemos ver en una de las imágenes) cuando Eduardo Prestofilippo, más conocido como “El Presto” (agitador youtuber desde lo que él bautizó como “El ministerio del Odio”, defensor del genocida Videla; el mismo que amenazó públicamente de muerte a Cristina Fernández de Kirchner y que acaba de ser condenado por agraviar a Fabiola Yañez, esposa del Presidente), el mismo que comparte actos con “Danann” Gorostiaga y Alvaro Zicarelli (sobre quien, insisto, debe ponerse el foco) la felicitó por una de sus “intervenciones”. Que de artísticas tienen poco, y de peligrosas mucho.

En los últimos años Cristina Luján Romero también comparte fotos junto a Ximena Tezanos Pinto. En algunas se las ve plantando árboles; en otras viajando a Rosario en el coche de Ximena para encontrarse con Patricia Bullrich en defensa de “el campo”, tomando cafecito en bares o en manifestaciones, cortando calles. Hay muchas fotos, una de hace una semana en la que Ximena pondera a Luján como “una amiga de fierro”.

Otras fotos de ambas tienen como escenario el departamento del sexto piso de Uruguay y Juncal, desde dentro y desde fuera, siempre con alguna consigna contra la vicepresidenta e inscripciones como “van a correr”, “Argentina sin Cristina” y esos esloganes que pertenecen e impusieron los iracundos de Revolución Federal.

En algunas de esas imágenes también aparece Gladys Egui, la abogada añosa que se recibió a los 50 y no ejerció nunca, pero que ahora representa ante la Justicia en un fuero en el que es inexperta como el penal, a Gastón Guerra y Jonathan Morel, los mismos que se tomaron una foto en el departamento de Ximena, luego de haber amenazado de muerte a la persona que vive en el piso de abajo.

Jonathan, el carpintero, el que construyó la guillotina que se exhibió en Plaza de Mayo, aparece en varios audios hablando sin ambages de asesinar a Cristina Fernández de Kirchner, a Máximo Kirchner y a Alberto Fernández. Habría cobrado dizque por algún trabajo de carpintería, casi dos millones de pesos de una empresa de la familia de Nicky Caputo, el “hermano del alma” de Mauricio Macri.

Ernesto, el psicólogo

En la foto en que se ve a Ximena conduciendo su auto rumbo a San Nicolás, para apoyar la cabalgata campera de Patricia Bullrich, se ve que la acompañan cuatro personas: Una es Cristina Luján Romero. Las otras son dos señoras mayores. Y se destaca, en el medio, un joven varón.

¿Qué une a personas tan distintas?

“Revolución Federal”.

Veamos quien es el muchacho: En las redes aparece bajo el nick Ernest Mecanismo, pero su verdadero nombre es Ernesto Anzoátegui (quizá descienda de un nazi tremebundo, Ignacio Braulio Anzoátegui) . Dice ser psicólogo desde 2021 y se vislumbra un pasado como cantante de rock. Su foto de portada impresiona un poco: Es una horca con la inscripción “Pena de muerte al funcionario público corrupto”.


Sus imágenes son una retahíla de odio dirigido, claro, a Cristina Kirchner, y al kichnerismo en general. Se lo ve participando activamente de la marcha de las antorchas, con un “me gusta” de su amiga Cristina Luján Romero…

… y un comentario inquietante de un tal Ariel Lagomarsino (parece un perfil falso), de intensos intercambios con Ariel, que dice: “Te aseguro que si me proponen algo más fuerte los acompaño”. ¿Qué entenderá por “mas fuerte” este Lagomarsino? Podemos imaginarlo al ver uno de sus posteos, cuya captura de pantalla adjunto.


Lagomarsino se se muestra en la puerta del Instituto Patria, arrojando huevos, para alborozada celebración de algunas señoras que comentan su hazaña en el posteo.

Tambien se tomó una foto en Uruguay y Juncal, con un comentario brutal acerca de Cristina, en uno de los tantos escraches, y una serie de posteos que definitivamente, Ximena no debe ignorar.


Ni los posteos ni el pensamiento del muchacho porque…. ¿si van juntos en alegre montón a un acto político, de que hablan en el trayecto? ¿de ikebana? Es imposible ignorar que una está rodeada de semejantes especímenes que vociferan todo el tiempo su deseo de dar muerte.

Como si esto fuera poco, Ernesto Anzoátegui, el amigo de Ximena y Luján, el 27 de agosto, el famoso día de las vallas, el mismo en que Fernando Sabag Montiel debía haber disparado contra Cristina pero ésta entró antes de lo previsto a su casa y había un móvil de C5N registrando la escena, cosas que hicieron que el atentado se pospusiera, hizo un video en el que aparece entremezclado con los enfervorizados partidarios del Cristina.

Neonazis en acción

 

POR I.C. y J.S

¿Quién es Delfina Meza, la joven neonazi que le mandaba mensajes a Brenda Uliarte?


La influencer nacionalista de ultraderecha, que fue panelista de Santiago Cúneo y lo es todavía de Crónica TV, la misma que convocaba a movilizaciones de “Revolución Federal” y “Nación de Despojados”, tenía vínculos estrechos con Sabag Montiel y con Brenda Uliarte.

Se sospecha razonablemente que pudo haber estado detrás –o al menos en conocimiento– del intento de asesinato.

Las palabras del diputado Francisco Sánchez (que propuso públicamente que se instaure la pena de muerte y se la aplique a la Vicepresidenta de la Nación) y la de su amable entrevistadora, Delfina Meza (en el stream, con el apellido cambiado a Wagner, el músico preferido de Hitler) versó sobre los tópicos habituales del nacionalismo de ultraderecha.

Delfina no solo no contradijo los dichos de Sánchez acerca de la necesidad de ejecutar a la Vicepresidenta,  sino que se puso a perorar sobre personas –todas de origen judío– que ejercerían un casi completo control sobre la política mundial y arremetió contra “el sionismo internacional” (cuyos personeros en la Argentina. comenzando por la DAIA, no la han denunciado que yo sepa).

Este marco ideológico ligado al neonazismo es el que fue creando el caldo de cultivo para que se generaran estos grupos decididos a cometer actos ultraviolentos.

Todo indica que fue Delfina Meza “Wagner” quien acordó con su amiga Brenda (a la que llamaba “Ámbar) las breves entrevistas que les hizo Crónica TV a ella y a Fernando Sabag, una en Tigre y otra en pleno centro de la ciudad, frente al Teatro General San Marín y vendiendo copos de nieve o algodones de azúcar.

Y que una vez que se produjo el fallido magnicidio intentó proteger a su amiga diciendo a los medios que también había entrevistado a ambos en los estudios de Crónica TV, y que en esa ocasión, él, Fernando, parecía muy machista y dominante hasta el punto de no dejar que Brenda/Ámbar contestase preguntas sin su vigilancia e intervención.

Hoy todos sabemos que las cosas eran precisamente al revés. Que fue Brenda la que compró la pistola e indujo al “tipo”, Fernando, un débil mental, a dispararle a Cristina. Con lo que la actitud de Delfina revela, cuando menos, una voluntad de encubrimiento.

Comentarios (3)

  1. E !

    Excelente Juan e Ivy !
    Hay que analizar muy bien a este anillo de youtubers algunos de los cuales pasaron al panelismo agitador de los medios tradicionales e incluso a las listas de las ultimas elecciónes.
    También está el caso de Ramiro Marra “criptoyoutuber” e “influencer financiero ultralibertario” (cripto monedas) devenido diputado que cuando lo del escrache a Massa ofreció patrocinio legal a Gastón Guerra y ahora al “copito” Carrizo. Ligado inicialmente a Lavagna y ahora a Milei.
    O el caso de Lilia Lemoine, que en una reciente “entrevista” a Gastón Guerra lo presenta con admiración como patriota. En un momento en las listas de Espert, muy ligada a Milei y paradojicamente una “emprendedora libertaria” con un puesto en la Legislatura porteña.
    Afortunadamente

    Responder
  2. E !

    No aclaren que oscurece (“impecable” descargo).
    El “Pelado de Crónica” se vio obligado a hacer un descargo de 25 minutos para explicar como se maneja la producción y los móviles.
    Incluso sostiene que en una de las “notas” a Brenda participa alguien de TN …
    No sé si Tomas Mendez hizo el suyo …

    https://m.youtube.com/watch?v=KDjKlhN1tm8&feature=youtu.be

    Responder

Responder a E ! Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: