Que gran regalo de Navidad…

Compartí

…ha sido la recuperación del predio donde cada año se hace la exposición rural, apropiada con malas artes por oligarcas y menemistas. Pura justicia. Fue durante el gobierno de Menem que este predio, que fue parte de la estancia de Rosas y luego de Caseros, del Parque 3 de Febrero (Bosques de Palermo) es decir, de propiedad pública, fue declarado privatizable por decreto del sátrapa Carlos I, y tasado a precio vil… que nunca fue pagado más que en mínima parte,  por lo que es de justicia absoluta que haya sido recuperado para el pueblo sin que haya que pagar un solo peso por él, de acuerdo a lo estipulado en aquel contrato leonino y lesivo para los interés del pueblo. ¿Cómo pagar por lo que nos pertenece? Hace un par de años Télam investigó el asunto pero la investigación no se pudo publicar por la oposición de un menemista infiltrado. Son las contradicciones que a veces se presentan dentro del gobierno popular. Pero ayer Cristina puso las cosas en su lugar. Leer las declaraciones de los agrogarcas e imaginar sus papadas temblando de falsa indignación porque los han desapoderado de lo que se habían afanado es, para mi, un gran placer. Me pregunto si el Colorado De Narváez estaba sobre aviso y por eso logró zafar, aunque tampoco me queda claro que haya logrado zafar. Si alguién lo sabe…
Pero por ahora, sin falso pudor, digo en voz alta: Gracias, Cristina. Que gran regalo de Navidad. Y que tripleta con la derrota de los buitres y el retorno de la Fragata. Los gorilas están verdes. Parecen arbolitos de Navidad, parecen.

Ahora les dejo la nota preparada por la disuelta sección “Télam Investiga” hace dos años, que no fue publicada, presumo, para no molestar a Mauricio…

PREDIO FERIAL DE PALERMO
PROYECTO DE MACRI PARA MODIFICAR EL STATUS DE LA “RURAL” ESTÁ PARALIZADO EN LA LEGISLATURA
El proyecto del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, para recategorizar el Predio Ferial de Palermo con el expreso propósito de permitir el desarrollo de “actividades hoteleras, comerciales y gastronómicas” actualmente prohibidas, mantendrá estado parlamentario hasta el fin del período legislativo que se inicia el próximo primero de marzo.
Luego de haber sido objeto de debates en la Comisión de Planeamiento Urbano a fines de 2009, la mayoría del oficialista PRO se abstuvo el año pasado de remitir dicho proyecto a la Legislatura para su debate y aprobación, por lo que al fin del período legislativo correspondiente al corriente año, quedará sin efecto.
No es la primera vez que sucede: en marzo de 2008 había ocurrido lo mismo con un proyecto similar, remitido el año anterior por el antecesor de Macri, Jorge Telerman. Y antes, también otro jefe de Gobierno, Fernando De la Rúa, había fracasado en el intento.
Hace ya casi veinte años, el Predio Ferial de Palermo fue irregularmente entregado a la Sociedad Rural Argentina, que a su vez se lo concesionó por un cuarto de siglo a Ogden Rural SA una empresa privada que desde hace 8 años pertenece a Francisco De Narváez. 
El Predio Ferial de Palermo, unas 12 hectáreas formalmente pertenecientes al  Parque 3 de Febrero – más conocido como “los bosques de Palermo”– estuvo y sigue estando categorizado por el Código de Planeamiento Urbano de la Ciudad de Buenos Aires como zona UP (Urbanización Parque) lo que impide que se realicen en él espectáculos y/o competencias deportivas que no sean públicas y, menos todavía, que se erijan hoteles y restoranes.   
La calificación UP indica que se trata de un área destinada exclusivamente a espacios verdes y parquizaciones de usos públicos. Además, el conjunto de los bosques de Palermo (creado en 1875 en base a la quinta de San Benito de Palermo, que había sido la residencia y sede de Gobierno del Brigadier General Juan Manuel de Rosas) goza de la calificación de Área de Protección Histórica (APH).
Ello es así porque   “Los bosques de Palermo” se constituyeron en base a la extensa “quinta de San Benito de Palermo” (llamada así por el monje cocinero apodado “El Negro”, nacido en Sicilia e hijo de africanos), antigua residencia del Brigadier General Juan Manuel de Rosas y sede de su gobierno. Dichos terrenos  fueron rebautizados por el presidente Domingo Faustino Sarmiento con la fecha de la Batalla de Caseros, cuando Rosas fue derrotado y obligado al exilio.
Sin respetar la zonificación del predio, hace dos décadas el Gobierno del presidente Carlos Menem lo vendió a la Sociedad Rural a “precio vil”. El abuso cometido con el valor al que fue cedido el predio aumentó con el correr del tiempo al no haber cumplido la Sociedad Rural con la obligación de pagarlo. 
La Ley de Emergencia Económica de 1989 fue el pretexto legal utilizado para enajenar el bien. El amparo que brindaba esa ley para iniciar lo que después fue el desguace del Estado, no cubrió la entrega del predio de propiedad estatal a la Sociedad Rural.  Una ley anterior, que no fue derogada ni modificada por la emergencia económica, había dispuesto que el Congreso de la Nación la potestad de decidir sobre el futuro de los terrenos, cuestión en la que ambas Cámaras nunca intervinieron.
Menem y su ministro de Economía, Domingo Cavallo enajenaron el bien que tenían bajo su custodia  a través del  decreto 2699/91 que autorizó su venta ignorando  las interdicciones derivadas de su calificación como  distrito Urbanización Parque (UP) y existente dentro del área de Protección Histórica (APH) “Parque 3 de febrero”.Esa norma autorizó a formalizar un contrato de compraventa que incluyó un anexo aceptando que el predio fuese destinado a fines  expresamente vedados por la calificación UP.
Titulado “Bases para el diseño y construcción de un Centro Internacional de Exposiciones y Congresos en el Predio Ferial de Palermo”, el referido anexo especificó que el objetivo de la venta era que el comprador desarrollase “un moderno Centro de Exposiciones y Congresos “ que admitiese “usos alternativos y fines múltiples” tales como  “exposiciones, congresos, convenciones, conciertos, espectáculos” e incluso instalar hoteles y restoranes.
Para consumar esos objetivos que no tienen ningún sustento en el estatuto de la Sociedad Rural Argentina definida como entidad sin fines de lucro, resulta imprescindible  la rezonificación del Predio Ferial para convertirlo de Distrito UP en Distrito E4, Equipamiento Especial.
En tiempos en que el intendente de la Ciudad era designado por el Presidente de la nación,  Carlos Grosso ocupaba entonces el cargo,  y el Concejo Deliberante era un cuerpo con extendida fama de permisible, Menem y Cavallo dieron por descontado que la recategorización del Predio Ferial iba a ser un mero trámite. Y así lo escribieron en el artículo segundo del boleto de compraventa : “La Sociedad Rural Argentina podrá solicitar ante la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, la rezonificación del predio necesaria a efectos de permitir la realización del proyecto”.
Han transcurrido diez años y el negocio no ha podido concretarse: la oposición a la rezonificación, sostenida por vecinos y diversas ONG de la ciudad, ha sido acompañada por legisladores de distinta pertenencia partidaria.
Gabriela Alegre, legisladora Kirchnerista por el bloque Encuentro Popular para la Victoria ha manifestado su negativa a aprobar el cambio de zonificación de los terrenos. En su oposición, avanza sobre la dimensión del negocio con el que se beneficiarían algunos elegidos: ha declarado que “de haberse producido esa recalificación, se hubiera duplicado en el acto el valor del Predio Ferial”,
Otro legislador que se opuso decididamente a los intentos de recategorizar el Predio Ferial como “E4, Equipamientos Especiales” fue Eduardo Epszteyn (Diálogo por Buenos Aires). Epszteyn  coincidió con Alegre y agregó que, de consumarse, el exclusivo beneficiario de la maniobra será Francisco De Narváez, que en 2003 se hizo con el control de la sociedad Ogden Rural SA, a la que la SRA cedió los derechos de explotación del predio por un cuarto de siglo.

Hasta la fecha, el negocio de la Rural sigue sin poder concretarse. El negociado, en cambio, continuará vigente hasta que cese el daño causado al patrimonio público. 


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *