HUGO MOYANO: “Sin nuestro apoyo, cuando la crisis del campo, a los Kirchner se los hubieran llevado puestos”

abrir

La revista Crisis publicó una larga e interesante entrevista con Hugo Moyano. La leí hace ya casi una semana y pensaba comentarla y/o subirla, pero me quedé sin internet. Mi primera impresión fue de sorpresa. No tengo contactos, más allá de Claudio Mardones (a quien veo más bien poco) con la gente que hace esta cuarta reencarnación de la histórica revista desde su presentación en la Biblioteca Nacional (en la que estuve, invitado por Pedro Cazes Camarero) pero después reparé que entre los resonantes apellidos de Paula Abal Medina y Mario Santucho estaba Martín Rodríguez que simpre fue crítico de la ruptura entre Moyano y Cristina. Ruptura de la que sufrí personalmente sus ramalazos ya que había secundado a Omar Quiroga en la “Historia del Trabajo en la Argentina”, un documental pensado como el primero de una serie elaborado en común entre la CGT y el gobierno (a través del INCAA) teniendo como pivot a la Fundación Caras y Caretas, del SUTERH: El distanciamiento entre Moyano y Cristina hizo que el documental fuera el primero y último de la pretendida serie.

Trascribo algunas partes del reportaje que me llamaron particularmente la atención. Quienes tengan un poco de tiempo libre y quieran leer la entrevista completa, cliqueén sobre su título: Un camión agazapado. JS

DOS

Me parece que la Presidenta tenía el síndrome de la adolescencia rebelde. Cuando hablaba en el Patio de las Palmeras, yo los veía a los pibes que escuchaban y no entendía: “¡con estos vamos a hacer la revolución!”, decían. Y yo pensaba: ¡la revolución se hace con los que laburan! Y con los que estudian, en todo caso. No con pibes que ni saben lo que están gritando.
Me parece que ella se equivoca cuando de alguna manera empezó a maltratar al movimiento obrero. Yo soy un tipo que digo lo que pienso y discuto a muerte. Con los empresarios nuestros, por ejemplo. Y a ella no le gustaba. Siempre cuento dos episodios. Una vuelta, estaba discutiendo con ella la Asignación Familiar y yo la quería llevar a 120 pesos (estaba en setenta). Habíamos llegado a 95, yo sabía que 120 era mucho, entonces le digo: “Cristina vamos a hacer una cosa, ponela en cien”. Me responde: “Negro, son cinco pesos”. Y le contesto: “¡cinco pesos son dos kilos de pan! ¿vos no te das cuenta?”. En ese entonces eran dos o tres kilos de pan. Al año siguiente yo la quería llevar a 140 y se llegó a 130. Entonces estábamos en 125, y me dice: “sabés lo que pasa Negro, los muchachos me dicen que los números ya no cierran”. Ella tenía confianza conmigo. Le digo: “Cristina, por qué no le decís a los muchachos que te hagan bien los números. ¿Cómo puede ser que un bimestre de gas en la Recoleta valga menos que una garrafa en un barrio de laburantes. Esos son los números que no cierran”. A ella no le gustaba que la contradiga. A la siguiente que estábamos discutiendo la Asignación Familiar y el Mínimo, me dice: “mirá, yo tengo un viaje a Estados Unidos, cuando vuelva te llamo y seguimos discutiendo”. No me llamó. Habrá llegado un fin de semana y nos citó a la Casa de Gobierno el miércoles, y anunció un aumento del Mínimo no Imponible que no era el que nosotros queríamos. Y ahí dije chau, se terminó. No nos llamó más para discutir las medidas. Porque todos los años discutíamos con él y con ella. Él era más piola, por ahí te decía “no rompás más las pelotas” (risas). Me jodía así Néstor, pero discutía. Ya venía mal porque recuerdo que una vez, yo estaba con Yasky al lado, hizo una crítica muy grande a la tendinitis, cuando los del subte hicieron la protesta. A mí me contaba Facundo que en el peaje pasa lo mismo, que las pibas y los muchachos tenían problemas en las manos. Entonces a ella le decían una cosa y en lugar de preguntar por ahí hablaba sin saberlo, como minimizando o ridiculizando el reclamo. Después me acuerdo cuando en el conflicto por el campo Néstor me llamaba. Y nosotros lo acompañamos mucho en la movilización, porque no sé qué hubiera pasado, creo que se los hubieran llevado puestos. Yo lo hice con total convicción.tres
Yo creo que él (Néstor) sufrió mucho por la muerte de Mariano Ferreyra. Y dicen que discutió conmigo. Es mentira. Hablamos esos días porque había una reunión del PJ de la Provincia, que yo presidía por la enfermedad de Alberto Balestrini. No era fácil para mí porque no conducía, tenía varios opositores. Él me llamó para preguntar qué pasaba y le conté que no había quórum porque varios habían faltado. Entonces empezó a llamar y los cagó a pedos. Al rato aparecieron. Sacamos todo, y después me volvió a llamar y todo bien. No es verdad que discutimos.
Tenemos 2300 millones de pesos ahorrados en el banco. ¿Vos pensás que Macri me pone el sponsor en Independiente por generosidad? Es porque yo tengo mil millones de pesos en el Banco Ciudad. Por eso muchas veces no los critico a quienes estuvieron antes en Independiente, por lo menos al último que estuvo, porque no tenía espalda. Y hay que tener espalda para todo. Yo le digo: ‘no te estoy pidiendo que me des, te estoy pidiendo que me devuelvas algo de lo que te estoy dando’. Por eso, para todo hay que tener cierto poder. El gran problema de Cantero era Bebote, ¿dónde está Bebote ahora? Se metió disfrazado a la fiesta nuestra, ¿por qué no entró diciendo ‘yo soy Bebote’? ¿Porque sabés cómo salía? ¿A nosotros nos va a venir a patotear, que inventamos la patota?”.
¿Por qué no se mete en el gobierno anterior Uber? Seguramente se lo impedían, nadie sabía que existía. Y se meten con este gobierno. Y eso es una precarización laboral total. Los países europeos están discutiendo hoy el derecho a huelga. Y en la OIT uno de los temas que también se está por tratar es ese. O sea el mundo va a hacia la precarización, y tenemos que impedirlo por todos los medios porque es una forma de aumentar la explotación. Y cuando se precariza corre el riesgo la vida.
En la AFA Macri quiere aplicar la misma política económica que aplica para el conjunto de la sociedad en el fútbol; quiere que los ricos tengan más guita y los pobres se caguen de infeliz. Nosotros somos club grande, tenemos recursos, pero no podemos permitir que los clubes chicos desaparezcan. Porque les dan quince o treinta mil pesos, pero con eso pueden manejarse. Estos les quieren cortar todo, se van a separar los clubes grandes y se van a llevar toda la guita porque se llevan los sponsors y los clubes chicos desaparecen. Y no quieren que agarremos nosotros porque vamos a poner las cosas en orden.

Comentarios (3)

  1. Ivana

    Cuándo habla de los millones que tiene en el banco es su plata? porque a veces menciona plata como propia y es de los trabajadores que conduce. Y que loco no que reconozca que inventaron el patoterismo como si fuese una virtud.

    Responder
  2. pato1534

    Otro gremialista empresarial que cuando le conviene patea para un lado y cuando no le conviene patea para el otro.De Cristina lo que no le gustaba es que fuera mujer y de izquierda(al menos sus medidas)ya que para su recalcitrante machismo eso era insoportable.Y Moyano prefiere a la derecha antes que a la izquierda.La ruptura con el FPV fue por integración de listas de diputados.Asi estamos con esta dirigencia sindical patronal.

    Responder
  3. maría Alvarez

    Que “lindo” todo eso que cuentaaaaa. En que parte se sube al corcel y va salvar a la muchachita en peligro? Esa parte del cuentito me la perdi, no la encontre.
    Una pregunta más. Qué le pasa ahora, sigue peleado con Cristina (la que escucha poco), por eso no llama a un paro general?
    Comparto plenamente el lúcido comentario de PATO1534. Por último…
    que moyano se vaya al reverendo carajo. Cínico, oportunista, vendido y sorete. Aptitudes todas estas que seguramente haran que los “compañeros” de la unidad-unida lo llamen para engrosar sus filas o lo pongan en la próxima formula como Vice asi lo dejan contento y los compañeritos del pj-unido cuentan con la tan mentada columna vertebral… pssss

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: