GOOGLE y su oscurísimas, incomprensibles sanciones me tienen els collons plens

Iba decir que me los tienen al plato; que casi ya me los pateo, pero dije lo que dije, y  Montserrat me entenderá. Y me entenderá todo porque lo he conversado muchas veces con ella. Google, un robot de Google, te advierte esto día por medio, independientemente de qué publicaste, y si no publicaste también. Por supuesto, nunca jamás ni un robot ni un ser humano dio ni presumiblemente dará alguna explicación acerca de qué, concretamente, la disparó. Lo que me da derecho a pensar (que uno sea un poco paranoico no quiere decir que no lo persigan) que hay otros robots, o trolls automatizados que denunciam sistemáticamente los contenidos de Pájaro Rojo, proclamándose ofendidos o indignados por todo lo que se publique.

Porque, y lo decimos con orgullo, hemos sabido ganarnos enemigos.

Como sabemos que no somos tan importantes, suponemos que a otros sitios compañeros ha de pasarles lo mismo. Así que nos gustaría mucho que nos cuenten su experiencia con los avisos de Google adsense.

Por lo pronto, dejamos aquí constancia del último de los avisos de una larguísima lista (son todos iguales). Lo dicho: los tengo llenos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: