MASS… DE LO MISMO. Barrionuevo dice que Massa es un pichi y que pretende ocultarlo

Compartí


Barrionuevo: “Massa es un pichón, tiene que aprender mucho” – ” -¿Massa me va a prohibir que yo hable? A mí nadie me prohíbe. Y Sergio es un pichón que recién está cortando las alas.. Lo que pasa es que él tiene un convento en Tigre y quiere que todos sean carmelitas descalzas. Y todos los intendentes que tiene Sergio con él, mean agua bendita [se ríe].” – ” Es como si le dijera: “Yo te llevo en mi tren, pero tenés que ocultarte”.

Tomado de El Liberal (Santiago del Estero, que al parecer lo tomó de La Nación)

Barrionuevo: “Massa es un pichón, tiene que aprender mucho”

Se mostró molesto con su socio político porque le sugirió hablar menos; define a Scioli como “pecho frío”, minimiza el futuro de Macri y elogia a De la Sota; pide que Cristina “se vaya pronto”.

Barrionuevo Massa es un pichon tiene que aprender mucho
La siguiente conversación tuvo lugar en el sindicato Gastronómico, en la avenida de Mayo al 900, de la ciudad de Buenos Aires.

-Hace unos años me internaron. Me estaban por operar del corazón, pero vino el médico de Menem y me llevó a otra clínica. ¿Sabés lo que salió? Que mi cuerpo había hecho un bypass natural. Entre millones, hay uno solo.

-¿Y qué le hace pensar eso?

-Lo que me dijeron: “Tenés un corazón tan grande, que ese bypass te ayudó a darle vida”. Tengo el corazón abierto para todos. Soy muy bueno [se ríe].

-Muchos de quienes estuvieron con Menem se acercaron a los Kirchner. Usted, ¿no pudo, no quiso?

-No, no. Jamás los quise. El día que Duhalde me llama para decirme que el elegido era Néstor, Kirchner estaba en Olivos. Me dijo: “Ahí está sentado, esperándote”. Le dije: “Yo no hablo con éste. Me quedo con Menem. Kirchner te va a cagar y te va a meter en cana” .

-¿Y usted por qué dijo eso?

-Kirchner, la primera plata que recibe, fue de las 62 Organizaciones, para que sea intendente. Y la recibe de Diego Ibáñez y del catamarqueño “Bombón” Mercado, que trabajaba en YPF y estaba casado con Alicia. De ahí Kirchner empieza a escalar. En Caleta Olivia, el 80% son catamarqueños, y los gastronómicos me contaban, eran amos y señores. Y que él se volvía loco por la guita.

-Moyano, su aliado actual, sí pudo acercarse.

-Pero yo sabía que eran hipócritas. Cuando ella lo besaba a Moyano, yo decía: “Ahora va y se desinfecta”. Cuando murió Kirchner, a Moyano le cortaron el rostro.

-¿Su pelea con Moyano fue por una cuestión de egos?

-No, no. ¿Qué ego? Yo no le quito protagonismo a nadie. El problema con Moyano fue que habíamos jurado con “el Bocha” Palacios [Colectiveros] y con Moyano de que teníamos que ponernos de novio con el presidente que viniera, pero no casarnos.

-¿Cómo es eso?

-Vos tenés que negociar con el Gobierno, pero no casarte. Y Moyano se casó con Kirchner [se ríe]. Vino Cristina y los separó.

-Y Moyano ahora se puso de novio con usted…

-No. Moyano no es mi novio, es mi hermano. Estamos en la misma vereda. Alguno por ahí es más apresurado… Yo quiero que Cristina se vaya lo más pronto posible. Que apure el calendario. Que se apuren los días, que se acorten.

-Se dice que su historia sindical empieza en 1975, cuando entra en Gastronómicos a punta de pistola…

-No. Habrán visto mal porque fue a la madrugada. Un palo de escoba habrá sido [se ríe]. Mi pelea fue con los Montoneros. Por eso cuando el estúpido de Capitanich dice “Barrionuevo es el nuevo jefe de la izquierda”… [risas]. No me gusta la izquierda. Yo soy peronista. Yo peleé contra todas las columnas que mataron a varios dirigentes sindicales. Yo iba con gomera. Tirábamos piedras. Ellos tiraban con Ithaca.

-Nadie le va a creer que ellos iban con Ithaca y usted con gomera…

-[Risas] Eran épocas muy duras.

-Según usted, ¿qué pensaba Perón de los Montoneros?

-Y, bueno, “imberbes”. Nosotros estuvimos con Graciela [Camaño] en la Plaza de Mayo el día que los echó. Estos que hablan de La Cámpora, con las BlackBerry y la guita que se están robando. ¿La democracia sabés con quién la conseguimos? Con todo el movimiento obrero, con Lorenzo Miguel, Diego Ibáñez, todos peleando contra los milicos. Ahí nos hicimos amigos hasta hoy con Nosiglia. Nosiglia peleaba con los jóvenes de Franja Morada y nosotros éramos la juventud sindical. Y ahí dijimos: “Vamos a estar juntos siempre, peleemos por la democracia y en la alternancia radicalismo-peronismo nos encontraremos”.

-Y no se separaron más…

-No, porque hay una amistad y códigos. Nuestra relación va a durar hasta que nos vayamos de esta tierra.

-¿Alguna vez se arrepiente de sus frases, por ejemplo de cuando dijo que “Kirchner era un avaro que se cagó muriendo?

-No me arrepiento. ¿No se cagó muriendo? ¿Y qué era? Avaro, prestamista, usurero. El abuelo, el papá, él y Máximo. Son todos iguales.

-¿Cómo lo ve a este muchacho? [foto de Scioli]

-Pecho frío.

-¿Y si llegara a presidente?

-Va a tener que venir a sentarse a hablar conmigo.

-O sea que asuma quien asuma, que va a tener que venir…

-Siempre hablaron. Yo no hablé con Néstor porque no quise…

-¿Escuchó a Massa cuando dijo: “Si Barrionuevo quiere que yo gane, que deje de hablar por dos años”?

-¿Massa me va a prohibir que yo hable? A mí nadie me prohíbe. Y Sergio es un pichón que recién está cortando las alas. Tiene que aprender mucho todavía. Lo que pasa es que él tiene un convento en Tigre y quiere que todos sean carmelitas descalzas. Y todos los intendentes que tiene Sergio con él, mean agua bendita [se ríe].

-Es como si le dijera: “Yo te llevo en mi tren, pero tenés que ocultarte”.

-Si hay alguien que no necesita ir a ningún tren, es Luis Barrionuevo. No me subí en este tren de los K, cuando Kirchner era rubio y de ojos celestes. Mirá, Sergio necesita una estructura en todo el país y nosotros la tenemos. ¿O vos te creés que Menem con qué ganó? ¡Con una estructura nuestra!

-¿A Massa le ve algún parecido a Menem?

-Tiene mucho carisma. Ahora, si me das a elegir hoy, me gusta el “Gallego” De la Sota. Experiencia, capacidad…

-¿Y Macri?

-Es un muy buen gobernante de la ciudad. Después, no le da.

-Mire este afiche [Menem-Barrionuevo “fundieron el país. Ahora lo paran”].

-Eso lo hizo la SIDE. Además Menem no fundió al país. Con Menem estuve un año y medio en el Gobierno, me fui porque me echaron, porque había dicho que había que dejar de robar. Y después yo mismo fui el autor del Pacto de Olivos.

-¿Usted hizo el “Pacto de Olivos” que reformó la Constitución?

-Claro, Barrionuevo y Nosiglia. Fue la operación más grande de la historia política argentina.

-Usted dice que Barrionuevo y Nosiglia fueron los armadores del Pacto de Olivos. ¿Eso significaría que ustedes están… por arriba de los presidentes?

-Pero no tengas dudas. Flaco, yo salgo a este balcón que da a Avenida de Mayo, veo pasar los presidentes al Congreso, después volver y después no vuelven más. Y yo sigo acá. ¿Qué querés que te diga? Éstos van y vienen. Nosotros seguimos.

-Dejamos acá.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *