GHISLAINE MAXWELL & JEFFREY EPSTEIN: Pedofilia y literatura fantástica… ma non troppo

Este artículo es conspiracionista al mango. Favorable a la reelección de Donald Trump y por momentos enloquecedor (no es terraplanista, pero si dice como al pasar que la pandemia de Covid-19 es una farsa) pero, sin embargo, como a veces sucede, merece ser leído, aunque mas no fuere como literatura fantástica, a pesar de los defectos de la traducción. Pero más allá de que esté inspirado por Steve Bannon o sus epígonos, está claro que Robert Maxwell fue un megadefraudador que cumplió múltiples servicios para Israel (cuyos servicios de inteligencia muy probablemente lo dieran de baja cuando, soberbio e imprudente, se pasó de listo), que su hija era socia de Jeffey Epstein en una  enorme red de pedofilia (¿vieron el documental de Netflix, Asquerosamente rico, no es malo y sitúa el tema perfectamente… salvo que no esclarece para nada como Epstein se hizo tan rico ni asociado con quien) y otras muchas trapisondas. Como también está claro que La Historia Oficial acerca del 11-S es una mentira colosal de cabo a rabo y me consta que Hillary Clinton protegió a pedófilos, sospecho que el abuso sistemático de menores por los poderosos es, en el mejor de los casos, una extendida costumbre, y en el peor, una pandemia global. Todo lo cual hace que merezca la pena leer esta crónica y que cada uno se forme una opinión propia acerca de qué cosas son verosímiles y en que momenttos el autor derrapa, muerde la banquina y se va al pasto.

¿Quién es Ghislaine Maxwell?

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: