PERIODISMO-ASESINATO. A un año de la muerte del periodista Michael Hastings la evidencia indica que fue asesinado

Compartí

Anteayer publicamos aqui una nota sobre la novela póstuma de Michael Hastings y, vista su muerte y la animadversión que se había granjeado en el FBI, la CIA y el Pentágono, algunos lectores se preguntaron si no lo habrían asesinado. Pues parece que asi fue. Qué horror. 

Michael Mahon Hastings (New York, 28 de enero de 1980 – Los Ángeles 18 de Junio de  2013) fue un periodista y escritor estadounidense, editor de  Rolling Stone y reportero del BuzzFeed. Fue corresponsal de guerra en Irak y Afganistán.El periodismo de investigación de Hastings era temido por el Pentágono y la CIA, ya que no estaba alineado con las versiones oficiales acatadas por la mayoría de  los reporteros y los grandes medios estadounidenses.

Tal vez por su juventud o un exceso de confianza en las bondades del sistema de su país, subestimó el poder de los enemigos que iba cosechando. Lo pagó con su vida: el 18 de junio de 2013 a los 33 años, su Mercedes C250 -un coche nuevo, de alta gama y tecnología alemana famosa por su seguridad- se empotró de madrugada en una palmera en la ciudad de Los Ángeles, cuando circulaba a 60 km/hora según peritos independientes. El motor del Mercedes salió disparado y cayó a 50 m. Los testigos afirmaron que antes de chocar el coche «explotó». El cuerpo de Hastings estaba tan quemado que los forenses tardaron días en reconocerlo y fue incinerado en contra de la voluntad de su familia. Entre sus trabajos más interesantes están los libros Los Operadores. La salvaje y aterradora historia de la guerra de Estados Unidos en Afganistán (2012) y Pánico 2012: Gran y aterradora historia del final de campaña de Obama.

La evidencia indica que Michael Hastings fue asesinado

El periodista  de Rolling Stone había hecho enemigos en el  FBI y la CIA

La revelación de que el periodista de Rolling Stone, Michael Hastings,  estaba trabajando en una historia sobre la CIA antes de su muerte y que había contactado con un abogado de Wikileaks porque estaba siendo vigilado por el FBI horas antes de que su coche explotara y ardiera  en llamas, ha reforzado las afirmaciones cada vez más sólidas que Hastings, de 33 años de edad, fue asesinado.

POR PAUL JOSEPH WATSON / INFOWARS / (Traducción: Montserrat Mestre) 20 de Junio de 2014

Hastings murió en Hollywood la madrugada del martes 18 de junio de 2013 cuando su coche chocó contra un árbol, aparentemente a alta velocidad. La oficina del forense de Los Angeles no era  capaz de identificar oficialmente el cuerpo como perteneciente a  Hastings, porque estaba muy carbonizado.

Los escépticos de la versión oficial han destacado el relato de testigos presenciales que afirmaron haber visto que el Mercedes de Hastings «explotó «. 

Las imágenes del vehículo parecen mostrar  daño en la parte posterior alrededor del depósito de combustible, dando lugar a la especulación de que había una bomba en el coche que se incendió con el combustible y sería la responsable de la explosión. 

«Se mire como se mire la cuestión, un Mercedes no estalla en llamas sin un poco de ayuda», escribió el periodista independiente Jim Stone. «Los incendios automovilísticos en los coches nuevos pasan por tres razones principales: el motor funciona sin aceite, el motor funciona sin refrigerante, o después de un accidente que destroce absolutamente el coche, la batería caliente produce un cortocircuito en el cuadro eléctrico antes de  la caja de fusibles. En todas estas 3  circunstancias el fuego habría comenzado en el compartimento del motor, hubiera progresado lentamente  y hubiera ardido toda la pintura antes de llegar al depósito de combustible.  Esa pintura limpia es la que lo dice todo:  Michael Hastings fue asesinado y lo demás son detalles «.

Stone también se pregunta porqué se cubrió con  una sábana blanca el vehículo (ver imagen).

Las preguntas en torno a la naturaleza exacta del  «accidente» que mató a Hastings tienen mayor peso por el hecho de que el periodista había hecho enemigos tanto dentro del FBI como de la CIA. «Michael Hastings contactó con la abogada de WikiLeaks,  Jennifer Robinson,  sólo unas horas antes de su muerte, diciendo que el FBI lo estaba investigando», anunció Wikileaks en su cuenta oficial de Twitter al día siguiente del accidente.

Hastings «tenía a la Agencia Central de Inteligencia en el punto de mira de su trabajo», y estaba preparando un artículo revelador sobre la Agencia, según LA Weekly. El gobierno de Obama y el Departamento de Justicia han defendido abiertamente que tienen  autoridad para asesinar a ciudadanos estadounidenses en cualquier parte del mundo si los consideran una amenaza para la seguridad nacional. De hecho, ya han muerto ciudadanos estadounidenses como resultado de esta política. ¿Es descabellado sugerir que Michael Hastings no es más que la última víctima de esta doctrina? 

El New York Daily News destaca el hecho de que Hastings había recibido numerosas amenazas de muerte antes de su fallecimiento. 

Después de su papel en la caída del General Stanley A. McChrystal,   un miembro del personal de McChrystal, le dijo a  Hastings: «Te vamos a cazar y matar si no nos gusta lo que escribes.»«Cada vez que he estado informando  sobre grupos  de tipos cuyo trabajo es matar  gente, uno de ellos siempre me decía que me iban a matar», dijo Hastings. 

Hastings era bien conocido por  «estar interesado en escribir historias que a menudo alguien no quería que contara», según el editor de BuzzFlash,  Ben Smith, quien agregó: «Él sabía que hay ciertas verdades que nadie está interesado en que se sepan  y tú y tus artículos serán enemigos incómodos. Son historias que no se cuentan porque nadie en el poder tiene mucho interés en decirlas». El hecho de que Hastings había hecho una gran cantidad de enemigos como resultado de su contundente periodismo de investigación ha provocado una avalancha de comentarios en internet especulando que el «accidente de tráfico» del periodista no fue tal.

«El accidente de Hastings podría tener sentido en la autopista, pero dudo que fuera tan tonto como para ir a 100 kilómetros por hora en Highland. Ne es un adolescente imbécil. «, dijo un comentarista en un sitio de noticias local. 

«Una advertencia a otros periodistas para que  no caven muy profundo», escribió otro usuario de Reddit. «Sigue con las versiones oficiales si quieres una vida larga y feliz. «Si esto fuera un incidente aislado no habría tantas preguntas sobre la muerte de Hastings. Sin embargo, ciertamente no es la primera persona que va contra el complejo militar-industrial y acaba en un ataúd. 

Otros periodistas que han demostrado ser una espina clavada para el establishment  han corrido la misma suerte, desde Andrew Breitbart, que estaba a punto de revelar información preelectoral perjudicial sobre Barack Obama cuando se desmayó y murió en extrañas circunstancias, a Gary Webb, el autor ganador del Premio Pulitzer que denunció la implicación de la CIA en el tráfico de drogas y posteriormente, dicen, se «suicidó»  tras pegarse dos tiros en la cabeza.
 
Más recientemente, Ibragim Todashev, amigo de Tamerlan Tsarnev, el acusado de los atentados de Boston, recibió seis disparos en la cabeza por parte del FBI, que afirmó inicialmente que Todashev estaba armado, pero que más tarde tuvo que admitir que no lo estaba. Se especula  que Todashev fue asesinado porque tenía información sobre los atentados de Boston que los federales no querían que saliera a la luz. 

Independiente de lo que hubiera hecho, el asesinato de Christopher Dorner, que fue quemado vivo por oficiales de policía de Los Ángeles cuando estaba escondido en una cabaña, muestra que las autoridades no dudan en recurrir a tales métodos.

Es prácticamente inevitable que la verdadera causa de la muerte de Michael Hastings nunca se sepa, y que los medios de comunicación demonicen como teórico de la conspiración a cualquiera que cuestione la versión oficial. Mientras tanto, los periodistas y otras personas que representan una amenaza para el complejo militar-industrial seguirán muriendo en «accidentes» extraños que apestan a juego sucio.

*  Paul Joseph Watson es el editor y escritor de Infowars.com y  Prison Planet.com. Es autor de Order Out Of Chaos.

 http://www.infowars.com/evidence-indicates-michael-hastings-was-assassinated/


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *