LUCAS CARRASCO o la metamorfosis de un traidor a personaje de Capusotto

Compartí

Reserva moral: una pelada y media y cuatro pares de párpados ausentes

Por Nahuel Coca, a pedido del Pájaro Rojo, que chapotea sus alas en Moisesville del Mar

Lucas Carrasco empieza su gira por los medios opositores para ganar un espacio que pierden otros. Lo que recuerda la novela juvenil de Mariana Enríquez, Cómo desaparecer completamente, en la que un joven marginado pegaba un kilo de merca y lo usaba como salida hacia otra realidad, más placentera. En este caso, sería a la inversa: cómo no desaparecer completamente en idénticas circunstancias.

Borges advirtió hace ya mucho que Dios, que guarda el metal, también guarda la escoria.
De sus balbuceos parecen desprenderse, en iguales medidas, insultos a Cristina y chupadas de medias a los dueños de los medios en los que Carrasco considera que podría llegar a trabajar, si le perdonan los dejos de ginebra de su colonia.

Acusando recibo de aquella nota que publicara Pájaro Rojo, el traidor trata de erigirse como guardián posmo de una larga tradición de intelectuales del campo nacional y popular, comparándose con Don Arturo Jauretche. Cancherea, se estira, no domina su lenguaje corporal. Aunque intenta disimular con el anfitrión, ni su camisa sobria ni su pelo engominado pueden esconder el hecho de que cada día se parece más a un personaje de Capusotto, algo así entre Nicolino Roche y el cantante de Los Marrones.

O quizás tenga más que ver con el Dr. Bundle de aquella película de 1986 de David Cronenberg, La Mosca. Aquel que vive con gusto su metamorfosis en un insecto peludo que no paraba de consumir ese polvo blanco que las vuelve locas, también llamado brillo.

Tratando de explicarse a sí misma, la mosca se jactaba de su condición: “Los insectos no tienen política. Son brutales, sin compasión, ni compromisos, no podemos confiar en los insectos. Yo quisiera ser el primer insecto político”.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *