Lacunza: «Lo particular de Clarín es que ocupa todos los sectores del mercado»

Compartí

Sebastián Lacunza (Internacionales, Ámbito Financiero) junto a Martín Becerra en un coloquio.

Rumbo al 7D

«No hay en Europa y en América Latina otro grupo como Clarín»

Así lo señaló el periodista Sebastián Lacunza: «Clarín ocupa todos los rubros: cable, televisión, radio y gráfica».

Por Enrique de la Calle y Nicolás Bondarovsky / Agencia Paco Urondo

¿Cuál es tu opinión sobre cómo se viene dando la discusión en torno a la ley de medios y el famoso 7D?

La gestión de Sabbatella ha reparado algunas deficiencias que había tenido la Autoridad de la Aplicación, sobre todo su visibilidad. La aplicación de la ley de medios, en un escenario tan complejo, necesita de un Estado ejemplar, y esto no se vía viendo. Es cierto que sigue habiendo algunas cuestiones donde se requiere alguna decisión del Gobierno. Se eligieron dos directores, uno del radicalismo y otro del FAP, este último (Alejandro Pereyra) está impugnado y todavía no se resolvió su situación. Esas cuestiones básicas de reglamento deberían resolverse.

¿Para vos Clarín presenta la adecuación antes del viernes?

SL: Anoche pensaba eso. Por un lado, al estar presentando los otros grupos se pone a prueba el criterio de desinversión del Gobierno. Por ejemplo Vila – Manzano propusieron la venta de licencias pero también la disolución de la sociedad entre sus accionistas. Algunos medios para Manzano, otros para Vila, otros para socios minoritarios.

Pero el AFSCA decide si eso se puede hacer a partir del lunes…

Claro. Tendría que hacer una presentación de último momento. Podría presentar algo y seguir litigando al mismo tiempo. Habría que consultar a un abogado a ver si es válida esa estrategia.

Sabbatella de hecho, así lo señalaron muchos analistas, está sugiriendo esa línea, que los grupos se dividan entre accionistas…

Está remarcando la ley. Imagino también que la voluntad del Gobierno no va a permitir un mero maquillaje. Si el Grupo Clarín se divide entre sus principales accionistas y se hace ajustándose a derecho, eso no parece inocuo. De cualquier modo, es tan grande la cantidad de licencias que no le alcanzaría dividiendo el grupo entre cuatro empresarios.

¿Te sorprendió la propuesta que hizo Vila – Manzano?

No. Pensaba que iba a ir en ese rumbo. Sorprendió que se desprendiera de América 24, cuando no se lo impedía la ley de medios. Tiene que ver con una estrategia de negocios de Vila.

¿Qué ocurre con los trabajadores, teniendo en cuenta que muchos deben trabajar también en América?

Esto produce inquietud en la redacciones afectadas. Muchos recursos humanos de A24 son los mismos de los noticieros de América, por ejemplo. Si se produce la separación se va a dar uno de los méritos de la ley de medios, que tiene que ver con generar más puestos de trabajo. Porque había que replicar los puestos de trabajo. Es interesante.

¿Qué análisis hacés de cómo se decidió el caso Telefé / Telefónica?

Telefónica es desde siempre el principal rival que Clarín vio en el horizonte. Así lo marcó cuando se discutió en el primer momento la ley de medios, sobre todo a partir de la convergencia entre cable, televisión y telefonía. Lo mejor era que la convergencia estuviera incluida, porque va a pasar, así está pasando en todo el mundo. Eso estaba en la ley de medios, y fue sacado por presión de Clarín y de Proyecto Sur (que finalmente apoyó la ley). El argumento del Gobierno para resolver el caso Telefé me parece un poco tirado de los pelos. Sabbatella dijo que así lo establece la ley.

Ayer Fernando Iglesias decía que Clarín tiene el 5% de las licencias, por lo cual no era monopolio. Ernesto Tenembaum también repitió eso, y no fue el único. ¿Qué opinás sobre ese argumento?

Creo que no me equivoco por mucho si digo que no hay en Europa y en América Latina otro grupo parecido a Clarín. Con una particularidad que hay que remarcar. Si vos medís por activos, O Globo, Televisa son superiores a Clarín, por nombrar sólo sudamericanos. Si medís por participación del diario Mercurio en Chile, domina la mitad de los diarios o más. Lo particular de Clarín es que ocupa todos los sectores del mercado. O Globo tiene un canal importante pero no tiene cable, por ejemplo. Berlusconi en Italia controla la televisión, sobre todo cuando era gobernante que tenía los canales privados y públicos, pero no tiene participación en la prensa gráfica. Lo que se discute siempre es cuánto se afecta la libertad de expresión. Muchas legislaciones permiten que los grupos tengan presencia en dos rubros sobre televisión, radio, cable y gráfica.

¿Creés que Clarín tiene alguna carta reservada para jugar?

Una, importante, es que el Gobierno parece tentarse con atajos administrativos que pueden beneficiar a Clarín. Otra novedad es que se reorganizó la Cámara. Tres jueces han denunciado las presiones del Gobierno. Ellos van a determinar la recusación de Carreras. Me parece que el 7D perdió importancia porque el juez Alfonso tiene que declarar la inconstitucionalidad o no. El 7D va a empezar a correr los tiempos para desinvertir, pero seguramente dentro de los 100 días hábiles va a haber una sentencia de fondo que puede cambiar todo el panorama.
 
¿Pero la Corte no dio muestras que no cree que ese punto sea inconstitucional?

Creo que sí. Una carta adversa es eso que decís que es importante. La ley no es inconstitucional, pero sí podría haber una reparación patrimonial de acuerdo al modo en que el grupo se desprende de sus licencias. Algunos juristas cercanos a Clarín dicen que si se les extendió las licencias en 2007, no puede ser que 2 años después se le está diciendo que eso es monopólico. Puede ser pero hay que repararlo.

No nos respondiste si Clarín presenta o no…

No, no. Si lo supiera no estaría hablando acá con ustedes. (Risas)


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *