MILEI. El tren fantasma del Capitán Motosierra: Candidatos a integrar el eventual gabinete de la Libertad Avanza

Compartí

Mientras, en una jugada aunque tardía, inteligente, Milei se ha guardado (si lo hubiera hecho después de las PASO, tendría garantizado su triunfo en primera vuelta, porque encarnaría la novedad, y no quedaría en evidencia que propone retrotraer la Argentina mas de un siglo),  Mauro Federico, con el valioso aporte de Ivy Cángaro, repasa como se integrarán los que se proponen como candidatos, ministros y secretarios, casi siempre procedentes de la execrada “casta”.

El “grito de guerra” mileísta resalta el supuesto “miedo” que infunde el libertario a la denominada “casta política”, transformando como leiv motiv principal de su gestión “eliminar” a sus miembros más conspicuos. Sin embargo, la mayor parte de los integrantes de los equipos que rodean a Javier Milei son originarios de la misma argamasa que cuestionan y se aprestan a integrar la estructura de un posible gobierno o sumar escaños a los cuerpos parlamentarios, sin siquiera lavarse la cara. La particular mirada de uno de los líderes del espacio sobre la “purificación” de los “leprosos” en las aguas del Jordán. Sindicalistas y empresarios provenientes del medioevo menemista se suman al “team” dolarizador.

Ya configurado el mapa político nacional y con la casi totalidad de los casilleros del calendario electoral cubiertos hasta el 22 de octubre, la fuerza que lidera Javier Milei mantiene su expectativa, sostenida en la sorprendente performance obtenida en las primarias por el economista de peluca desgreñada.

Con un discurso incendiario y disruptivo, un estilo directo y su obsesión con “pasarle por encima” a la “casta”, Milei se propone como una especie de “purificador” del sistema político, al que pretende bañar siete veces en las aguas del Jordán para desterrar “las pestes que atormentan a la sociedad”. Todo muy bíblico, ciertamente, pero no menos místico que varios de los conceptos con los que el libertario quiere ampliar el electorado que lo abrazó en las PASO.

Su mensaje por la negativa y la destrucción caló profundo en el inicio de la campaña, impactando en una sociedad golpeada por el desencanto con las propuestas de los espacios tradicionales. Pero conforme avanzaron los diferentes procesos electorales en los distritos y se fueron acomodando las candidaturas a nivel provincial y nacional, quedó en evidencia que más de un tercio de los postulantes libertarios ya tuvo cargos en la función pública y formó parte de la “casta” que tanto dicen aborrecer.

Si Milei repite el resultado de las PASO en la elección general de octubre, sumaría ocho senadores en la Cámara alta, y cerca de 40 diputados. De estos posibles nuevos legisladores, una veintena ya pasó por la función pública dentro del Estado. “Cualquiera de los que hoy nos acompañan pudo haber formado parte de la casta en el pasado, pero desde el momento que asume el compromiso de dejar atrás su pasado y manifiesta su voluntad de acompañarnos, para nosotros es suficiente”, aseguró Ramiro Marra, legislador porteño y candidato a Jefe de Gobierno en la Ciudad de Buenos Aires.

Por su parte, Oscar Zago, segundo candidato a diputado por la Ciudad de Buenos Aires -quien ya se desempeñó como legislador en dos ocasiones y fue vicepresidente de la UCeDe- sostuvo que “lo que no está bien es que sigan cobrando del Estado por no trabajar, yo fui dos veces legislador y me fui a mi casa”, explicó al portal MDZ. Además, contó que él antes de dedicarse a la función pública trabajó 20 años en Metrogas. “Uno no es casta por tener alguna relación con el Estado, sino cualquiera que tenga algún contrato, o trabaje en alguna empresa en relación con el Estado, es casta”, aclaró Zago.

Candidatos con antecedentes de casta

Siguiendo el razonamiento de Zago, la “casta” entonces, no es solo un concepto aplicable a las estructuras partidarias, sino también a todos los ámbitos que manejan poder o contratos con el Estado, incluidos las empresas e instituciones representativas de los factores económicos. Por eso el banquero Juan Nápoli -quien encabeza la lista de candidatos a senadores nacionales por la provincia de Buenos Aires- encuadra perfectamente en la definición.

Aquí, con Milei y Victoria Villarruel:

Además de presidir el Banco de Valores y varios fondos de inversión, Nápoli se desempeña como vocal de ADEBA (Asociación de Bancos Argentinos) y de su Fundación. También integra el Consejo de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y es miembro del consejo asesor de la Asociación CONCIENCIA.

La cabeza de la lista de diputados nacionales por el distrito electoral más grande de la Argentina es Alberto “Bertie” Benegas Lynch, miembro de una familia de larga tradición conservadora, responsable de la inserción y la divulgación del liberalismo en nuestro país, además de tener entre sus integrantes a funcionarios de gobiernos militares y entusiastas defensores de las dictaduras argentina y chilena.

“Bertie” (ver foto abajo junto a Milei) trabajó diez años para Banco Santander de Argentina y doce años como Director General de Universia Argentina. Para Universia Holding de España tuvo a cargo la Dirección Corporativa de Comunicaciones en toda Iberoamérica. Es egresado del PEACS de ESEADE y de la Maestría en Economía y Administración de Empresas.

Pablo Ansaloni es dirigente del Partido FE. Fue diputado nacional entre 2017 y 2021 y dirigente de la UATRE de Gerónimo “Momo” Venegas. Ingresó a la Cámara baja por Cambiemos. Sin embargo, tras las elecciones presidenciales de 2019 abandonó el bloque de Juntos por el Cambio formando parte de Unidad Federal y Desarrollo, encabezado por el diputado mendocino José Luis Ramón. Incluso, fue aliado del kirchnerismo y en noviembre de 2020 votó a favor del Aporte Solidario a las Grandes Fortunas.

Un buen número de los postulantes de La Libertad Avanza ostentaron cargos en dependencias provinciales o municipales, como Claudia López, candidata a senadora por La Rioja, que fue gerenta general del Nuevo Banco de La Rioja, o Julio Daniel Goldstein, que fue director General a cargo de la Dirección General de Higiene y Seguridad, en la gestión de Mauricio Macri durante el Gobierno porteño, y está cuarto en la lista de candidatos a diputados nacionales de la Ciudad.

La candidata a gobernadora bonaerense a la que Milei le apuesta todas las fichas es Carolina Píparo, que ya es diputada nacional desde 2021, cuando ingresó junto con José Luis Espert al Congreso Nacional. Sin embargo su carrera no comenzó allí. Trabajó como secretaria municipal de la ciudad de La Plata, durante la gestión de Julio Garro, además de haber sido electa diputada provincial por la lista “cambiemita”.

Si de vigilantear la antigüedad como empleada del Estado se trata, no se puede omitir la referencia a una de las candidatas que hace más tiempo recibe dineros públicos y hoy está en las filas de LLA es Karina Raíz, que va en la lista de diputados por Santa Fe. Hace 25 años trabaja en la municipalidad de Rosario, desempeñándose como contadora en la Secretaría de Hacienda y Economía.

La lista de candidatos que ocuparon cargos políticos o formaron parte de estructuras partidarias tradicionales es enorme: María Lorena Macyszyn se desempeñó como asesora legislativa; Eduardo Falcone es un histórico referente del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID); Rocío Bonacci es la hija de José Bonacci, apoderado de Unite y proveedor del andamiaje partidario que permite la candidatura presidencial de Milei; Nicolás Mayoraz es diputado provincial en la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe desde 2019 y encabeza el bloque “Somos Vida y Familia”; Santiago Santurio trabaja en la Cámara de Diputados como asesor del diputado Jorge Enríquez del PRO; Clara Malbrán es vocal de la Junta de Gobierno del Partido Demócrata de la ciudad de Bs.As. Ocupó distintos puestos en Administración de Bienes del Estado ( AABE) durante el gobierno de Cambiemos y fue directora de diseño y planificación de activos durante el macrismo; Guillermo MacLoughlin fue asesor de comisiones parlamentarias en temas presupuestarios, tributarios, de agro y ganadería durante los últimos veinte años.

Gabinete con “prontuario”

El ganador de las PASO ya dio indicios claros respecto a la conformación de su estructura ministerial, en caso de ser electo presidente. En este sentido, el viernes confirmó a quien será su potencial ministro de Infraestructura en caso de ganar el 22. Se trata de Guillermo Ferraro (foto) hasta hace pocos meses director de KPMG. Con más de tres décadas de trayectoria en el ámbito de la economía y la consultoría, también ha sabido desempeñarse en ámbitos públicos.

Ferraro fue funcionario del gobierno nacional entre 2002 y 2003, cuando ocupó el puesto de Subsecretario de Industria de la Nación. Tiempo después formó parte de la gestión de Cambiemos en Buenos Aires. Además, fue vicepresidente del Banco Suquía, y tuvo puestos jerárquicos en Banco Bisel y Nación Servicios.

El ex diputado Guillermo Francos, quien supo formar parte del gabinete de Daniel Scioli en Buenos Aires (al frente del Banco Provincia), actual representante del país en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y también un histórico gerente de Corporación América, sería el titular de la cartera política de un eventual gobierno libertario.

Roque Fernandez y Carlos Rodríguez son dos de los referentes económicos mileístas que seguramente formarán parte del gabinete en el área de Hacienda. Ambos fueron funcionarios de peso en el segundo período de Carlos Menem como presidente: Fernández fue ministro de Economía de 1996 a 1999 y Rodríguez trabajó como secretario de Política económica, del ’97 al ’99.

Jorge Vives es Coronel retirado de Inteligencia del Ejército, tuvo un paso por Juntos por el Cambio cuando fue funcionario de Aduana durante el gobierno de macrista (e integraba las filas de Elisa Carrió, ver foto. N. del E.). Es integrante de la Fundación Oíd Mortales que dirige Victoria Villarruel. es quien promueve generar una nueva Ley de Seguridad Nacional, tal como marca el punto 25 de las promesas de campaña de Milei.

Para una estructura destinada a reglar las normas del trabajo, se menciona a Miguel Ángel Ponte, ex directivo de Techint que fue secretario de Empleo del gobierno de Cambiemos; para la Secretaría de Salud aparece como principal referido Eduardo FIlgueira Lima, ex subsecretario de Salud de La Pampa y, ex Secretarío de Políticas, Regulación y Relaciones Sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación.

Casta sindical con tufillo menemista

El escenario no podía ser más adecuado: el Salón Goldencenter de Parque Norte, templo del sempiterno dirigente del sindicato de Comercio Armando “Gitano” Cavallieri. Hasta allí llegó el candidato libertario para presentar su “mesa sindical” y fue el único orador del acto en el que se esperaba la presencia del titular de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), Luis Barrionuevo.

Pero el gremialista que supo ser el funcionario menemista responsable de administrar la desregulación de las obras sociales, finalmente se ausentó a pesar de haber sido el principal organizador del evento. Durante una hora de exposición, Milei respondió a las críticas que recibe y ratificó su programa “a 35 o 40 años”, su intención de avanzar con la dolarización y el “plan motosierra”.

Ni bien Milei pisó el escenario los ochocientos asistentes que habían “colaborado” para la campaña, corearon el ya clásico “La casta tiene miedo”. Además de afiliados de ambos gremios (Gastronómicos y Comercio), también hubo empresarios del rubro gastronómico y hotelero. En primera fila, estaban varios de los candidatos, además los jefes de la campaña Karina Milei y Carlos Kikuchi, entre otros.

Durante su exaltado discurso, el líder de LLA indicó que “durante la última dictadura se abrió primero la economía pero no se bajó el gasto público”, por lo que reconoció que “no traemos algo nuevo”. Asimismo, mostró que la metáfora del “plan motosierra” tiene otros usos. “Estamos frente al primer caso en la historia en que vamos a tener un presidente economista, ortodoxo hasta la médula y queal que venga a gastar le corto la mano”, aseguró.

Milei se despachó con alguna respuesta al principal asesor económico de Patricia Bullrich, Carlos Melconian, a quien le aseguró que “hay tuco y hay fideos” para realizar la dolarización, con una “ingeniería financiera para poner en valor” los títulos públicos. Por su parte, el economista “académico” (por su condición de fana de Racing Club), advirtió que “cuando desde los Estados Unidos llaman para interesarse sobre dónde estará Argentina el 11 de diciembre, hay alguien que le puede responder y para eso estamos nosotros. Los otros dos (por Milei y el ministro de Economía y postulante presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa), no sé“, señaló Melconian en declaraciones a Radio Mitre.

“De los tres candidatos, el único que ha puesto un programa serio, no un pedacito de algo que genera una discusión atractiva y mediática, si no algo que tiene como objetivo encontrar la estabilidad, lo ha puesto la Fundación Mediterránea y lo ha hecho suyo Bullrich “, explicó Melconian. En esa línea, el expresidente del Banco Nación durante la gestión macrista señaló que “se están derrumbando” las ideas de Milei al asegurar que su “entorno lo desmiente” y que el propio candidato “se pone agresivo” y “llama a la casta” para armar su programa.

¿Vos querés hablar de dolarización ? Yo te explico, no se puede hacer. ¿Queres hablar de motosierra? No se puede hacer. ¿Creíste en serio lo de la casta? Vení que te explico, ya empezaron a llamar a la casta. Ese es el mensaje“, cerró Melconian.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *