Privilegios judiciales

Compartí

Por Oscar Balestieri

Privilegio proviene del latín privilegium, que quiere decir privi: privada, legium ley., o sea  ley privada.

La jueza Barbado – la que menos viajó invitada por el Grupo Clarín- defiende sus viajes a Viena, Praga, Budapest, Perú, Italia, Uruguay (Carmelo y colonia), y Estados Unidos, diciendo que todoa loa hizo dentro de las licencias reglamentarias, o sea dentro de la «ley privada» de que gozan los jueces.

¿Se imagina algún empleado de la actividad privada o estatal, por mas alto que sea su cargo, disponer de todos estas «licencias reglamentarias»?

Sería bueno para la salud de la Nación, que terminemos con estos PRIVILEGIOS, y que los jueces tomen conciencia de los mismos para no defenderlos como hace la jueza Barbado.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *