MOVILIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, refleja el panorama sindical de Lucas Molinari

Imagen insuperable del odio gorila (clasista). Una propuesta para eliminar a Roberto Baradel, que esta semana ganó las elecciones del SUTEBA por amplísimo margen.

Panorama sindical. Sur

¿A dónde vamos los trabajadores? En esta edición, Convocatoria, Moyano denunció lawfare y Coalición. De yapa, Baradel.

 

.
POR LUCAS MOLINARI / RADIO GRÁFICO

Empezamos este Panorama con una convocatoria para el próximo viernes 20 de mayo a las 19 horas en el Auditorio Soberanía de Radio Gráfica (Avenida Regimiento Patricios 1941, 2do piso, Barracas). Nos interesa, sobre todo, que quienes leen esta columna dominical, se sumen a esta propuesta. Será la presentación del libro de Agustín “Piraña” Colovos titulado ¿A dónde vamos los trabajadores? No habrá un panel sino que será una Asamblea. Es una invitación al debate colectivo porque son tiempos de incertidumbre en el Movimiento Nacional y urge construir certezas.

Una de ellas es nodal para nuestro medio, comunicamos desde el Pueblo y desde el Sur.

En ese sentido, la imagen que ilustra este artículo es la que difundió el canciller chino Lijan Zhao en twitter citando al intelectual estadounidense de izquierda Michael Parenti: “Estos países no son subdesarrollados, son sobreexplotados”.

Una ilustración que convoca a la reflexión y la acción por la liberación nacional y social de la Patria Grande. En ese sendero Argentina necesita recuperar soberanía, tarea para la cual el movimiento sindical y popular debe ser protagonista.

Lawfare contra camioneros

El secretario general del Sindicato de Camioneros de San Nicolás y concejal del Frente de Todos, Maximiliano Cabaleyro, y Fernando Espíndola, dirigente del gremio en San Pedro, llevan más de un mes con prisión preventiva.

La calificación es turbación en concurso real con extorsión. Extorsión en grado de tentativa. Turbación en concurso real con coacción agravado por la suscripción de documentos con efectos jurídicos. La pena que pide la fiscalía es de 20 años de cárcel”, informó uno de los abogados del gremio Mauricio Gugger.

El denunciante es el dueño de la Distribuidora Rey que tiene 35 trabajadores, de los cuales 12 son camioneros que fueron echados con causa por exigir el respeto del convenio colectivo. Su abogada, Florencia Arietto, lidera el “Movimiento Empresarial Anti Bloqueo“.

Para Mauricio Gugger esta causa puede “cambiar el paradigma” porque “la fiscalía toma la protesta y el posterior arreglo en el ministerio de trabajo como una extorsión”. Es decir: “Lo que conocemos como la defensa de los trabajadores, que al agotar la instancia de negociación se convierte en una medida de acción directa. Desde el punto de vista nuevo de la justicia penal, deja de ser una protesta y pasa a ser un delito con el nombre que le quieras dar: turbación, amenazas, coacción, etc. Todo el reclamo que se hizo a la distribuidora Rey en San Pedro consta en actas del Ministerio de Trabajo, todas previas durante y posterior a las medidas de acción directa”.

Pero hay algo que sucedió esta semana. Gugger trabaja junto a otro abogado Javier Moral. Tras el allanamiento al sindicato de Camioneros la fiscalía pidió ampliar la acusación contra los dirigentes. La Defensa pidió ver la causa y descubrieron entonces que había pruebas que le había sido escondidas.

La documentación consta de transcripciones de un chat entre el denunciante y una persona que le brinda información confidencial, señalado como “agente de inteligencia“. También aparecen pasadas a texto “escuchas ilegales” entre los dirigentes presos y su abogado.

Cuando Gugger y Moral dieron cuenta de esa gravísima irregularidad exigieron hablar con la jueza, la fiscal y lograron elaborar un acta que confirma que esas pruebas habían sido escondidas a la Defensa.

Javier Moral mostró las evidencias en conferencia junto a Hugo y Pablo.

Luego informaron mediante un correo electrónico a la Bicameral de Inteligencia. Es por eso que intervino esta semana el diputado Leopoldo Moreau quien le reclamó a la jueza María Eugenia Maiztegui el expediente para determinar si se violó la ley de inteligencia, como denunció el sindicato el lunes en conferencia de prensa, en la cual exhibieron chats y escuchas telefónicas.

Estas pruebas fueron presentadas a la fiscal por el mismo denunciante- Gustavo Rey-, pero jamás fueron informadas a la defensa, ni anexadas a los expedientes de la causa, como corresponde a todo proceso“, expresó Javier Moral.

Para Moyano es “este procedimiento es una clara causa de lawfare” y acusó a la Justicia de trabajar en connivencia con “intereses políticos” para “perseguir” al gremio. Recordó que durante el gobierno de Macri el sindicato tuvo que enfrentar 70 allanamientos.

Camioneros pidió la recusación de la jueza y la fiscal por haber escondido las pruebas que mostró Javier Moral fundamentando que “se violó la garantía de la defensa”.

Como dato que no sorprende: En la transcripción el “agente de inteligencia” (que parece trabajar de vender información) comenta que ya informó de todo a Hugo Machiavelli, periodista de Luis Majul, de LA NACION +.

Pero lejos de toda esta evidencia y debate legal, en los medios hegemónicos se vio otra cosa.

La jueza Maiztegui pidió licencia médica por estrés por 15 días. Para el “sentido común” que buscaron instalar el tridente antinacional (Infobae – Clarín – La Nación) es que se vio presionada por el “poder de los Moyano“. Lejos de eso, trabajadores del juzgado cuentan que Maiztegui se descompensó tras volver a San Pedro de su viaje a Buenos Aires en el que le rechazaron el apoyo desde la Asociación de Magistrados, ante su “falta grave” que fundamenta su recusación.

Florecia Arietto. ¿Más mala que la Canosa?

 

La abogada denunciante, Florencia Arietto, no se quedó atrás y denunció a Moreau: “Trata de interferir en una investigación” y “forma parte de una Comisión Bicameral, que debería tener mayoría opositora, para controlar los servicios de inteligencia de la actualidad y no los hechos que sucedieron antes, que tiene que investigar un juez”.

Pablo Moyano, viajó esta semana a San Nicolás para exigir la liberación de los dos dirigentes gremiales y encabezó una protesta en la puerta de la fiscalía. “La empresa evadió impuestos y tenía empleados en negro o pagar fuera de convenio”, dijo el dirigente.

Esta semana el juez subrogante (en reemplazo de la jueza con licencia por estrés) deberá decidir si los dirigentes siguen con cárcel preventiva.

Un género en boga: Patrones que lloran en cámara por el sufrimiento que generan los sindicatos.
En la foto Ricardo Rey, dueño de Distribuidora Rey y denunciante del sindicato de Camioneros.

 

Coalición

Escuché a Guzman decir que no tiene apoyo político, pero tiene el apoyo del FMI, del Presidente, de las centrales obreras y de Clarín. ¿Qué más apoyo quiere?”, planteó Máximo Kirchner en un acto este viernes en Lanús. No sólo cargó contra el ministro sino que volvió a cuestionar al primer mandatario: “Nuestro pueblo se conduce obedeciendo. Cuando uno quiere conducir también debe saber obedecer. Y el pueblo manda”. A su vez, con tono irónico y quizá exagerando su representación, valoró el adelantamiento del aumento del Salario Mínimo definido esta semana: “Gracias a Dios el presidente Alberto Fernández escuchó con buen tino y acompañó esa idea por lo cual no le agradezco yo en mi nombre sino en el nombre de trabajadoras y trabajadores“.

Fue el cierre de una semana marcada por las respuestas del “albertismo” al discurso de CFK en Chaco. Con una gira presidencial por Europa marcada por declaraciones altisonantes. En una entrevista con el canal de televisión español RTVE, se dio este diálogo: “Señor Presidente, ¿se ve usted con fuerzas no solo de terminar su mandato, sino de presentarse a la reelección en 2023?”, consultó el entrevistador. “Estoy absolutamente con todas las fuerzas necesarias para que la Argentina se ponga de pie, y la voy a poner de pie”, respondió Alberto Fernández. Ante sus palabras, el entrevistador siguió: “Entiendo que ha dicho, más o menos, que sí”. “Definitivamente, definitivamente”, enfatizó el Presidente, y agregó: “Si algo no nos pasa a los peronistas es que nunca nos damos por vencidos. Nos mataron mil veces, nos persiguieron, nos desaparecieron, nos derrocaron una y otra vez. Nosotros no sabemos qué se trata eso de bajar los brazos”.

Estos dichos fueron tomados como un lanzamiento de la reelección. Contados (con una mano) dirigentes políticos saludaron el supuesto anuncio que fue desmentido en una rueda de prensa en Francia: “No estoy discutiendo con Cristina, no estoy discutiendo ninguna interna ni pensando en mi reelección. Estoy pensando en cómo salir de los problemas que tenemos. Yo no tengo una disputa con Cristina, tengo diferencias. Y nosotros en el 2023 debemos hacer lo necesario para garantizar que el macrismo, y la derecha no vuelvan a sumirnos en el mundo espantoso en que nos sumió”.

La cúpula de la coalición profundiza su ruptura mientras la puja distributiva es favorable a los monopolios y la intervención del estado no aparece como el eje de la disputa de proyecto de país.

Dato: “La campaña 2022/23 superó el máximo histórico de siembra de trigo con 3,2 millones de toneladas, en un contexto marcado por el alza en los precios internacionales generando ganancias extraordinarias para los productores. Estos mismos que acapararan ganancias millonarias son los que fijan el precio del pan de nuestra mesa”, publicó el diario Ejes del Mundo en la Patria.

¿Cómo imponer la discusión de los grandes temas nacionales que convoque a la participación popular? ¿El internismo de palacio, cuánto aporta a la politización, a la concientización de quiénes son los enemigos del Pueblo?

Especulación: El INDEC dio a conocer el Índice de Precios al Consumidor correspondiente al mes de abril de 2022 que alcanzó 6,0%, la inflación interanual fue de 58,0%. Los cortes de carne de consumo popular aumentaron un 68% en el último año, mientras que el incremento de prendas de vestir ascendió a 73,4%.

Dos rubros que dan cuenta del “modelo exportador con salarios bajos” que definió CFK, cuya alternativa no parece estar planteada, al menos por ahora, públicamente en términos programáticos.

Según un informe del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), “si la inflación continúa al mismo ritmo que tuvo durante los primeros cuatro meses de este año, cuando termine 2022 los trabajadores habrán perdido 1,4 salarios mínimos adicionales, sin importar que sus sueldos hayan aumentado en la misma proporción que los precios”. El adelanto del aumento salarial mínimo que se resolvió el 10 de mayo pasado, que genera aumentos en junio y agosto de 3,3 mil y 2,3 mil pesos respectivamente, implica una mejoría, pero no es suficiente para permitir la recuperación del salario al nivel de inicio del Gobierno de Alberto Fernández, y menos para compensar a los trabajadores por los ingresos perdidos. “Con este nivel de inflación, el ajuste salarial que en agosto permitiría alcanzar la inflación, tendría que ser del 58 % respecto al salario vigente en marzo, muy superior al 45 % concedido tras el adelanto del pasado 10 de mayo”, explican desde Celag, y agregan: “Hacia diciembre el salario mínimo tendría que alcanzar alrededor de los 65 mil pesos para que no perdiera poder adquisitivo frente a la inflación”.

Finalmente, habló esta semana Carlos Acuña co-secretario general de la CGT sobre la escalada inflacionaria: “¿Cómo hacemos para controlar los precios desde la CGT? Eso tiene que ser políticas de Estado combinada por los sectores económicos”, dijo y agregó “Los empresarios son los principales responsables de lo que pasa en el país. Pero no joden al Gobierno, joden al pueblo, son los que siempre joden a los argentinos”. El dirigente se quejó: “Lo que tiene que pasar es que los empresarios cumplan con la palabra y tener una inflación normal. Ellos no cumplen“. A la vez explicó por qué la central obrera se negó a un aumento salarial por decreto como se había planteado en las conclusiones del encuentro de la Rama Sindical del Partido Justicialista Bonaerense: “Nos opusimos al aumento por decreto porque perjudicaba a las Pymes y hay sectores como el bancario que puede discutir mejor“.

Una CGT que pese a estar unificada no logra sintetizar al conjunto.

Yapa: Baradel

Para el cierre del Panorama, compartimos un texto de Gabriel Fernández que resalta la elección de SUTEBA de esta semana y recuerda la tremenda campaña gorila contra su máximo dirigente, Roberto Baradel.

Si hay un dirigente vapuleado por los medios, ese es Roberto Baradel. Alguno llegó a proponer su asesinato para resolver el problema educativo argentino. El amplio espacio antinacional considera, en simultáneo, que los trabajadores de la educación no deberían estar sindicalizados y que, llegado el caso, una referencia de ese sector no debería ser gordo y peronista. Como los delegados de los gremios industriales.

Pero a veces la realidad se impone y la justicia se acerca. Este miércoles, la Lista Celeste – Violeta obtuvo más del 80% de los votos frente a la que lidera Romina del Pla, que sacó el 2,25%. El oficialismo recuperó las seccionales de Escobar, Quilmes, Madariaga, Ensenada y La Matanza, que estaban en manos de la oposición. Así, Baradel fue reelecto como secretario general del Sindicato Único de los Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), con mandato hasta 2025.

Tantos años atrás, durante aquella dictadura letal pudimos conocer, desde la cobertura periodística, la batalla de Mary Sanchez para organizar y movilizar un gremio complicado. Organizar y movilizar desde el peronismo, lo cual despertaba gran escepticismo entre quienes esperaban de los maestros un contraste agudo con esa identidad. Lo consiguió, y su herencia está bien viva. Simplemente, entonces, felicitaciones.

A aquellos luchadores y a estos, que siguen el sendero.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: