FUKUSHIMA 2011-2021: Diez años de encubrimientos, chapuzas y engaños

Fracaso del plan de descontaminación de aguas y suelos

Bolsas de basura con desechos nucleares dentro de la zona de exclusión altamente contaminada en Namie, prefectura de Fukushima

Han pasado 10 años desde la catastrófica fusión triple de reactores en la central nuclear japonesa de Fukushima.  Desde marzo de 2011, más de 22 millones de metros cúbicos de suelo contaminado, matorrales y otras materias de las zonas más afectadas se han recogido en grandes bolsas de plástico negras y se han apilado en montículos de almacenamiento temporal en miles de lugares. En octubre de 2019, un tifón que azotó la ciudad de Tamura arrasó con las bolsas de escombros radiactivos que se habían apilado cerca de un río. El área contaminada es de 9.000 kilómetros cuadrados, de los cuales el 75% corresponde a una zona de bosque, para la cual no se planea descontaminación alguna. Del Área especial de descontaminación de  840 kilómetros cuadrados se ha descontaminado sólo el 15 %. En zonas ya descontaminadas por el gobierno de Japón, y catalogadas como aptas para volver a ser habitadas, se han encontrado partículas radioactivas peligrosas en muestras tomadas de los filtros de aire de los hogares, de los filtros de los automóviles, de las bolsas de aspiradoras domésticas y del polvo de la superficie exterior. Un estudio reciente de dos científicos japoneses  documenta el hallazgo de nuevas partículas altamente radiactivas que se liberaron de los reactores de Fukushima destruidos. Una de las cosas que más indigna a los ciudadanos japoneses es el plan del gobierno de usar el suelo contaminado para construir carreteras. MM

NOTA EN REVUELTA GLOBAL

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: