IRON MOUNTAIN. El incendio fue intencional

Compartí


NUEVOS ELEMENTOS ABONAN HIPOTESIS SOBRE INCENDIO INTENCIONAL   EN EL DEPOSITO DE IRON MOUNTAIN

Buenos Aires, 16 de febrero (Télam).- La investigación sobre   el incendio del depósito de Iron Mountain en Barracas acumuló   durante los últimos días diferentes elementos que abonan la   hipótesis de que el siniestro fue intencional, según se desprende   de un artículo publicado hoy por Página/12.

Según el matutino, las conclusiones de quienes tuvieron   acceso a las filmaciones de las cámaras exteriores de la empresa   Iron Mountain, van en sentido de lo que públicamente sospechó el   secretario de Seguridad, Sergio Berni: el incendio fue intencional.

La investigación periodística indica que las imágenes arrojan   que no hubo un solo foco de incendio, sino que fueron múltiples, en   consonancia con lo que declararon los trabajadores de la empresa   ante la Justicia, lo cual reafirmaría la hipótesis de la acción  humana en el inicio del fuego.

Asimismo, otra de las conclusiones que saldría de las cámaras   es que el autor del sabotaje conocía el depósito y las medidas de   seguridad ya que sorteó todas las cámaras y no logró ser registrado   por ninguna de ellas.

Uno de los impulsores de esta hipótesis es el abogado Miguel   Arce Ageo, que representa a la familia de Pedro Baricola, fallecido   integrante de Defensa Civil, quien sostiene que existió voluntad de   la empresa para que se queme alguna documentación.

Los fundamentos del letrado se sustentan en que es poco   probable que en una empresa tan sofisticada, la mayor del mundo en   la materia, no hayan funcionado los aspersores, que existiera poca   presión en las mangueras o incluso algo que se da como un hecho,   que el tanque de agua estaba vacío.

Estos datos no son meras especulaciones, ya que como señala   la nota periodística, la Fiscalía a cargo de la investigación   informó oficialmente que los cinco trabajadores presentes en el   momento del inicio del incendio coincidieron en que los aspersores   no funcionaron, lo que da pie a las posturas de Berni y Arce Ageo.

En este sentido, los expertos que siguen el caso, no se   explican porque la fiscal Marcela Sánchez aún no ordenó el   allanamiento de la Agencia Gubernamental de Control porteña,   organismo encargado de la habilitación e inspección del lugar, que   en 2008 había sufrido una clausura por falta de garantías contra   incendios.

Según sostienen esos investigadores, lo sucedido con los   funcionarios vinculados al área de control durante el caso   Cromañon, que en su mayoría fueron condenados por la habilitación   ilegal, es un antecedente que demuestra la importancia de acceder a   las actas de habilitación del depósito de Barracas.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *