“LA PATRIA NO SE VENDE”, consigna central de la concentración ante el Congreso, una de muchas (yapa: el hit del verano)

Compartí

Como escribí en el post anterior, estamos en medio de un golpe de estado de nuevo tipo. Si en Perú un Congreso corrompido depuso a un presidente constitucional, en la Argentina un presidente constitucional demente y decidido a desmantelar el Estado pasando por encima del Congreso (donde reside la soberanía popular) se topó con la resistencia popular, y especialmente con la de una clase media arrojada bruscamente a la pobreza. Y es que esta sea quizá la nota más distintiva de la sociedad argentina: la enorme cantidad de gente que se considera de clase media aunque tenga ingresos proletarios. Junto a que una parte sustantiva de estos pobres que no se autoperciben como tales votan a veces por la derecha y otras por la expresiones progres o de izquierda light. Y que en esto tiene bastante que ver que el peronismo haya dejado de dar respuestas al empobrecimiento general durante el gobierno de Alberto Fernández.

 

Revolucionario. El cavallo-macrista Federico Sturzenegger, como Rasputín, no ocupa ningún cargo en el gobierno. Sin embargo es el padre del mamotreto-decretazo, y dice que marca un cambio de régimen. ¿No es ésta acaso una admisión explícita que se ha puesto por encima de la Constitución?

 

En fin, los que tienen una oportunidad de oro son los cuestionadísimos ministros de la Corte y especialmente su presidente, Horacio Rosatti. Quien, al lado del demente que se ha sentado en el sillón de Rivadavia (y de Balcarce, el perro de Macri,  del que no hay noticias) y la hija putativa de Videla, parece claramente mejor.

Estuve en la concentración espontánea en Congreso. Ahora, ya de regreso en casa, escucho por C5N al compañero Gustavo Pirich, del grupo GPS, los que organizan y protagonizan las marchas para liberar el Lago Escondido para el disfrute de todos los argentinos, como ordenan la Constitución y las leyes.

 

 

Es extraño volver a esta plaza en la misma fecha en la que lo hice hace 22 años, y que se vuelva a escuchar el “que se vayan todos” que, reconozco, a mi nunca me copó (yo entonces gritaba eufóricamente “se acabó “la gente”, vuelve el Pueblo”. Entonces el disparador fue la estupidez del presidente Fernando De la Rúa de decretar el estado de sitio, ahora el absurdo decreto ómnibus de los estudios jurídicos de las grandes empresas coordinados por el economista Federico Sturzenegger, el padre de las Leliqs, un macrista que no tiene cargo alguno en el gobierno pero estaba a la diestra del Presidente cuando éste anunció por arriba, sin profundizar, una pequeña parte de las leyes que abrogaría el decretazo.

 

 

Pasó mucha agua bajo los puentes y otra vez nos encontramos en la misma encrucijada, ese empate estratégico entre los verdaderos argentinos de bien (los que quieren y aman serlo) y los cipayos que nutren el Partido del Extranjero. Es muy emocionante que la que quizá haya sido la consigna más coreada haya sido “La Patria no se vende” y se haya vuelto a entonar la vieja, consigna medular de “Patria si, colonia no”.  El decretazo absurdo y grosera, pornográficamente inconstitucional, debe ser bajado de un hondazo (como Villarruel dijo que Milei bajaría la inflación). Es un asunto de vida o muerte. Otras consignas centrales de esta, una de las muchas concentraciones que hubo a lo largo y ancho del país, fue “Paro, paro general” y “¿A dónde está, que no se ve, esa famosa CGT”, el ya clásico “Unidad de los trabajadores, al que no le gusta se jode, se jode”, “Milei, basura, vos sos la dictadura” y  “Mauricio Macri la puta que te parió”.

 

 

Y si, en gran parte dependemos de la CGT. O mejor, dicho, de los sindicatos (lean aquí), una parte para nada despreciable en ambas CTA.  Y también, del Congreso. En este sentido, y curándonos en salud, sugiero que no se perdone nunca jamás a los legisladores que defeccionen como “sanguchito” Bossio.

Los traidores tienen que ser identificados y castigados.

Está en juego la existencia de la nación Argentina, soberana e incluyente. El decretazo es una bandera de remate.

https://x.com/_marianherrera/status/1737854907011723696?s=20

 

 


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *