PRAT GAY. Hubo cinco desaparecidos en el ingenio familiar durante la dictadura

Foto: Extraña pareja. El ministro con Victoria Donda, hija de desaparecidos. Al lado, Ricardo Gil Lavedra, otro muchacho de la JP… Morgan.

Investigan cinco casos de desaparecidos en la empresa de la familia Prat Gay

La fiscalía federal de Tucumán investiga cinco desapariciones de trabajadores del Ingenio Leales, el ingenio azucarero que dirige desde 1936 la familia del ministro. Habrían sido a lo largo de la última dictadura cívico militar.

 

Según un informe de Página 12, la familia Prat Gay estaría vinculada con la última dictadura militar de formas que no se conocían. Además de que distintos familiares ocuparon cargos durante el gobierno de facto, desde el ingenio familiar habrían donado una suma importante del dinero al Fondo Patriótico Azucarero impulsado por Domingo Antonio Bussi, así como también la Justicia está investigando su vinculación con la desaparición de cinco obreros.

La historia del ingenio familiar de los Prat Gay se remonta a 1936, cuando el abogado Fernando de Prat Gay, abuelo del hoy ministro de Hacienda, fue el primer presidente del directorio del Ingenio Leales. Luego, en 1966, durante el golpe de Onganía, Fernando de Prat Gay integró la Comisión Especial del poderoso Centro Azucarero Argentino (CAA) controlado por los Blaquier, que impulsó el cierre de once ingenios azucareros y produjo el despido de 200 mil trabajadores del sector. El Ingenio Leales además aparece entre las industrias azucareros de Tucumán que aportaron abultadas sumas al Fondo Patriótico Azucarero durante la última dictadura militar, fondo impulsado por Domingo Antonio Bussi. Durante esa misma dictadura, Jorge de Prat Gay, padre del ahora ministro, fue designado en el directorio del Banco Nación.

“Yo trabajaba para el Ingenio Leales y tuve que ir deambulando de acá para allá durante la dictadura, por miedo a que llegaran a la casa de mis padres, porque a cada rato entraban e hinchaban las pelotas, a mi madre y a mis hermanos. Responsable de esto es el ingeniero Jorge de Prat-Gay, el papá del ministro de Economía hoy por hoy. La oligarquía azucarera de esa época es la oligarquía de todos los tiempos, lo mismo pasaba en todos los ingenios de Tucuman”, denunció un ex delegado sindical de la Federación Obrera Tucumana de la Industria Azucarera (Fotia).

A esta fuenta los grupos de Tareas del Ejército lo fueron a buscar a su casa pero terminaron llevándose a un hermano porque no lo encontraron a él. Finalmente, lo detuvieron en el área metropolitana de San Miguel de Tucumán y pasó por varios centros clandestinos. Luego de su liberación, pasó la dictadura escondido en Buenos Aires.

Según el informe Responsabilidad Empresarial en delitos de lesa humanidad publicado el año pasado por  la secretaria de Derechos Humanos del ministerio de Justicia, los obreros del interior de la provincia fueron los más castigados por la represión tucumana.

“El Ingenio es el más chiquito de la provincia”, sostuvo Hugo Santillán, ex dirigente azucarero y delegado de Fotia. “Yo lo que nunca entendí es por qué había quedado en pie en 1966 y no lo pusieron en la lista para cerrarlo, porque cerraron fábricas de primer nivel. Ahora, cuando después del 76 Jorge de Prat-Gay fue designado presidente del Banco Nación, me dí cuenta de cuál era la cuestión”.

Según informa Página 12, en 1976 el directorio de la Compañía Azucarera del Norte tenía cinco Prat Gay: Fernando (presidente), Máximo (vice), Jorge (director delegado), Gastón y Amelia (directores, sin funciones ejecutivas a cargo). Para los obreros, Jorge de Prat Gay aparecía como el dueño.

Además, como pasó en otros Ingenios tucumanos, la Compañía Azucarera del Norte tuvo un campamento militar durante la dictadura, según explica Santillán. “Cuando fue el golpe de Estado –dice– pusieron al Ejército en todos los ingenios de Tucumán. Instalaban una carpa grande y en chalets del Ingenio quedaban los oficiales”. Situaciones similares se vivieron en Ledesma, en Ford o en la Veloz del Norte.

Santillán, quien hizo una lista de los obreros azucareros desaparecidos en cada ingenio, recompiló de los Leales a Pedro Benicio Silva, desaparecido el 17 de noviembre de 1976, así como a Jesús “Chicho” Ortega, a quien desaparecieron el mismo 24 de marzo de 1976, cuando la Fotia fue intervenida. Ambos tenían relación con el sindicato. Por esto mismo, la fiscalía federal de Tucumán a cargo de Pablo Camuña investiga a cinco desaparecidos del Ingenio Leales.

http://www.politicargentina.com/notas/201602/12029-investigan-cinco-casos-de-desaparecidos-en-el-ingenio-de-la-familia-prat-gay.html

Comentario (1)

  1. lel

    Buenos muchachos,como dicen!!

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: