Piden investigar al “Indio” Castillo por la desaparición de dos pampeanos

Compartí



delaturi-garcia
La detención del paramilitar Carlos «El Indio» Castillo, desató la presentación de los familiares de los desaparecidos pampeanos Sergio García y Salvador Delaturi ya que existen indicios que lo pueden vincular con esas desapariciones.

Miguel García -arquitecto e integrante de Carta Abierta- estuvo este lunes en la ciudad de La Plata donde realizó presentaciones en la secretaria de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, en el Tribunal Federal de Juicios por la Verdad y la Justicia de La Plata y en el juzgado federal 3 del juez Arnoldo Corazza.

«Sabemos que el «Indio» Castillo es un operativo de la CNU. La sospecha es que participó de las desapariciones de mi hermano Sergio y una semana antes de la de Salvador Delaturi», dijo Miguel Garcia. No ofreció detalles, aunque reveló que todo está en la Justicia.

Antes del 24 de marzo

Precisamente este este es uno de los puntos de interés de Miguel García: la muerte de por la que se detuvo a Castillo ocurrió antes del 24 de marzo del ’76 como las de Sergio García y de Salvador Delaturi. 

García era un estudiante universitario en La Plata, tenía 22 años cuando fue secuestrado y asesinado el 18 de enero de 1976.
 

En tanto, se supone que la misma banda que habría integrado Castillo, habría asesinado días antes –el 13 de enero de 1976- a Delaturi, un obrero y sindicalista de 32 años, por lo que podría también ser investigada. Actualmente hay una denuncia de su hijo, Carlos, en los tribunales platenses.

Un pesado

Nieto e hijo de policías bonaerenses, Castillo, de 58 años, fue dirigente en los años ’70 de la agrupación neonazi Concentración Nacionalista Universitaria (CNU) -embrión de la banda terrorista estatal peronista Alianza Anticomunista Argentina (AAA o Triple A)-, luego participó en la represión ilegal de la dictadura, y en los años ’80 actuó junto a los militares ‘carapintadas’.

La detención fue pedida por la Unidad Fiscal Federal de La Plata, de los fiscales Rodolfo Marcelo Molina y Hernán Schapiro, quienes acusaron a Castillo del secuestro y homicidio del estudiante universitario y militante de la Juventud Peronista Leonardo Guillermo Miceli.

Según su viuda, Ana María Bossio, fue secuestrado el 19 de abril de 1976, poco después del golpe de Estado, por un grupo de tareas que irrumpió en la casa que ocupaban en la calle 120 entre 70 y 71, y entre cuyos integrantes estaba ‘El Indio’. Hace unos años, el cadáver de Miceli fue identificado en el cementerio de Avellaneda.

Ese crimen consta en la causa caratulada ‘Domínguez Silvia Ester S/ denuncia’, en la que se investiga, además, el secuestro y homicidio del secretario general del gremio de trabajadores del Hipódromo de La Plata, Carlos Antonio Domínguez, el 12 de febrero de 1976, a menos de un mes del inicio de la dictadura.

Por aquellos días, el gremialista Domínguez encabezaba un conflicto laboral por el que poco antes el gobernador peronista Carlos Calabró lo había amenazado de muerte y una patota de la CNU lo secuestró de su casa y su cadáver apareció en el Camino Negro que lleva a Punta Lara con unos cuarenta balazos. La banda de Castillo parecía demasiado autónoma para las rígidas estructuras de la represión ilegal de la dictadura -dividida en zonas y subzonas dependientes de los distintos cuerpos del Ejército- y por ello allanaron su casa en La Plata el 30 de abril de 1976, donde también vivía su madre Nelly. Lo detuvieron pero a la semana lo soltaron.

Fuente: http://www.eldiariodelapampa.com.ar


Compartí

Deja un comentario