MISTERIOSO BARCO HUNDIDO frente a la costa de Quequén debe ser filmado para intentar su identificación

Todo indica que el trámite hecho para filmar un misterioso pecio hundido a relativamente poca profundidad frente a una playa aledaña al puerto de Quequén está en vías de destrabarse al allanarse la Prefectura a reconocerlo –ya lo ha hecho– y, según publicó el Diario de Necochea, anunciar que “está a la espera de “la orden institucional para el despliegue de algún guardacosta de los oceanográficos para empezar los trabajos”.

El grupo Eslabón Perdido –que se dedica a la búsqueda de cascos de submarinos alemanes hundidos frente a las costas argentinas— encontró un gran naufragio en cercanías del Puerto de Quequén, hundimiento que no se encuentra registrado en las cartas naúticas ni en el Derrotero Argentino.

El casco -de casi 80 metros de eslora- fue encontrado gracias al uso de instrumental electrónico y para verficar de qué se trata, Eslabón Perdido quiere filmar el pecio mediante una cámara subacuática robotizada (Rov), pero la Prefectura Naval Argentina ha restringido hasta ahora dicha posibilidad argumentando que podría tratarse de restos arqueológicos, aunque no haya la menor presunción en en ese sentido.

Publicamos a continuación la carta con que Eslabón Perdido le dirigió a la delegación local de la PNA el pasado jueves 2:

 

Los submarinos (elektrobootes) de la clase XXI tenían más de 76 metros de eslora, pero muy pocos fueron botados antes del fin de la guerra y no hay noticias de que ninguna haya navegado a los mares del sur.

 

San Carlos de Bariloche,  2 de junio de 2022.-

SEÑOR

Marcos Antonio Luffi.-

Prefecto Principal. Prefectura Quequén.-

Prefectura Naval Argentina.-

S                  /                   D.-

 

Ref: respuesta a nota NO-2022-4220587- APN – QUEQ#PNA.-

 

Atento a su nota NO-2022-4220587- APN – QUEQ#PNA, fechada el 29 de abril de 2022, por la presente informo que el “Proyecto Eslabón Perdido” tiene previsto realizar una navegación en su jurisdicción con el objeto de filmar mediante el empleo de ROVs el naufragio de la draga 330-C, así como el pecio por nosotros hallado en inmediaciones de las playas de Costa Bonita y Arenas Verdes, y que fuera oportunamente denunciado ante esa Prefectura Naval, y otras locaciones en aguas costeras.-

La referida navegación se realizará sin pedir autorización previa al “Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano” (INAPL), como Ud. sugirió e insiste, ni a ningún otro organismo, simplemente por no corresponder, ya que no existe legislación alguna que así lo establezca para la actividad estrictamente náutica, fílmica e informativa que tenemos prevista e informada (las imágenes que tomemos de lo sumergido y los datos que de ellas se obtengan, constituirán valiosa información para que el Servicio de Hidrografía Naval determine la peligrosidad de los restos para la navegación, facilitando las tareas de la PNA), y que detallamos mediante la presente y en nuestras anteriores, a cuyo texto remitimos en honor a la brevedad (art. 19 CN).-    Reiteramos que se trata de una actividad lícita que no interfiere en la navegación ni importa alteración alguna para los naufragios señalados, ni el medio ambiente, y que obviamente se encuentra amparada por principios constitucionales, a saber: la libertad de tránsito, de trabajo y de información.

Huelga decir que al someter improcedentemente al arbitrio de terceros la autorización para  tomar imágenes durante una navegación, y luego informar, Ud. está en las antípodas de hacer cumplir legislación alguna (como sí es función de la PNA), tal como afirma. Por el contrario, y como le señaláramos en nuestras anteriores, está infringiendo la Constitución Nacional (CN) y el Derecho Convencional de su misma jerarquía (art. 31 CN), con las consecuencias que de ello se desprenden para Usted y la PNA que Usted representa.-

Atento a lo expuesto y a los altos costos de toda índole que implican la demoras para la tarea de navegación y filmación antes mencionada, a las que Ud. hasta el momento nos somete, simplemente solicito me informe con meridiana claridad y a la brevedad, cuál será su concreto proceder ante la realización de nuestra proyectada navegación para filmar con un ROV, dando el correspondiente aviso de salida a la Prefectura, pero sin contar con autorización alguna del INAPL, que, tal como le anticipara, es improcedente en el caso que nos ocupa.  Comprenderá que no correremos el menor riesgo –con el consecuente perjuicio económico- de acudir a nuestra tarea equipados y con el personal idóneo, para encontrarnos con que Ud. prohibirá sin más la misma, in situ y de facto. Por ende, exigimos que con claridad nos diga, ante esa situación, que es lo que ordenará: Si procederá a impedir la partida de nuestra embarcación o reprimirá los trabajos de filmación de algún otro modo. O si por el contrario, autorizará la/s salida/s con la correspondiente supervisión –que por supuesto, aceptamos- para cerciorarse de que no se hará otra cosa que filmar en los puntos preestablecidos según nuestro cronograma de trabajo.-

Y, en caso de que crea que debe  imponer una restricción a nuestra tarea, le requerimos que nos fundamente tamaña decisión con el correspondiente acto administrativo, cumpliendo con su inherente dictamen jurídico, y todos sus demás requisitos esenciales (art. 7 Ley 19.549) por así corresponder.-

Pues, simplemente no hay norma alguna que prohíba la actividad de navegar, filmar e informar por nosotros propuesta -y puesta bajo el control y supervisión de la PNA- y menester será conocer por la vía idónea los basamentos jurídicos pertinentes de una eventual prohibición, llegado el caso (art. 18 CN).- Y si Usted igual sigue creyendo que  tiene potestad para condicionar la posibilidad de filmar un pecio,  cualquiera fuera su estatus, obligándonos a pedir permiso al INAPL tal como nos exige, le solicitamos nos indique en forma expresa en que legislación se basa para adoptar dicho insólito temperamento. Le reitero  que  solicito mencione la norma expresa que lo autoriza a Usted a imponernos ese condicionamiento y no, como lo ha hecho en comunicaciones anteriores,  que cite solamente los pareceres de funcionarios ya que, como Usted sabe, las opiniones no constituyen legislación.

Por otra parte, recordamos que, tal como se lo informamos oportunamente, la filmación de marras conforma en este caso también una actividad de prensa, ya que participarán periodistas, como quien suscribe, cuya actividad -investigar, recoger imágenes y testimonios  e informar- no puede ser restringida por imperio constitucional.-

Nuestra intención es realizar esta operación, si fuera factible con el apoyo de la PNA, antes del invierno debido a los limitaciones que, por razones  metereológicas, esa época impone. Dejando constancia desde ahora  que todo retraso impuesto supone mayores costos para el “Proyecto Eslabón Perdido”, perjuicio cuya reparación se requerirá -a Usted personalmente y a la Institución que representa- administrativa, civil y también penalmente.-

Reitero mi expresa reserva del caso federal.-

A la espera de su respuesta mediante acto administrativo en forma, y sin otro particular, lo saludo atentamente.-

 

Abel Basti

Coordinador

Proyecto Eslabón Perdido

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: