Compartí

Yo se que voy y yo sentimos lo mismo, Mordisquito. Yo sé que vos, igual que yo, lo único que querés es salir de la cama a la mañana pensando que el de hoy va a ser un día hermoso, un día en el que no te vas a tener que preocupar por cómo llegar al trabajo, que tu puesto de trabajo va a estar ahí esperándote, y que al terminar la jornada vas a volver a tu casa a reunirte con tu familia y disfrutar del fin del día sabiendo que vas a dormir tranquilo. Por que al otro día las cosas van a estar igual, o van a estar mejor.

Eso que te acabo de describir tiene muchos nombres posibles, pero si lo tenés que poner en una sola palabra, esa palabra es seguridad. ¿No coincidís conmigo? ¡Pero claro, si es de lo que todo el mundo habla! ¡Desde la mañana hasta la noche, siempra hay un tipo hablándonos de la inseguridad!

Y a mí eso me da pena, sabés, porque cuando te escucho hablar me doy cuenta que te aprendiste casi de memoria, como la tabla del tres o el catecismo, una serie de historietas de mala calidad. Esas historietas que vos ves en TN u Canal 13, escuchás y comentás a voz en cuello como si fueran la verdad revelada. Esos baldazos de historietas travestidas de noticias que nos tiran los que quieren volver al pasado.

¡Hay poca policía!, dicen impunemente, pasándose por el traste la información de que, desde el gobierno se triplicó la cantiada de efectivos disponibles para el patrullaje de calles. Pero no lo quieren reconocer. No lo aceptan. Dicen gansadas de puro gansos que son. Se llenan la boca de gansadas esos monigotes privilegiados, mientras almuerzan y entre bocado y bocado, ya que están, bogan por la pena de muerte. ¿Los escuchaste? Claro que los escuchaste; y sabés, porque lo sabés y bien, que la mayoría se dicen creyentes. ¡Vaya creencia rara la de los que piden sangre de vida humana cuando les tocan sus intereses!

¡Nadie hace nada!, repiten a coro, como si desconocieran la labor social que se despliega en el país desde hace doce años para nivelar los ingresosde todos los ciudadanos y terminar con la desigualdad, mejorar el nivel de empleo y ofrecer oportunidades a quienes hasta hace poco sólo podían optar por dos caminos: robar o mendigar.

Será porque para ellos la inseguridad es otra cosa, y no esa sensación de desamparo que se sufre cuando no se consigue turno en un hospital, cuando faltan el agua o el gas en una escuela, cuando se camina en medio de la avenida arrastrando un carrito lleno de cartones, se revuelven los tachos de basura buscando las sobras para llenar el estómago, o se reparten estampitas en el subte esperando encontrar un poco de comprensión.

Para esa gente que habla mirándose el ombligo, la pobreza es la base de la delincuencia. Para lo que además de hablar pensamos, y sentimos el dolor de años y años de destrucción sobre nuestra sociedad, lo que genera es inseguridad. Esa inseguridad, y esa violencia que padecen en todas sus variantes, los más vulnerables, Mordisquito, los pobres.

¿Nunca te pusiste a pensar que la falta de autoridad política, la ausencia del Estado durante décadas es la causa que generó, produce y permite la inseguridad? ¿Te acordás cuando el Estado prácticamente desapareció, y nos dejó rodeados, colmados, llenos de inseguridad? ¿Te acordás cuando la sociedad se fragmentó y se rompió la trama social de la solidaridad?¿Te acordás cuando aparecieron los barrios cerrados, la seguridad privada, las alarmas y los perros, las rejas, los seguros contra secuestros, el blindaje de puertas y ventanas?

Vos y yo sabemos quiénes instalaron la inseguridad, Mordisquito. Porque la inseguridad y la violencia la instalaron ellos, esos que hoy quieren volver. ¡A mi, no me la van a contar!


Compartí

2 comentarios

  1. Mariano T, ya es difícil intentar un cruce de ideas cuando se insulta, pero va ahí: CFK y su vice fueron elegidos con el 55% en este último mandato e HICIERON MUCHAS OBRAS que mejoraron la vida sociocultural, laboral y económica de los argentinos. Si uno se pregunta con ese desparpajo sobre las obras de los “monigotes” la respuesta es otra pregunta ¿dónde estuvo el que descalifica la democracia en estos 12 años de gobierno para hacer tal pregunta improcedente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *